(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 12 de abril de 2011

I want YOU for U.S. army!



Como todos sabéis, hace unos días se estrenó en nuestra nación "Battle: Los Ángeles", traducida de forma bastante estúpida como "Invasión a la Tierra". Tal y como cabe esperar, nos encontramos ante una película sin argumento de soldaditos yanquis disparando a marcianos. Lo cual, en principio, no tendría por que ser malo...

La historia (que es lo de menos) nos cuenta como un pelotón de marines más chulos que John Cena deben rescatar a unos cuantos civiles (cuatro, concretamente) del infinito caos de la batalla de Los Ángeles. Aquí empiezan mis problemas. ¿Sacrificar un pelotón entero por cuatro civiles (dos de ellos inmigrantes) que ni siquiera tienen habilidades especiales? ¡Anda y vete a cagar!

Opino que la trama es demasiado esquemática como para permitir a los protagonistas cometer tantas patochadas estratégicas. Es decir, un filme centrado únicamente en el aspecto bélico no puede permitirse tal cantidad de tácticas dudosas. A saber: avance en bloque contra armamento de fragmentación, gasto inútil de municiones, uso de helicópteros en áreas tomadas por el enemigo, lanzamisiles que no se disparan nunca, vehículos ridículamente vistosos en zona de guerra...

La ya mencionada amenaza extraterrestre apenas tiene presencia en la película. Los diseños de los bichos no están mal, muy warhammer 40000. Pero es que, en realidad, nunca llegamos a verles claramente.

Además, como suele ocurrir en este tipo de películas, los alienígenas se vuelven más tontos a medida que avanza el metraje. Y es que conseguir que los héroes se vuelvan más listos es mucho más difícil, donde va a parar. De todas formas deberíamos recordar que, en realidad, no son alienígenas. Son "EL OTRO". Extranjeros cabrones. Si los guionistas hubiesen tenido huevos, habrían puesto canadienses como archienemigos, al más puro estilo "Canadian Beacon" o "South Park".

Olvidaos de "La guerra de los mundos" de George Pal o "La Tierra contra los platillos volantes" de Ray Harryhausen. La cinta protagonizada por Aaron Eckhart tiene mucho más que ver con aquella aburridísima "Arenas sangrientas" protagonizada por John Wayne.

No importa cuan poderoso, numeroso o maligno sea el enemigo. Nadie puede derrotar a los apuestos combatientes nacidos en los Estados Unidos de América.


Recordad todos esta hermosa cantinela, hermanos:

Some talk of Alexander, and some of Hercules
Of Hector and Lysander, and such great names as these.
But of all the world's great heroes, there's none that can compare.
With a tow, row, row, row, row, row, to the British Grenadiers.

Those heroes of antiquity ne'er saw a cannon ball,
Or knew the force of powder to slay their foes withal.
But our brave boys do know it, and banish all their fears,
Sing tow, row, row, row, row, row, for the British Grenadiers.

Whene'er we are commanded to storm the palisades,
Our leaders march with fusees, and we with hand grenades.
We throw them from the glacis, about the enemies' ears.
Sing tow, row, row, row, row, row, the British Grenadiers.

And when the siege is over, we to the town repair.
The townsmen cry, "Hurrah, boys, here comes a Grenadier!
Here come the Grenadiers, my boys, who know no doubts or fears!"
Then sing tow, row, row, row, row, row, the British Grenadiers.

Then let us fill a bumper, and drink a health to those
Who carry caps and pouches, and wear the loupèd clothes.
May they and their commanders live happy all their years.
With a tow, row, row, row, row, row, for the British Grenadiers.


Curioso resulta que la inmensa mayoría de los que cantaron estos versos con orgullo acabaran sus días mutilados sobre en el fango.

No os engañéis: estamos ante un largometraje importante. Dentro de treinta años, cuando reinen los chinos con puño de hierro y nuestro amado imperio americano haya caido definitivamente, esta película SE ESTUDIARÁ como ejemplo de exaltación de una élite condenada a la destrucción. Igual que "El judío Suss" de 1940, "Cruzada en la mar" de 1968 o incluso las aventuras de Miyamoto Musashi en un tiempo sin guerras (ni samurais). Como las novelas de caballerías de finales del siglo XV. Como los relatos que contaban los guerreros espartanos poco antes de la última rebelión de los ilotas. Es lo natural... el lobo atrapado siente que está en las últimas y se resiste a creerlo. ¿Alguien tiene curiosidad por saber en qué estado se encontraba el Imperio británico en 1911? Pues sólo hay que fijarse en los USA de 2011.

Sabía perfectamente lo que me iba a encontrar. De forma que no debería preocuparme por la falta de profundidad de los personajes, los mensajes fascistoides o los incoherentes elementos de ciencia ficción. Pero lo cierto es que me aburrí.

Compañeros, ahora con franqueza: si esos protagonistas me dan lo mismo, la trama está mil veces vista, el estilo de dirección me impide enterarme de nada, los diálogos son lamentables, no hay sentido del humor, la banda sonora no emociona y ni siquiera podemos disfrutar de una digna civilización extraterrestre... ¿¡Para qué cojones estoy pagando!?

Ahora sólo me toca ver la versión de The Asylum. Igual mola y todo.

Otra cosa más, ¿no estáis hasta los huevos del estilo de rodaje "mi-primo-Miguelito-con-su-movil-de-4-megapíxeles"? En la saga Bourne todavía tenía un pase. Pero vamos, que ya no cuela. Por cierto, por si os preguntan, todo es culpa de la puñetera "lista de Schindler" y un señor llamado Janusz Kaminski.



BUENO, COMPAÑEROS PARTO A LA FERIA DEL COMIC DE BARCELONA. ASI QUE NO ME VOLVERÉIS A VER POR AQUÍ HASTA EL LUNES. ¡PORTAOS BIEN!

4 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Pues espera a lo que voy a decir sobre ella mañana.

Sonja dijo...

ahhh, vale, eso es como Jack Bauer pero en ejército.

El Tipo de la Brocha dijo...

Unos amigos ya me habían dicho que la peli era mala. Me mantendré alejado.

En cuanto a lo de la cámara, harto es poco.

Capitan HaddocK dijo...

Mira que me lo veía venir. No se, estas cosas cuelan a lo mejor cuando tienes 13 años y vas a ver "Independence Day". Pero a estas alturas ya ni sorprenden los efectos especiales.

De lo del Steady Cam este degenerado que nos quieren vender ni me hables. Estoy harto de ver a directores justificando este estilo de rodaje en que le da mas verosimilitud a la acción y que te hace meterte mas en los personajes.
¡Pero coño! ¡Que soy un puto espectador, no un marine! Lo que quiero es una perspectiva clara de lo que estoy viendo y solo en momentos puntuales meterme en la piel del personaje. No necesito todo el rato movimientos mareantes de cámara y escenas borrosas.