(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 11 de julio de 2012

Se legalizan los combates con motosierra


Una nueva modalidad de competición deportiva ha visto hoy la luz hoy en Castilla-La Mancha. En el pleno de esta mañana, se legalizaron y reconocieron los combates de gladiadores a muerte con motosierra oxídada como medida de reactivación económica en la región.

Este tipo de enfrentamientos se realizan ocasionalmente entre locos borrachos en garajes desde hace más de 30 años. Según publicó ayer el diario "La razón", estos espectáculos se ofertan en prácticamente todas las comunidades autónomas de la península, a pesar de no estar regulados de forma oficial.

El consejo de deportes de Castilla-La Mancha recibió la propuesta de varios psicópatas ensangrentados hace varios días, y la decisión final no se ha hecho esperar. Según explica el presidente de la Federación de Tarados de Cuenca, Lord Ruthven von Karnstein, "esta tradición tiene sus raices en nuestro pasado romano y no debería perderse". En su opinión, "si las autoridades lo permiten y está regulada es que no supone un riesgo para nadie."

"Esta era una medida necesaria, porque hay mucha demanda por parte de los sádicos y los vagabundos a los que vamos a pagar para que se maten", continuó el presidente, puntualizando también que se necesitan unas condiciones "muy especiales" para organizar estos combates a muerte.

Como es habitual, la medida ha desatado cierta polémica. Esta mañana se han reunido cerca de 200 personas (que, al final de la tarde, han sido reducidas a unas ocho) frente al ayuntamiento, criticando la decisión del consejo. "Mientras en el resto del mundo se avanza hacia la prohibición de los combates a muerte, en España se legisla para proteger métodos de entretenimiento cruentos y ancestrales, retrotrayendo a este país hacia lo peor de su pasado", declaró uno de los exaltados manifestantes. Poco después, una motosierra lo partió en dos.

Según el portavoz del gobierno, la alarma creada es "sencillamente absurda" y únicamente se debe a que "hay un grupo minúsculo de ultraizquierda que recurre todas las decisiones que tomamos. Lo hacen por sistema. Actualmente no hay prohibiciones ni nacionales ni internacionales sobre este tipo de competiciones".

No hay comentarios: