(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 30 de julio de 2012

¡Cuidado con el reptil!



What strange power made her half woman - half snake???

"The reptile" es una película de Hammer, estrenada en 1966. Fué dirigida por John Gillig y escrita por Anthony Hinds. Al parecer, se rodó al mismo tiempo que la muy estimable "La plaga de los zombies", reutilizando la mayor parte de escenarios y actores. Se proyectó en sesión doble con "Rasputín", otra de esas maravillosas locuras protagonizadas por Christopher Lee.

La historia es tal que la siguiente: un hombre se muere en un pueblo remoto, en circunstancias misteriosas. Su hermano, junto a su joven esposa, deciden irse a vivir a la casa que le han dejado en herencia, convencidos de que el fallecimiento ha sido un accidente y el aire del campo les sentará bien. Lo que no saben es que, desde hace años, la gente cae abatida en la aldea por un monstruo espantoso, que nadie ha llegado a ver...

Como se ve, la trama es extraordinariamente simple. Luego la cosa se complica, quien parece víctima resulta ser verdugo y quien parece titiritero resulta ser títere.

En 1967, un tal John Burke publicó la novelización de esta peli y de la ya mencionada "La plaga de los zombies". Actualmente, la editorial Valdemar los ha incluido en algunas de sus colecciones.

Había leido críticas muy buenas de este filme y, como fan del horror clásico que soy, esperaba encontrar una experiencia verdaderamente memorable. No ha sido así.

No hay personajes memorables y el monstruo de turno tampoco asusta demasiado. No por su apariencia, que resulta convincente (aunque las fotos de google imágenes indiquen lo contrario). Es que, sencillamente, no se siente como una amenaza real. El que parece ser su punto fuerte (sólo necesita un mordisco para matar), se desvanece cuando el héroe de la función confronta a la criatura y después logra curarse como si hubiera sufrido un resfriado.

Un dato curioso es que la actriz Jacqueline Pearce lo pasó muy mal en las sesiones de maquillaje (y eso que casi no sale caracterizada de "reptil"), de forma que, a partir de entonces, se negó a interpretar monstruitos. Una lástima.

Tampoco he encontrado escenas verdaderamente impactantes, complejos dilemas morales o grandes duelos dialécticos (punto fundamental del género). Incluso la trama de "misterio" da muchas vueltas para acabar con un par de giros bastante obvios. Supongo que, a veces, exijo demasiado. Hay que aceptar la peli como lo que es: un producto rápido pensado para consumir en el cine de verano.

En definitiva, "The reptile" es una pequeña decepción. Eso sí, muy entretenida y agradable a la vista, como toda producción de miedo añeja. Prefiero un Hammer mediocre que, prácticamente, cualquier otra cosa.

1 comentario:

Minnie Mousse dijo...

Me encantan las pelis de la Hammer pero esta no la conocía. Pero que no te decepcione, que cuado empiezas a ver algo de la Hammer ya sabes con qué vas a encontrarte ;)