(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 4 de junio de 2012

Blancanieves disfrazada de soldado de Gondor


Pues aquí estoy, después de ver el último sacacuartos de Hollywood... y la verdad es que me ha gustado. No es que sea la rehostia, vale, pero he pasado un buen rato.

Disfruto mucho yendo al cine. Cada vez más. Es el mejor momento del día. Me encanta el momento cuando bajan las luces y empiezan los trailers. Adoro ponerme en la primeras filas como el señor Magoo. Me encanta el puñetero dolby surround golpeándome los tímpanos. Por norma general, no me importa pagar, aunque luego la peli sea un truño. Definitivamente, NO es lo mismo ver las cosas en casa.

Vamos con "Blancanieves y la leyenda del cazador". Para empezar, decir que estamos ante una adaptación bastante fiel del cuento y mucho más cercana a su tono e intenciones originales que la versión aceptada por el imaginario colectivo. Las fantasías populares siempre han intentado ser crueles, violentas, sangrientas y oscuras. Si algo se puede criticar a este título es, precisamente, que no tenga los huevos que hay que tener (el final de los hermanos Grimm es mucho más bestia y todos sabemos que el cazador, a pesar de arrepentirse en el último momento, sabía perfectamente cual era su cometido al llevar a la chiquilla al bosque). Por otro lado, me parece perfectamente válida la adición de batallas, duelos, flechas y cuchilladas. Estos relatos se inventaron para entretener a la plebe, utilizando como base sagas épicas de la antigüedad a las que descuartizaban sin piedad. Es la hora de que el mito recupere lo que es suyo, diantre.

Llevo ya un párrafo de los gochos y no he habaldo de la peli. A ver, resumiendo, tiene algunos hallazgos visuales muy interesantes. Casi todos salen en el trailer, eso sí. Me gustan mucho los escenarios y el vestuario. Se ven creíbles, pero sin perder el sabor a "hace mucho tiempo en un reino muy lejano". La dirección no está mal del todo, sobre todo considerando que se trata de un primer trabajo. Por desgracia, hay partes demasiado aceleradas en su primera mitad y algunos de los momentos supuestamente "emotivos" no están todo lo bien introducidos que deberían.

El guión, por su parte, está lleno de clichés y el diálogo es bastante chusco (hay frases que parecen improvisadas en el momento) pero, afortunadamente, suprime esos momentos "esto a que coño viene" tan comunes en las producciones de hoy.


No salen suficientes monstruos. Vale que en el cuento original no hay ninguno pero, ya que metes, lúcete. Sólo hay un troll (que deja de ser una amenaza a los treinta segundos) y unos bicharracos de cristal (a los cuales casi ni se les disntingue.)  El ordenador muy bien, por cierto. No tengo demasiadas quejas al respecto.

Como ya ha dicho todo el mundo, la película ES Charlize Theron. Desde el primer fotograma nos sentimos fascinados por Ravenna, la reina hechicera. Eternamente joven y eternamente atormentada. Sus apariciones resultan siempre magistrales, sus conjuros espectaculares y sus parlamentos inolvidables. Ella puede invocar los poderes de las tinieblas pero nosotros podemos ver la muerte en esos ojos tristes. El personaje está bien construido, con un pasado que justifica sus acciones y un futuro incierto.

Además, se añade un nuevo villano, interesantísimo: el hermano larguirucho y albino de Ravenna. Un tipo frustrado pero leal y que ama a su reina por encima de todas las cosas. Sí, existen claros tintes incestuosos. Y por si no ha quedado claro, eso está BIEN.

¿El problema principal? Los protagonistas apestan.

Thor no hay quien se lo crea y, a pesar de salir en el título, su importancia en la cinta es mínima. La lánguida heroina es más mala que pegar a un padre (quizás por eso entran ganas de que aparezca su padre y la meta un guantazo). Luego hay un príncipe arquero que ya podía haberse quedado en casita. El inevitable triángulo amoroso que se forma entre estos tres idiotas no está nada desarrollado y uno se pregunta si faltan (o sobran) escenas. Los enanos no salen tanto como deberían y aunque son majetes, no resultan memorables en absoluto. Curiosamente, que los protagonistas apesten no es tan grave. La película vive más de su contexto, de la magia, de la aventura y del inmenso atractivo (en más de un sentido) de las fuerzas del mal.

Se nota que es una producción de estudio basada en éxitos recientes y estudios demográficos. Con mayor esfuerzo, podía haberse construido una epopeya verdaderamente inolvidable. Pero no es cuestión de pedir manzanas al plátano. En mi opinión, les ha quedado una fantasía muy válida para estos calores veraniegos. A más de uno le recordará a clásicos de los 80 tales como Willow o Krull. Y por si no ha quedado claro, eso está MUY BIEN.

5 comentarios:

El Tipo de la Brocha dijo...

¿Krull? Al final has pronunciado la palabra mágica. Ahora tengo que verla.

joserrap dijo...

Pues a mi... ni fu ni fa, la kristen, podia ser sacrificada de verdad para que deje de hacer cine, eso o la operan la cara para que sepa cambiar de gesto, aunque seguira sin saber actuar. Lo del troll y los efectos, pues si los metes, metelos de verdad, pero no de esa manera, que parecia que solo les llegaba el dinero para x segundos... Y una pregunta, porque el que rompe el hechizo es el cazador?¿ quizas stoy mas familiarizado con la version disney, pero no deberia ser el principe con el que parece que se aman desde pequeños?¿?¿

Anónimo dijo...

BLANCANIEVES ES MI PRINCESA FAVORITA!

Anónimo dijo...

YO CONOZCO ESTAS BLANCANIEVES Y ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).
MONICA KEENA,TARYN DAVIS Y SIGOURNEY WEAVER(1997).
ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).
DISNEY(1937).
LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
JETLAG PRODUCTIONS Y GOODTIMES ENTERTAINMENT(1995).
DIANA RIGG,SARAH PATTERSON Y NICOLA STAPLETON(1987).

Blogger dijo...

DreamHost is ultimately the best web-hosting company for any hosting plans you need.