(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 4 de enero de 2012

Las increíbles hazañas de Bob Anderson



Sabéis que en Poder Friki no suelen aparecer necrológicas, ya que este blog comulga con la filosofía de "el muerto al hoyo y el vivo al bollo". Ahora bien, este es un caso especial...

Como la mayoría ya sabréis, el día 1 de enero de 2012 murió en Londres Bob Anderson. El INIGUALABLE Bob Anderson. El hombre que enseñó a Errol Flynn cuanto sabía, el hombre que empuñó una espada láser antes que ningún Jedi, el hombre detrás de las habilidades de Íñigo Montoya, el hombre que dijo a Aragorn como se abatían orcos. Bob Anderson. Señor del acero, maestro de espadas, guerrero imbatible, sabio entre los sabios, campeón entre campeones...

Enseñó a combatir a espías, caballeros, piratas, aristócratas y bárbaros. Al final, se nos ha ido en una cama y no enfrentándose a un ejército de ninjas, como correspondía a su carrera.

Todos lo que tenemos un mínimo interés en el noble arte del esgrima admirábamos a este tipo como si fuera Hércules reencarnado. Yo estuve a punto de estrecharle la mano, durante el rodaje de Alatriste. Por un tema tontísimo de horarios, no fué posible. Ahora jamás podré conocerle.

Para terminar, no diré "descanse en paz". Yo no quiero que Bob Anderson descanse en paz. Quiero que devore muslos de pollo en Valhalla y combata contra el mismísimo Thor todos los días hasta el final de los tiempos. No merece menos.

2 comentarios:

Frenillo Impetuoso dijo...

Me da en la nariz que está a punto de suceder algo mágico... Lo sé porque mi ojete se achina y conmociona cuando premoniza la llegada a este blog de un post trascendental.

Anónimo dijo...

Es una pena, ¿quién se encargará ahora de entrenar a los espadachines de cine?