(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 29 de mayo de 2011

¡Canta, oh, Roy Thomas, la cólera del pelida...!



El otro día me pasé por la feria del libro y me compré uno de los tomos de la nueva serie "Marvel illustrated". Concretamente el que adapta la Iliada de Homero. ¡Que bonita adquisición para cualquier tebeoteca! Con esa tapa dura, ese papel satinado y esos colores tan... coloridos.

A ver, el coso este data de 2007. Pero como yo antes no lo había visto, para mí es nuevo.

Los artistas son nada menos que el amigo Roy Thomas al guión y Miguel Sepúlveda al dibujo. Ambos hacen un trabajo excelente, retratando con fidelidad y estilo propio el mito fundacional de occidente.

Visualmente, este comic es una auténtica maravilla. Aunque este sea uno de los primeros trabajos "serios" del señor Miguel Ángel Sepúlveda, el dibujante demuestra gran técnica, compone la página correctamente y tiene buen ojo para los diseños. A excepción de unas cuantas viñetas que empañan la calidad del conjunto, las escenas de guerra en las lejanas costas de Ilión son ambrosía para nuestros ojos.

Grandes matanzas, mujeres ardientes, interminables monólogos, profecías, la grandeza del Olimpo, la belleza de Helena, decapitaciones, asedios, carros, arcos...

Por supuesto, la propia Iliada no es lectura para todos. Y no me refiro al lenguaje (hay traducciones para todos los gustos, incluso en verso) sino al propio argumento. Hay setecientos mil personajes, tienen lugar setenta millones de duelos (la mayoría, irrelevantes) y los dioses parecen tener la última palabra en cualquier asunto mortal.

Vamos, que es una historia confusa de cojones. Y, sin embargo, la trama principal se puede resumir en unas pocas líneas: Aquiles abandona la lucha por que le roban a una esclava, los troyanos empiezan a vencer, Patroclo se disfraza de Aquiles para ayudar a su ejército, Hector mata a Patroclo por error y Aquiles se venga de Hector.

Por que esto es lo más curioso: los episodios más conocidos y reconocidos de esta guerra legendaria son "la manzana de la discordia" y "el caballo de madera"... ninguno de los cuales aparece en el relato. Tampoco se hace mención alguna al famoso "talón de Aquiles" que es invento de un poeta romano muy posterior a Homero.

Las propias acciones de los hombres, por su parte, están atadas a los designios de los inmortales de forma que el libre albedrío se convierte en una quimera (y no, no es que le salgan tres cabezas y empiecen a expulsar fuego). Claro está, esta idea encaja perfectamente con la visión griega del "héroe", tan estimable como patético, condenado desde su nacimiento.

Respecto al trabajo de Thomas: la obra original aparece resumida, obviamente. Pero estamos ante una adaptación más que digna, en la que es difícil echar en falta momentos o personajes.

Pues nada, aquí tenéis un tebeo muy bueno y muy bonito. Eso sí, barato lo que se dice barato, NO es. Pero, ¿cuanto vale el consejo de los dioses...?

1 comentario:

El Tipo de la Brocha dijo...

Mierda. Ya sabía yo que debía haber algo que mereciera la pena y que no tuviera ya. Tendré que comprármelo otro día.

A Roy Thomas uno tiene que quererlo.