(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 25 de marzo de 2012

Mecanismo de relojería



He ido a ver el último trabajo de Martin Scorsese. Había oido cosillas aquí y allá y, francamente, esperaba que me gustase. Estaba equivocado. "Gustar" no es la palabra adecuada. Este es, probablemente, el MEJOR filme que he visto en AÑOS. He empezado a llorar cual magdalena en el minuto 2 y no he parado hasta que han terminado los títulos de crédito.

De hecho, cuando escribo estas palabras, todavía me encuentro en estado de shock.

Hay películas que divierten. Películas que emocionan. Películas que se recuerdan. Películas que invitan a la reflexión. Pero hay otras películas que, directamente, te HABLAN. Que te transportan a otros tiempos y lugares, que te recuerdan por qué cojones merece la pena estar vivo. Películas hechas para tí.

Podría hacer una lista larguísima con los méritos de "Hugo", pero creo que sería una banalidad. Dejémoslo en que los actores están perfectamente escogidos (asi como perfectamente dirigidos) y que la fotografía es verdaderamente magnífica (cada plano es una obra de arte). Estos son valores objetivos de una cinta técnicamente impecable.

Sé que no todo el mundo puede coincidir en según que cosas. El cine es un medio muy complicado. Diferentes personas, según sus propias experiencias, pueden tener percepciones muy distintas del mismo relato. ¿Quién soy yo para imponer mi criterio? Sin embargo, estoy convencido de que más de uno compartirá mi opinión. ¡Once nominaciones a los oscar bien merecidas!

La sinopsis, sencillísima, ya la conocéis: un niño que vive en una estación de trenes acaba conociendo a un anciano George Mélies y su maravilloso legado.

Esta historia trata, principalmente, sobre las historias. Sobre el cine, sí, pero, sobre todo, sobre los "cuenta cuentos". Sobre la fantasía. Sobre maravillar a los demás y dejarse maravillar por otros. Es un homenaje a grandes figuras del pasado, eso está claro. Pero también es un homenaje a todos aquellos que, alguna vez, se han dejado engañar por un prestidigitador. A todos aquellos que, alguna vez, han buscado pequeños duendes viviendo en un reloj de pared. A todos aquellos que han querido viajar a la Luna.

Sé que me he puesto muy místico. ¡Lo siento! Ya sabéis que las razones por las que uno AMA una ficción no pueden explicarse de forma científica, compañeros. Lo cierto es que ayer disfruté de una auténtica pieza maestra, una de las mejores películas de su director y el mejor largometraje, con mucho, del año 2011 (aunque aquí la veamos en 2012). No exagero.

Os recomiendo "La invención de Hugo" porque es arte y es espectáculo. Porque es una aventura, es una comedia, es un drama, es romance y es historia. Pero, sobre todo, porque es magia.

7 comentarios:

Sonja dijo...

Pues mira cuando me recomiendan una peli ya no confío nada pero viniendo de ti me la apunto para verla.

Kike dijo...

¡Gracias por la confianza!

Eterna Lolita dijo...

No me la pienso perder! :D

Dr. Quatermass dijo...

Totalmente de acuerdo!

Offtopic: Felicidades cabroncete, ayer vi el Cinemanía con tu magno aporte, pena que no te hubieran dado más espacio pero no es poco colarlo en un medio tan masivo. Por otro lado, a ver cuando cuentas por aquí la experienca de conocer a Dios, bueno eso y la entrevista completa (cuando ello sea posible)...

Kike dijo...

¿Ya ha salido la revista? Joder, nunca me entero a tiempo de las cosas...

Urkiha Rodrigo dijo...

Pues la ponian a caldo!! Tendré que bajarla!

El Tipo de la Brocha dijo...

Cuando una persona con buen criterio dice esto, me pone un aprieto. Ahora siento que debería ver esta película y lo tendré presente hasta que lo hago.

Por cierto, Kike, me acabo de leer tu artículo de Cinemanía. Al maestro se le ve increíblemente lúcido a sus noventa y pico años (genial su comentario sobre Caroline Munro). A ver cuándo nos hablas de la experiencia.