(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 31 de marzo de 2012

SHADOW PLAY

Cada vez son más los medios de comunicación que se dejan llevar por esa obsesión anglosajona por las clasificaciones. Pueden resultar amenas para el gran público, pero como dijo Sean Penn al ser premiado como "Mejor Actor": "los actores sabemos que no hay un mejor actor". 

Es una verdadera lástima que la prensa haya perdido toda vocación formativa y sus dos únicos horizontes sean el entretenimiento y/o la propaganda. 

Las razones por las que se está imponiendo esta moda son más serias de lo que pueda parecer, no es algo inocuo. Tiene que ver con la asimilación de un paradigma que ni comparto ni quiero asumir. La cara de Rafael Nadal cuando le preguntaron si era el mejor deportista español de todos los tiempos, podría haber disuadido a los plumillas de tan pertinaz desatino pero se vuelve a confirmar que son inasequibles al desaliento, supongo que porque no alcanzan a comprender donde radica la objeción.

Este comentario viene a colación de una lista que apareció hace unos meses en una publicación, por desgracia, ampliamente difundida. Se clasificaban "los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos": de vergüenza ajena (lo triste es que estos medios tienen influencia en gente que ignora o quiere ignorar que no hay nada más allá de un juego publicitario en ellos y toman sus paridas como dogmas de fe).

En lo más alto de la lista, Jimi Hendrix. Rory Gallagher caía al nº57.

Cuando Hendrix tuvo que responder qué se sentía al ser el mejor guitarrista del mundo, contestó: "pregúntale a Rory Gallagher".

Yo no creo en primeros, segundos, ni terceros. Creo en "Shadow Play":





Ernestone
Y la próxima semana... ¡más Poder Friki!