(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 4 de julio de 2011

CONCURSO DE RELATOS COLOSALES: "El día de los colosos nazis" de Pablo Claudio Ganter


12 de agosto de 1945

-Espero que este ejemplar dure más que los cuatro anteriores frau Lichtenberg-dijo Notker Leisner con voz ronca-su captura nos costó la vida de seis de nuestros soldados, incluida la del sturmmann Kellerman.

El semi-humano se agitaba nervioso dentro de su jaula y sus rugidos retumbaban en la cueva-laboratorio, la brutal criatura no cesaba de mirar con odio a Leisner, aquella criatura era enorme y su actitud hubiese aterrorizado a un hombre inferior pero no al oberstgruppenführer y miembro secreto del Reichsleiter Notker Leisner. Cuando intentó atraparlo con sus enormes manos, sin duda para arrastrarlo al interior de su boca tras una horrible desmembración, este se limitó a esquivar el torpe ataque para después activar una de las palancas múltiples palancas que tenía a mano.

Aquella descarga eléctrica dejó inconsciente al cíclope.

-Lo hará si usted lo ha dejado vivo herr Leisner-le contesto frau Lichtenberg sin levantar la vista de sus monitores, estaba molesta-creo que tras las mejores hechas tras la autopsia de Número cuatro las probabilidades de que el proceso Grendel ÜberSoldier termine con éxito son muy elevadas-aquella anciana menuda y arrugada como una pasa dejó de atender las lecturas, le miró directamente a los ojos-¿hay noticias del Reich?

-Me temo que no frau Lichtenberg, algo debe de interferir la señal de radio.

-O alguien ¿no?

Un escalofrío recorrió la espina dorsal del oberstgruppenführer quien tuvo problemas para controlarse.

-Quizás, pero lo creo. Usted sabe mejor que nadie el efecto perturbador que ejercen los minerales de Colossa sobre nuestros aparatos-”Por no hablar de las lineas telúricas ,de wyrd, que recorren la isla; pero sería solo una estúpida superstición para usted ¿cierto?” pensó Leisner-me he de retirar ¿nos veremos mañana durante el desayuno?

-Lo dudo, pero quizás me lo podría plantear si alguien trajese el cuerpo de Kellerman a mi laboratorio, mi nieto bien se merece una autopsia que permita al Reich conocer las posibilidades destructoras del Grendel ÜberSoldier. Su sacrificio no debe ser en vano.

-Claro.


14 de agosto de 1945

El Reich había enviado en 1944 una expedición secreta a Colossa compuesta por 800 soldados, incluidas tropas de la Schutzstaffel y la SS-Aufseherin , 200 científicos, docenas de “especialistas” y una enorme cantidad de equipo de todo tipo. Su objetivo era encontrar nuevas armas que pudiese dar la vuelta a la guerra, criaturas como el prometedor Grendel ÜberSoldier y el destructivo Fafner. Por desgracia los avances eran lentos y el Reich ya había caído y el Führer había perdido la vida (¿asesinado tal vez? Nunca se había fiado de aquel cerdo llamado Himmler), ahora un débil gobierno de traidores llevaba a Alemania a la ruina...por ello Leisner y los otros líderes de la expedición habían optado por no decir nada, si los expedicionarios se enteraban de aquella desgracia pronto la última esperanza de recuperar el Reich estaría perdida para siempre.

Sentado en la silla de su despacho Leisner soñaba con un ejercito de magníficos Grendel ÜberSoldier acorazados aplastando a los soldados aliados, con sus ciudades aniquiladas por el fuego de los Fafner y las superbombas lanzadas desde las alturas por los gigantescos Reichsadler, veía ejércitos enteros caer al suelo dormidos ante el canto de las meerjungfrau. Si el Tercer Reich no podía ser recuperado uno nuevo se alzaría más fuerte y poderoso gracias a las maravillas de la isla.

Pero aún quedaban muchos premios que reclamar, pasarían años antes de que el mundo temblase ante lo que estaban preparando.

Volvió al mundo real (no, al presente) cuando sonaron las sirenas de la base, algo que sucedía a menudo. Los nativos de Colossa atacaban de vez en cuando, repelerlos no era difícil aunque siempre interesaba más capturarlos, aquello costaba sangre y sudor.

Cargó su Walter P38 y salio al patio, sus tropas se preparaban con disciplina y apenas existía el caos que en ejércitos inferiores se hubiese producido por el ataque de las criaturas de la isla. Realmente el Reich tenía el futuro asegurado con unos cimientos como aquellos.

Subió corriendo a la muralla donde esperaban calladas docenas de ametralladoras pesadas, ahí pudo contemplar una esquelética legión del mundo antiguo que marchaba hacia la montaña solitaria donde se habían instalado, impresionante pero no tanto como otros de los horrores que habían afrontado. Armas y escudos de bronce contra rifle y ametralladoras del siglo XX, aquello sería fácil pese al gran número de atacantes...aunque sería una ocasión magnífica para probar las nuevas maravillas que habían desarrollado en los últimos meses.

-Enviad un escuadrón Reichsadler con bombas surtur, que los reduzcan a astillas-de pronto se le ocurrió una idea brillante-y que traigan un tocadiscos, me apetece escuchar algo de Wagner.

A los 20 minutos una docena de aves que eran el germen de la futura Luftwaffe abandonó sus nidos y se elevó hacia las nubes...desde las cuales desataron un infierno de fuego que fundió hueso y metal, los mismos demonios de Colossa habían sido doblegados por la ciencia y convertidos en armas. Explosiones de carmesí y azabache devastaron al enemigo dejando el suelo cristalizado, el viento traía hasta sus oídos los suaves lamentos de los demonios esclavizados que volvían a ser capturados gracias a las bobinas diseñadas por los científicos de la Sociedad Thule...Leisner sonrió mientras pensaba que ciudades serían las primeras en sufrir aquel destino.

“Quizás alguna de Japón, esos amarillos ya tienen que tener la costumbre de que les llueva fuego del cielo” pensó para si mismo, después se echó a reír a carcajadas.


17 de agosto de 1945

El Scharführer Sterl conocía mejor que nadie los alrededores de la fortaleza, y siempre traía buenas noticias: había encontrado un lago de veneno puro, los manantiales de magma donde vivían los demonios y varios nidos de aves gigantes...aquella vez había encontrado algo mucho mejor.

El anciano estaba amordazado en la parte de atrás de la pesada moto de frau Sterl, tenía la piel oscura y arrugada por la edad, sus ojos rebosaban de odio y sabiduría. Había levantado una gran espectación en la base pues era el primer ser humano que habían visto en una isla que supuestamente era dominio exclusivo de bestias fabulosas, pero él había leído el mítico Hausernicón y conocía la identidad de aquel personaje. Solo podía ser el mago Sokurah, uno de los mayores conocedores de Colossa, una fuente de sabiduría y poder. Ahora era su prisionero.

-Llevadlo a una de las celdas especiales, que esté encadenado y amordazado...luego llamad a frau Geist, tengo trabajo para ella.

Cuando se oyó el nombre de la interrogadora jefa del Reich muchos hombres que afrontaban los terrores de la isla palidecieron, otros no pudieron ocultar una expresión de placer. Aquella cruel mujer era una auténtica valkirya con el corazón tan negro como ensangrentadas estaban sus manos.


28 de septiembre de 1946

-Ha hecho bien en traérmelo herr Leisner, unos días más en manos de esa loca de Geist y hubiese muerto-era gracioso oír a frau Lichtenberg llamar loca a alguien, sobretodo cuando tenía en una mesa el cráneo de su nieto.

-Dudo mucho que sin las hábiles atenciones de frau Geist nuestro amigo Sokurah hubiese sido tan generoso compartiendo sus secretos ¿no le parece?

-Quizás, de todos modos salvar su cuerpo era imposible de modo que me he visto obligada a introducir su cerebro en una de las tinajas especiales en las que he estado trabajando desde que acabé con los Grendel ÜberSoldier -aquel prodigio solo era posible gracias a la fuente de la vida, cuya localización el mago había querido guardar para si-ahora podemos obligarle a hablar gracias a impulsos eléctricos que le obligarán a decir la verdad, no hace falta verse reducidos a la brutalidad de la tortura con la que tanto disfruta esa mujer.

-Si, es mucho más civilizado...ahora si me disculpa, me gustaría poder preguntarle donde ha dejado la dichosa lampara mágica de la que tanto he oído hablar ¿donde hay que pulsar?


4 de julio de 1967

Timmy Thompson tomaba el sol en venice beach cuando aquel hombre tan rubio se le acercó, vestía parecido a los nazis que aparecían en las pelis que tanto le gustaba ver con su abuelo. Si aquel tipo iba a una fiesta de disfraces por el 4 de julio la verdad es que podía haber escogido otro, menudo capullo.

-Joven ¿puedo hacerte una pregunta?-dijo con un acento muy marcado.

-Claro.

-¿Que día es hoy?

“Y esto señores es una pregunta estúpida”.

-Pues el Día de la Independencia, claro.

Y se echó a reír, era una risa cruel que le heló la sangre.

-No hijito, ya no.

De pronto se dio cuenta que el cielo estaba lleno de sombras oscuras y que las explosiones que sonaban ya no eran las de los fuegos artificiales. Los surfistas corrían, él corrían, hacia ninguna parte cuando aparecieron aquellos monstruos con armadura que aplastaban todo lo que se les pusiese por delante.

-Die Fahne hoch!

-------------------------

Al final de esta misma entrada podréis ejercer de jueces en esta emocionante contienda literaria... ¡el destino de Colossa está en vuestras manos!

Si el relato te ha gustado, añade la palabra "Harryhausen +1" al final de tu comentario. Esto proporcionará 1 punto de victoria a este autor. Si el relato te ha gustado MUCHO, añade la palabra "Harryhausen +2" al final de tu comentario. Esto proporcionará 2 puntos de victoria a este autor. Si el relato NO te ha gustado, puedes dejar por escrito tu opinión, pero no proporcionar puntos negativos a este autor.

¡Cuidado! ¡¡TODOS los comentarios "anónimos" serán borrados inmediatamente!!

22 comentarios:

Unai dijo...

Muy bueno Pablo, te suelo seguir con tu programa de radio ese que tienes y tu blog y la verdad es que esta muy bien el relato
Harryhausen +2

Erekíbeon dijo...

¿Nazis y monstruos míticos? Esto sólo puede ser GANADOR!! Harryhausen +2

Delerium dijo...

Curiosa mezcla sin duda =)
Harryhausen +2

Aliena dijo...

Harryhausen +2

ALuque89 (Ander from the Dust) dijo...

Heil, Pablo!

Harryhausen +2

Haderak dijo...

Buenas.
La mezcla me ha gustado, aunque los terminos alemanes me han liado un poco, creo que deberías haber explicado un poco que es cada cosa. Pero el regusto pulp es buenisimo.
Harryhausen +1

mary dijo...

se te va... jaja +2

Roger roger dijo...

Obra maestra absoluta!!

Harryhausen +2

Marta dijo...

Me he reido mucho. Te felicito ;)

Harryhausen +2

HaPLo dijo...

Harryhausen +1

Me ha gustado mucho, pero tambien me he liado un poco con los términos alemanes. ;)

Gelovic dijo...

Isla de Colossa + género Pulp + Nazis = Harryhausen +1

Atlántica dijo...

Un digno Harryhausen +2

Kellerman Augusto dijo...

Me encanta la temática,y sobre todo la idea de una sombra oscura preparándose para la venganza.

Harryhausen +2

Tenfes dijo...

Me ha encantado aunque había un par de fallos (repásalo más a fondo), y me ha faltado una descripción de los monstruos (de algunos al menos), y, aún así, Harryhausen +2 (sin esos "fallos" te ponía +3).
Los personajes molan, en un par de párrafos has sido capaz de dotarlos de personalidad y todo.

Adrián dijo...

Harryhausen +1

-¿Que haces, Pablo?
-Cosas, PeteR.
-¿Que clase de cosas?
-Cosas Nazis, PeteR, cosas nazis.

El Hombre Ilusorio dijo...

Harryhausen +1 Buen trabajo

DerhMarkels dijo...

Harryhausen +2 Love it! ;)

A.J. Manzanedo dijo...

Genial!
Harryhausen +2

El Templario dijo...

¡La hostia!

Harryhausen +2

Germinal dijo...

Estupendo Pablo! Me gusta muy mucho!
Harryhausen +2

Capitan HaddocK dijo...

Nazis y monstruos míticos, el material con el que se tejen los sueños xD

Harryhausen +2

Monkeybone dijo...

Harryhausen +1