(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 8 de febrero de 2012

El testamento de Frenillo

Estimados lectores:

Mi nombre es Marcos, y he sido nombrado contra mi voluntad portavoz de la familia de Frenillo Impetuoso, tras su devastadora muerte a consecuencia de un quiste de grasa. Me han pedido encarecidamente que haga extensible a su público este documento y los que están por venir, para así mantener viva su memoria. Tanto Cosilla Impetuoso, su hermana, como Escroto Punzante (alias Escroto Rugoso), su médico personal, notario y tutor legal, han coincidido en que esta página sería el vehículo perfecto para dignificar su figura hasta transformarla en mito, razón por la cual me puse de inmediato en contacto con Kike, obteniendo su apoyo, un par de chicles con azúcar (tan difíciles de conseguir) y una copia de las llaves del blog. Ya tendré tiempo de ampliaros información sobre mi cometido, lo que apremia hoy es dar a conocer el testamento de Frenillo, por expreso deseo del fallecido, el cual adjunto tras hacérseme llegar de manos de Escroto. D.E.P.
Última imagen registrada de Frenillo.

EL TESTAMENTO DE FRENILLO

OTORGANTE: Frenillo Jeremy Impetuoso Longaniza.

Estando el, por el momento, aquí presente, en Madrid, mi lugar de residencia y de tantos otros, a 27 de enero de 2012, y teniendo ante mí a Escroto Rugoso, científico y notario, o al menos eso dice, dotado de poderes en el Ilustre Colegio de Las Carmelitas, le cedo pleno derecho al rellenaje de éste, mi testamento, tal cual sigue. F. I.

COMPARECE 

Don Frenillo J. Impetuoso, mayor de edad, aún fresco y de buen ver, divorciado en cinco ocasiones, pese a todo con vida, nacido dos veces, siendo así por vez primera el día 31 de diciembre de 1964 para, posteriormente, volver a nacer el día que sobrevivió a “Mentiras y Gordas”, un 4 de abril de 2009. De profesión filántropo, natural de Guarrete (Zamora), y vecino por dos años de Pozí, con domicilio actual en una caravana aparcada en la Calle Génova, y con D.N.I. caducado.

Tiene a mi juicio el compareciente la capacidad legal necesaria para otorgar TESTAMENTO ABIERTO, y al efecto

DICE: 

A)     Que es hijo de los consortes Don Frank Impetuoso, que vive, y Doña Ramona Longaniza, fallecida. 
B)     Que está divorciado de Gertrudes Amparo, de cuyo matrimonio tiene una hija, llamada Protuberancia Impetuoso.
C)     Que ordena de viva voz ante mi presencia su última voluntad a tenor de las siguientes

CLÁUSULAS: 

PRIMERA: No habrá segunda cláusula.
TERCERA: En lo sucesivo, únicamente habrá una cláusula, la quinta.
QUINTA: No puedo instituir como mis únicos universales herederos de todos mis bienes presentes o futuros que llegare a tener en el momento de mi fallecimiento a una persona, tampoco a dos, ni tan siquiera seguir orden jerárquico alguno, pues son muchas y diversas las gentes que quisiera tuvieran entre sus pertenencias algo de mí. Es por ello que paso a dictar en perfecto desorden la totalidad de mis bienes y su adjudicación al heredero, persona, entidad o animal:
  • Mi máquina de afeitar y mi depiladora genital, a Sebas. 
  • Mi mierda de plástico firmada por Obama, a Terrence Malick. 
  • Mi colección de dildos con forma de artistas del Renacimiento, al Papa. 
  • Mi navaja toledana comprada en Suiza, a Sonny “El Chorreras”. 
  • Medio tubo de pasta de dientes relleno de sirope de ternera, a Massogui. 
  • Unas castañuelas bañadas en plata, al primero que te pida un cigarro. 
  • Una Biblia, firmada por Bin Laden, e ilustrada por mi abuelo Glande con dibujos de señoras gordas devorando básculas, a los herederos de Tolkien. 
  • Mi colección de figuras de ESDLA pintadas con los pies, a Lord WoW. 
  • Los restos de mi última velada en “La Vaca Argentina”, consistentes en huesos y ternillas, a mis abogados. 
  • Mis réplicas en silicona a tamaño real de las papadas de George Lucas y Tom Hanks, a Kike. 
  • Un chupete de 37 m³, a Marcos. 
  • Una colilla chupada por Madonna, a Madonna. 
  • Una colilla chupada por El Fary, a Madonna. 
  • Mi colección completa de 25 volúmenes de grabaciones en VHS de Sandro Rey, a Esperanza Gracia. 
  • Un par de pantalones sin estrenar, que sean devueltos a “El Corte Inglés”. Con el dinero obtenido hay que comprar tantas copias como sean posibles de lo último de Alejandro Sanz para su posterior empaquetación en una cápsula del tiempo, con objeto de análisis, para que futuras generaciones no caigan en nuestros errores. 
  • Dos cubetas de saliva (pueden contener sudorcillo de manos), a la cajera más guapa de todo Carrefour: Luisa Lipimienta. 
  • Un espéculo, casi sin usar, a mi hermana Cosilla. 
  • Cuatro clips y diez lingotes de oro, a Botín. 
  • Cinco garrafas con la primera orina del día de un mes, a mi sobrina Cosuca. 
  • Dos cubiteras con sudorcillo de manos exprimido gota a gota durante siete veranos, a mi primo Moncho. 
  • Mi hija, Protuberancia Impetuoso, de siete años, a Rouco Varela. 
  • Mi segunda mujer, Gertrudes Amparo, a mi primera, Rosa Flingrins. 
  • Diecisiete kilos de uñas cortadas a tribus africanas, que sean una a una devueltas a sus dueños originales. 
  • Mi potro de tortura BDSM, ganado en una subasta del PSOE, a Ana Botella.
  • Mi muñeca hinchable con forma de Carmen Lomana, a Michael Douglas. 
  • Mi tenedor de enrollar automáticamente espaguetis, la Bati-Cao, mis cazuelas de barro y un Rolls Royce de 1953 con el maletero repleto de diamantes, a mi primo… ahora no sabría decir a cuál de todos… creo que a Randy, pero no estoy seguro. 
  • Una réplica en mármol de mi pito, al equipo nacional de natación sincronizada. 
  • Mis memorias, a Escroto Rugoso. 
  • Mi cuerpo… a la ciencia. 
  • Y mi alma… mi alma…
YO, EL NOTARIO, CERTIFICO Y DOY FE. 
Fdo: Escroto Punzante.

2 comentarios:

La berenjena holandesa dijo...

¡¡Frenillo forever!!

Anónimo dijo...

Lo que digo, si exportasemos frenillos por el mundo, me rio yo de las armas de destruccion masiva yankis.Medio mundo trastornado y el imperio donde no se pone el sol, floreciendo nuevamente.

Miembro incorrupto en la oscuridad.