(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 26 de octubre de 2011

Cosas que pasan


-Entonces saliste corriendo.
-Sí, señor.
-De forma que, o eres cómplice de asesinato o sencillamente un cobarde. Te felicito.
-¿Pero no ha visto el cuerpo? ¡A ese hombre lo ha matado una especie de monstruo horrible!
-Vaya, tendré que llamar a los hombres de negro para que se ocupen del asunto...
-Disculpe. Igual he exagerado un poco. Pero creo que…
-¡Lo que tú creas me importa un comino! ¿Se puede saber para qué cojones te pagamos? Gracias a tu valentía hemos estado a punto de abrir esta mañana con un cadáver en descomposición presidiendo el hall. ¡Tengo a la gente de Starbucks cogiéndome de las pelotas! ¡Dios! Más te vale tener preparadas un par de frases mejores que esos patéticos balbuceos para cuando venga la policía.
-Señor, tiene que entender, a nosotros no nos preparan para este tipo de situaciones…
-¿Y para qué tipo de situaciones te preparan, si puede saberse?
-Ya sabe. Vándalos, rateros… ese tipo de cosas.
-¿¡Entonces para que te damos una pistola!?
-Yo… lo siento mucho…
-¿Qué lo sientes mucho? ¡Más lo siento yo, imbécil! Está claro que esta empresa cometió un grave error al contratarte. Te recomiendo que empieces a buscar otro empleo. Y ahora, si me disculpas, tengo asuntos graves que atender.
Y esto fue lo último que dijo el señor Ramiro antes de ser devorado por el oso polar.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres el Cortazar español.

Anónimo dijo...

No, en serio el mini relato mola.

Moniruki dijo...

jajajaja la foto del Pleni jajaja
Me gusta como escribes, Kike

Kike dijo...

Gracias, Mónica. Y al señor misterioso, también

Blacky dijo...

El relato es catárquico porque sugiere una muerte violenta del jefe capullo genérico (Manual de Monstruos D&D Xxx).
Muy divertido el relato en efecto ;)