(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 21 de mayo de 2012

Warlock: maestros de lo arcano


Hay un nuevo mago en la ciudad. Es inteligente, taimado y tiene un sombrero la mar de elegante. Puede invocar tormentas, controlar el tiempo y bajo su mando hay miles de hombres obedientes sedientos de sangre. Con semejantes poderes, no tardará en hacerse con el control de toda la tierra de Andaria. ¿Podrá alguien detenerlo? Por tu bien, esperemos que no. Y es que ese mago... ¡¡ERES TÚ!!

"Warlock: masters of the arcane" es el nuevo juego de paradox interactive. En él, controlamos a un majestuoso hechicero. En muchos aspectos recuerda a Civilization V aunque es, en cierto modo, una secuela (con veinte años de retraso) del mítico "master of magic".

El mapa es un tablero formado con hexágonos en el cual se mueven ejércitos y se construyen ciudades. Los ejércitos se dedican a pisotear las ciudades enemigas y proteger las tuyas. Básicamente.

También existen ciertas opciones diplomáticas, tales como exigir tributos o formar alianzas. Pero, no nos engañemos, los amigos aquí sólo están para traicionarles cinco minutos más tarde.

A la hora de crear una nueva partida se puede escoger entre diferentes tamaños de mapa, tipos de masa continental e incluso la posibilidad de incluir universos paralelos. Los mundos que se generan siempre son aleatorios, de forma que las opciones de rejugabilidad son prácticamente infinitas.

Existen tres razas enfrentadas, cada una de las cuales cuenta con más de doce unidades distintas, cada una con características únicas. Tenemos a los inmisericordes "no muertos", a los astutos "humanos" y a los decididos "monstruos".

Pero estas razas no van a comandarse solas. Necesitan un líder. Para este propósito hay un buen número de personajes para escoger (5 humanos, 3 no-muertos y 5 monstruos). Todos ellos son grandes hechiceros con diversas habilidades relacionadas con la administración del reino. Por supuesto, es posible modificar las características de cualquiera de los personajes para adaptarlo a tu propio estilo de juego. Aunque debo decir que algunos de estos magos son realmente molones, tales como Rjakh, el nigromante sin rostro, o el Rey Rata XLVIII.

Hay varias formas de ganar una partida. La más obvia es la masacre. Conquistar todas las capitales enemigas y acabar de este modo con sus dueños. También se puede ganar lanzando el hechizo final, "unidad", que ata la tierra a tus designios por siempre. Para ello será necesario mucho tiempo y esfuerzo investigando sortilegios. Por último, es posible hermanarse con uno de los múltiples dioses. Esto enfurecerá tanto al dios rival que bajará al mundo para destruirte. ¡Si logras acabar con este "avatar", tu propio personaje se convertirá en una deidad!


Los insensatos encargados de este proyecto son los mismos rusos que ya hicieron "elven legacy" y, anteriormente, "fantasy wars". Semejante vagaje convierte a este tercer título en una versión EVOLUCIONADA de un sistema de estrategia por turnos elegante e ingenioso.

Debo admitir que estoy enganchadísimo. Alguno dirá que este es un "título de segunda", pero a mi me ha molado más que muchos productos AAA del mercado actual.

Disfruto la hostia moviendo inmensos galeones flotantes sobre los castillos de mis rivales. Exigiendo oro a reyezuelos de la costa mientras les amenazo con cientos de lanceros. Arrojando bolas de fuego sobre la guarida de los minotauros. Destruyendo serpientes marinas con mi imbatible flota y haciendo prosperar mi vasto imperio. Sí, soy de los que prefiere jugar en modo "fácil".

Lo mejor de todo es que siento que mi talento táctico es relevante. Cada turno se decide la victoria o la derrota. ¡Maldita sea! No se premia la velocidad tomando decisiones, sino que estas decisiones sean inteligentes. Esto no es tan habitual como debería. Como ya sabemos todos, el gran mal de los juegos en "tiempo real" es que siempre gana el más rápido con el ratón...

Que sólo haya tres razas puede deprimir a más de uno. Lo cual es perfectamente lógico. También habrá cabreos monumentales con la falta de multijugador, editor de mapas o modo campaña en el lanzamiento. Pero no se puede pedir lo mismo a este gente que a una gran desarrolladora. Afortunadamente, ellos mismos lo saben y se venden en consecuencia. El juego vale menos de 15 euros en zavvi y con su contenido actual ya garantiza miles de horas de exploración y conquista. ¡Ya es una compra mejor que Diablo 3!

Muchas de las características que los jugadores "die-hard" piden desesperadamente serán incluidas de forma gratuita en un futuro parche. Y esto es sólo el comienzo. A ver si el producto cumple las expectativas comerciales puestas en él y sacan un par de buenas expansiones con toneladas contenido adicional.

Recomendado para emperadores megalómanos a los que les guste tomarse su tiempo. No recomendado para amantes del pollo caramelizado.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene una pinta buenísima, siempre he sido más partidario de este tipo de juegos que de novedades sólo basadas en la experiencia gráfica y en las que apenas hay que pensar. Estuve muy viciado al Europa Universalis también de Paradox, de vez en cuando juego con mucho más placer que a cualquier otra novedad del mercado.

Lord Rilegard dijo...

Desde el Master of Magic sólo recuerdo un juego de Sierra, el Lords of Magic, con un desarrollo similar (aunque basados en universos distintos).

Es todo un acierto que las unidades estén disponibles en 3 o 4 turnos (y no en una eternidad como ocurre en el Civ 5).

Personalmente también prefiero aquellos juegos que ofrecen todo el tiempo del mundo para tomar tus decisiones (o al menos incluyen un botón para pausar y dar órdenes). La vida ya es bastante estresante como para encima ponerte a jugar pendiente de un cronómetro...

Kike dijo...

Ya han anunciado para el próximo parche el modo multijugador y un sistema de condiciones especiales de victoria. ¡Esto cada vez se pone mejor!