(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 1 de febrero de 2012

Todos tus amigos están muertos


El otro día leí, casi por casualidad, esta pequeña genialidad de Jory, John y Avery Monsen. Se trata de un tebeo de humor negrísimo y la mar de lúcido publicado a finales del año pasado. El librito en cuestión es minúsculo, con menos de cien hojas, apenas quince centímetros de altura, y una única viñeta por página. Eso sí, una única viñeta muy colorida. Leerlo entero no lleva más de diez minutos. Pero la verdad es que el invento se presta a ser revisitado una y otra vez.

Hacer un resumen sería bastante difícil, ya que el comic no parece contar ninguna "historia". Tampoco es que haga falta. Curiosamente, lo que al principio parece una colección de personajes deprimentes y comenterios con cierto ingenio, va adquiriendo sentido a lo largo de la segunda mitad. Hasta que llegamos al inevitable desenlace, espeluznante y divertido a partes iguales.

También habría que comentar el aspecto gráfico. Los dibujos, a pesar de su sencillez (o quizás, gracias a ella) tienen una expresividad verdaderamente envidiable. Los personajes más absurdos se convierten en seres adorables pronunciando menos de diez palabras. Sólo por eso, los autores ya merece ganar un premio (o algo).


Pues, efectivamente, creo que todo el mundo debería echar un vistazo a este originalísimo album de humor existencialista. Vale 12 €, lo cual puede asustar un poco considerando la escasez de contenido, pero la verdad es que este es un título que merece figurar en el estante de cualquier ser inteligente para ser recuperado todos los años. Además, es de tapa dura, lo cual siempre resulta bonito.

Aquí el texto de la contraportada...

¿HAS REÍDO Y LLORADO AL MISMO TIEMPO ALGUNA VEZ?

Todos mis amigos están muertos conseguirá que lo hagas porque es el libro de humor más triste y el libro triste más gracioso que hayas leído jamás.

En él payasos, cintas de casete, dinosaurios, zombies, muñecos de nieve y plantas de interior, entre otros, comparten sus reflexiones exitenciales más divertidas al enfrentarse a lo inevitable.

1 comentario:

Roy D. Mustang dijo...

Joder, por lo visto este libro suelta verdades como puños (y aún así, hacen gracia, es inevitable). Habrá que echarle el guante. Lo único malo, como bien has dicho, es el precio...