(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 7 de mayo de 2011

Supermán se afilia a Izquierda Unida





Como probablemente ya habréis oido estos días, el último hijo de Krypton ha decidido renunciar a su ciudadanía estadounidense. "Estoy harto de que me utilicen como instrumento político" dice el superhéroe. "La verdad, la justicia y el estilo de vida americano ya no son suficientes".

Debido a su condición de inmigrante, el bueno de Clark Kent jamás podría presentarse como candidato a la presidencia. Pero quedaba fuera de toda duda el amor hacia su nación y su desinteresada actitud patriótica.

Superman debutó en el número 1 de Action Comics (con esa portada mítica levantando un coche), en el año 1938, y ha esperado hasta el número 900 de su serie regular para tomar la decisión más arriesgada de su vida. ¡Quizás como respuesta a la política continuista de Barack Obama! ¡Dí que sí, dale duro!

La historia en cuestión se titula "El incidente" (aunque, desgraciadamente, noe stá basado en el divertidísimo despropósito de Shyamalan) y está escrita por nada más ni nada menos que nuestro amigo David S. Goyer, guionista de "Dark city", "Blade", "Batman begins", "The dark knight" o la serie "Flashfoward" entre otras muchas creaciones de menor calado. El dibujante, por cierto, es el español Miguel Sepúlveda.

Goyer también ha sido el encargado de escribir el reboot (que palabra tan fea, por cierto) cinematográfico del personaje, "The man of steel". Peli que estará producida por Cristopher Nolan y dirigida por Zack Snyder. Agua y aceite, vamos. El protagonisto será Henry Cavill, al cual veremos en Octubre interpretando a Teseo en "Immortals".

Superman, como imagino ya sabréis, fué creado por Joe Shuster y Jerry Siegel que, como eran idiotas, vendieron los derechos del personaje a sus jefes por veinte duros. Los chavales pasaron el resto de su vida de juicio en juicio. Uno de ellos ha muerto y al otro le están empezando a pagar ahora, con cuatromil años. ¡Quién pudiera retroceder en el tiempo y darse una colleja a tiempo!

Al parecer, el detonante de la drástica decisión de Superman es la reacción de la Casa Blanca ante su presencia inusitada en una manifestación no violenta en las calles de Teherán. El héroe permaneció inmóvil mientras recibía golpes, escupitajos, pedradas, e incluso cócteles Molotov. Su valiente gesto es interpretado por Ahmadineyad como una declaración de guerra de Estados Unidos. Esto llevará al personaje a reflexionar sobre el papel de su país adoptivo en la escena internacional...

Por que ahora resulta que uno se gasta dos euros en un comic que se llama "Superman" sobre un tío que vuela y expulsa rayos láser por los ojos... y le dan POLÍTICA. Sí, amiguitos. Parece que la pura diversión es un mal a extirpar. Un medio si acaso, nunca no un fin. Pues me cago en la política. ¿Que pasa, que sin filosofía de palo y profundos conflictos internos, la historia no es publicable? ¡Pero que si el protagonista lleva los calzoncillos por fuera!

"Voy a anunciar mañana en Naciones Unidas que renuncio a la ciudadanía de Estados Unidos", revela el chico de azul al atónito Consejero de Seguridad de la Casa Blanca. "El mundo es demasiado pequeño y está demasiado conectado".

¿El siguiente paso del célebre superhéroe? Nadie lo sabe. Pero yo le apoyo. Que haga como Steven Seagal, viajando por el mundo en busca de focas, selvas tropicales e indígenas semidesnudos a los que salvar de la destrucción... pero, eso sí, partiendo brazos y piernas por el camino. ¡Al fin estás en el bando correcto, Clark! ¡¡Después de tantos años votando republicano!!

¿Y hasta cuando durará esta actitud subversiva y revolucionaria? Pues hasta que cambien de guionista. Básicamente.

1 comentario:

Ash dijo...

Pues en base a las dos viñetas, yo estoy de acuerdo con él. Estoy hasta el culo de que la gente sólo sepa ver pequeños grupos de gente en los tiempos que vivimos. El nacionalismo carece de sentido en un mundo globalizado. ¿A ver donde estariamos todos sino fuera por la ciencia y costumbres de los extrangeros? En un nivel similar al de la edad media con suerte.

Y desde luego me parece vomitivo lo de que sino estás con nostros obviamente estás contra nosotros. Porque, claro, no puedes respetar a todos. Si nos apoyas a nosotros, has de odiar a los demás, o al menos despreciarlos o sentir lástima por su inferioridad. Que para algo somos el pueblo elegido (por quien sea)

Yo digo: !!!!YA ERA HORA¡¡¡¡ CAÑA A LOS CONSERVADORES.