(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 2 de mayo de 2012

"La gran estafa del calentamiento global" (documental FALAZ)

 



Hoy vamos ha hablar de "La gran estafa del calentamiento global" (nombre inequívoco donde los halla). Se trata de un polémico documental creado como respuesta a “Una Verdad Incomoda” en el que se intenta demostrar que el cambio climático no está provocado por factores antropogénicos y que el consenso científico sobre el efecto de las emisiones de CO2 en el clima obedece a planteamientos políticos más que puramente ambientales. Mediante mentiras, claro. Las principales teorías que propone el documental son las siguientes:

- El CO2 no tiene efecto alguno en el calentamiento global, ya que no se trata de uno de los gases con más efecto invernadero y no existe una clara correlación entre los niveles de CO2 y las temperaturas globales.
- Las fluctuaciones térmicas del clima terrestre dependen directamente de la influencia de las manchas solares. El principal efecto formador de nubes son los rayos cósmicos.
- Se citan ideas políticas deconstructivistas y neo-marxistas como principal componente ideológico de las campañas medioambientales relacionadas con el calentamiento climático. Europa es el principal interesado en difundir estas opiniones.
- Las propuestas para la reducción de los niveles de CO2 tiene como objetivo dificultar el avance industrial de países tercermundistas (especialmente en evitar lo que llaman el “sueño africano”, aduciendo a que la limitación en el uso de combustibles fósiles imposibilita la industrialización del continente).
- Los periodos con elevadas temperaturas son momentos de crecimiento económico y gran prosperidad.
- Existe un desfase de 800 años entre la subida de temperaturas y el aumento del CO2, esto está provocado por el aumento de la cantidad de seres vivos debido al incremento térmico.

Estas posturas están "apoyadas" por expertos en diversos campos relacionados que afirman estar alejados del consenso científico y muchos de ellos dicen haber sufrido el ostracismo académico y social por sus opiniones. No obstante, un par de autores (Eigil Friis-Christensen y Carl Wunsch) manifiestan tener opiniones contrarias a las que se les atribuyen en el documental y condenan la descontextualización de sus declaraciones.

La información dada en este documental puede ser considerada insuficiente, o incluso errónea ya que muchos datos carecen de una fuente fiable (o al menos esta no se cita) o están en contradicción con la dada por organismos como la IPCC .

Las gráficas mostradas nunca llegan más allá de 1980, omitiendo lo que ocurre a continuación. Esto es especialmente grave al relacionan CO2 con temperatura ya que es a partir de esta época cuando las emisiones alcanzan sus máximos. Existe una clara omisión de datos que contradigan sus teorías

También vemos varias afirmaciones mantenidas en el documental que pueden ser fácilmente cuestionables: Estas son, entre otras, la influencia única de los rayos cósmicos en la formación de las nubes, ignorando el claro efecto de la temperatura; que el periodo de bonanza medieval estuvo exclusivamente asociado al incremento térmico, sin tener en cuenta los avances en materia agrícola y que las predicciones sobre el aumento de la temperatura en estos últimos años son falsas ya que esta no ha aumentado como se esperaba (tan solo medio grado).

Esto último es debido al conocido efecto regulador de la temperatura que tienen las capas de hielo polares: hasta que estas no se fundan por completo (lo que ya están haciendo), la temperatura no debería aumentar drásticamente.

Quizás la crítica más consistente que se le puede hacer al documental es que este sobrepasa el contenido puramente científico y asocia las opiniones ambientales contrarias con ideologías políticas definidas en un claro intento de desprestigiarlas y se le atribuye a cualquier campaña activista contra el cambio climático fines políticos influenciados por organismos anticapitalistas. En mi opinión, esta película carece por completo de la seriedad necesaria para un trabajo científico y su discurso resulta sensacionalista y sesgado, tratando de manipular al espectador por medio mensajes tranquilizadores, minimización del problema, propaganda política, provocación de reacciones emocionales en el espectador y omisión de información trascendente.

Es curioso ver como el objetivo de un documental es oscurecer la verdad y reducir la conciencia social sobre un problema importante

Aquí podéis ver la película entera, desde youtube. Está dividida en varias partes. Y es abominable.