(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 6 de junio de 2012

A la mierda la nostalgia: Willy Fog


 

Parece que las cosas por tener cierta edad son, automáticamente, mejores. Hay docenas de productos de entretenimiento que ya se pueden juzgar por sí mismos. Tienen una especie de halo protector a toda argumentación racional, siendo obligatorio tratarlos siempre desde una perspectiva emocional que apela a "recuerdos" y "sensaciones". Yo digo que ya basta. Estoy hasta los huevos de esa actitud anticrítica y casi condescendiente.

Hoy vamos ha hablar de "La vuelta al mundo de Willy Fog". Pero vamos ha hablar de verdad.

Como supongo que ya sabéis, este título es una serie de dibujos animados basada en la obra de Julio Verne "La vuelta al mundo en ochenta días". Constó de una temporada única, de 26 capítulos, cada uno de media hora de duración. Fué una producción de BRB Internacional encargada a los estudios japoneses "Nippon Animation" y "TV Asahi". La serie se estrenó en La primera de TVE el 15 de enero de 1983 y finalizó el 15 de julio de 1984. Se convirtió automáticamente en un fenómeno de masas, y todavía hoy es víctima de infinitas reposiciones.

Sí, amigos. He decidido analizar esta serie sin ideas preconcibidas ni el pesado lastre de la mística nostálgica. Quiero realizar un análisis de la forma más objetiva posible.

Bien. He llegado a una conclusión: es cojonuda.

Lo cual no es poco de pavo o papada de dragón de Komodo. Que esta serie sea cojonuda me resulta inexplicable. Sobre todo en el plano técnico.


Cuando uno se pregunta por que hoy día no existen series de animación de calidad en este país, siempre se salen con las mismas excusas: "es que no hay dinero", "falta tejido industrial" o el menos razonado "ya se sabe, es lo que hay en España".

No. si habrá que culpar a la crisis.

¿Qué cojones pasa? ¿¿En los 80 no había crisis?? ¡En los 80 este país estaba EN LA MIERDA! Estos son los tiempos de la polémica reconversión industrial. Acabábamos de entrar en Europa y formábamos parte del bando de los que reciben limosnas, no de los que las otorgan.

Soy incapaz de creer que, 30 años después, sea imposible producir una serie de animación de un nivel similar. De vez en cuando surge algún proyecto esperanzador del cual nunca se vuelve a saber. Y ahora que el PP ha reducido las ayudas a cultura a un folleto de la feria gastronómica de Teruel pues no hay muchas expectativas de que la cosa mejore. ¿Faltan recursos, talento o productores honrados? No lo sé. Pero espero estar desproticando para nada y encontrar el año que viene un ejemplo estupendo de lo equivocado que estaba...


El genio detrás de este invento no es otro que Claudio Biern Boyd, un tipo de metro ochenta que no ha trabajado tanto en TV como merece. Actualmente sigue vivito y coleando aunque yo todavía espero que haga una versión animada de las historias Conan que deje en bragas las mierdas pedantes que produce HBO.

Como ocurre casi siempre, la clave del éxito de esta historia se encuentra en sus inolvidables personajes.

Phileas Fog pasa a llamarse "Willy" pero conserva todo su encanto británico y capacidad resolutiva. Passepartout pasa a ser "Rigodón", y aunque ya no es el asombrado protagonista del relato, sigue siendo adorable, valiente y leal. Dividir al insidioso policía en dos personajes diferentes, Fix y Bully, crea una divertida dinámica durante la persecución y exterioriza mucho mejor el conflicto de un personaje que, aunque servidor de la ley y el orden, acaba poniendo su orgullo personal frente al deber y la propia lógica de la investigación. También merece especial atención la creación de Transfer, el asesino a sueldo, que, lejos de resultar un elemento dramático redundante, se trata de una forma brillante de aglutinar a todos los "villanos locales" a los que se enfrentan nuestros héroes y de dotarles de mayor valor de amenaza. Incluso el innecesario secundario cómico de turno resultaba ingenioso y simpático. Efectivamente, me refiero a Tico, el hamster andaluz.


La banda sonora fue compuesta por Guido y Maurizio de Angelis, que ya habían trabajado en "Los mosqueperros". Todas las canciones de al serie (incluyendo el mítico tema principal) fueron interpretados por el grupo musical Mocedades. Se lanzó un álbum con todas las canciones de la banda sonora que fue el último álbum en estudio de Mocedades con la participación de Amaya Uranga antes de que abandonara el grupo pocos meses después.

Y, como lo estábais deseando, aquí está la maravillosa cabecera de la serie:



Soy Willy Fog apostador
que se juega con honor
la vuelta al mundo
aventurero y gran señor
jugador y casi siempre ganador
aqui estoy soy Rigodon
yo Tico el campeon
yo soy Romy dulce y fiel
y vivo enamorada de el.

La cuenta atras ya comenzó
llegaremos si o no
mi vuelta al mundo
va a empezar

Son 80 días son
80 nada más,
para dar la vuelta al mundo
Londres, Suez, tambien Hong Kong, Bombay,
Hawai Tijuana y Singapour

son 80 días son
80 nada más
en barco en elefante en tren
ven, ven con nosotros ven
lo pasaremos bien
ven, con nosotros ven
lo pasaremos bien


Tampoco podemos olvidarnos de los títulos de crédito, con una canción igualmente memorable:




Sílbame, tú sílbame,
Si te encuentras en peligro,
Sílbame, tú sílbame y ya voy.

Pon la boca así como si fueras a beber,
Ve soplando el aire poco a poco y a la vez.
Sale tu silbido y ya no hay nada que temer.

Hay muchos peligros,
Cosas fáciles, difíciles,
Y gente buena y mala,
Aventuras, desventuras, sin parar.

Silba fuerte, fuerte,
Y el problema no es problema,
Porque siempre hay un amigo,
Que desea estar contigo y ahí está.

Silba fuerte, fuerte,
Y el problema no es problema,
Porque siempre hay un amigo,
Que desea estar contigo y ahí está.


Recordemos que el trayecto que seguían los aventureros en la novela era el siguiente:

-De Londres a Paris, a Turín y a Brindisi en trenes y barco.
-De Brindisi a Suez y Bombay en un barco a vapor.
-De Bombay a Kholby en tren.
-De Kholby a Allahabad en un elefante.
-De Allahabad a Benarés y a Calcuta en tren.
-De Calcuta a Hong Kong en barco.
-De Hong Kong a Shangai en una goleta.
-De Shangai a Yokohama en buque.
-De Yokohama a San Francisco en un paquebote.
-De San Francisco a Kearney en tren.
-De Kearney a Omaha en trineo.
-De Omaha a Chicago y a Nueva York en tren.
-De Nueva York a Queenstown en barco mercantil.
-De Queenstown a Dublín en tren .
-De Dublín a Liverpool en un pequeño barco.
-De Liverpool a Londres en tren.
-De casa de Phileas Fogg al Reform club en taxi.

La versión animada, aunque extraordinariamente fiel al texto original, amplia muchos de estos viajes e incluso añade nuevas peripecias. Esto, al contrario que en "The walking dead" significa más aventuras emocionantes y un mayor desarrollo de los personajes.

La serie basaba su atractivo en una única gran trama principal que se resolvía sin prisa pero sin pausa. Pero, al igual que hacía Verne en sus capítulos, también existían multitud de tramas autoconclusivas que mantienen el interés del espectador semana tras semana.



Uno de los episodios más memorables es el 9, donde Rigodón salva a Romy de la fea traidición hindú de quemar vivas a las viudas. Debo decir que, cuando era pequeño, me parecía tremendamente original ver a un secundario llevando a cabo un acto tan sumamente heroico. Hoy día encuentro francamente repugnante que el pobre criado haga todo el trabajo y sea el señor Fog quién se pincha a la tipa exótica. Muy inglés todo.

También es muy recordado el capítulo 17, en el cual nuestros ingeniosos héroes construyen un globo con el cual experimentarán un accidentado viaje.

Nunca fuí un gran admirador del último episodio, por esa sensación entrópica que baña todo el metraje. Sí, amigos, he usado "sensación entrópica" hablando de unos dibujitos animados de los 80. Un sabor triste, crepuscular, que no me encajaba para nada con el supuesto clímax de esta saga épica. Pero, visto con distancia, este es, sin duda, el mejor final posible. Y es que muestra un arco de transformación en el personaje muy interesante. El héroe del relato es Willy Fog, este es, en esencia, su viaje. Por muchos peligros que supere, hasta que no aprenda lo que es el auténtico fracaso, el sufrimiento, la derrota, no MERECERÁ saborear las mieles del éxito. Demasiada suerte ha tenido ya en la vida. Esos momentos finales en los que un hombre que lo ha perdido todo propone matrimonio a su compañera de aventuras son tremendamente evocadores, precisamente por que muestran un cambio profundo en la actitud y creencias del protagonista.



Creo sinceramente que estamos ante la MEJOR adaptación del clásico de Julio Verne. Tampoco es que haya mucho entre lo que escoger (jamás me gustó la versión de los 50) pero es que, joder, en algunos puntos yo diría que incluso mejora al original.

Una década más tarde llegaría la secuela, llamada de forma muy poco ingeniosa "Willy Fog 2". Aunque los personajes son los mismos, las historias adaptadas en esta ocasión fueron "Viaje al centro de la tierra" y "20.000 leguas de viaje submarino" lo cual, en principio, parece una muy buena idea. Por desgracia, el resultado no acompaña. Todos los que vimos este nuevo experimentos, pudimos descubrir de primera mano como no basta con tener una buena idea...

Los valores técnicos de la nueva serie eran muy inferiores a la previa, la fidelidad a la obra de Verne también se resiente y las canciones son realmente vergonzosas. Al aprecer, en lugar de contratar los nombres japoneses que se hicieron cargo de la serie original, se contó con los servicios de un estudio Taiwan, lo cual explica la falta de "vida" de la animación.


La inmensa popularidad de la serie no se ha extinguido con los años. Por el 25 aniversario se levantó nada menos que un musical... que a mi, personalmente, no me llamó nada de nada. La gente disfrazada de animales peludos siempre me ha dado bastante asquete. Aunque, como no lo he visto, tampoco quiero criticarlo.

Y mucho me temo que poco más me queda por añadir. Siento si mi análisis no ha sido lo bastante exhaustivo, pero en verdad he intentado buscar un buen equilibrio entre "datos" y "opinión". Sé que alguien habrá por ahí que no disfrute con esta serie, como pasa siempre. Lo cierto es que nos encontramos ante una auténtica obra maestra. Un hito en la historia de la televisión. Me veo obligado a repetir una vez más la maldita palabra: CALIDAD. Tanto a nivel técnico como de argumento. Productos como estos no deberían ser una pieza de museo que admirar, sino un estándar a perseguir. ¡¡Hay que tener más ambición, hostias!!

Os recomiendo visitar aquí el canal de youtube de BRB International, donde encotnraréis canciones, clips de video e incluso episodios completos.

Y ya está. Joder que novela he escrito...

5 comentarios:

Carlos de la Cruz dijo...

Yo precisamente tengo ahora a mis hijos mayores (6 y 4 años) viendo esta serie y están FLIPANDO. La mayor se va enterando de por dónde están los países por los que pasa y el pequeño me sorprende riéndose de lo lindo con los golpes que recibe Transfer o los comentarios de Tico. Es decir, que instruye y divierte ;), o como mínimo, se ve que está pensada para que los niños la disfruten.

Efectivamente, es cojonuda.

darkmaikegh dijo...

Estoy contigo kike!!!

Pedazo de serie, cuando tenga crios se la pienso poner.

Un saludete

Dr. Elektro dijo...

Yo tengo mi álbum de Danone, creo recordar que completo o faltándole un cromo. Aunque no me terminaba de llenar, no me lo perdía. Me gustaron mucho mas en la época "Los Diminutos" o "Inspector Gadget"

Dr. Quatermass dijo...

Comparto opinión pero el problema principal ahora es el lugar que tendria en TV una serie así: condenada a un canal tipo clan mezclado con decenas de otras series e imposibles de seguir una secuencia lógica de capítulos, ahí está el problema. A veces cazo en Clan (está puesto en casa bastante por mis hijos) cosas interesantes pero es como buscar una aguja en un pajar.

Roy D. Mustang dijo...

Me ha encantado el artículo. Has proporcionado información objetiva y, también, tu opinión personal. Como debe ser. La verdad es que es una pena que ya no se hagan series así en España, y dudo que se hagan...