(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 5 de abril de 2011

Canciones bucaneras...



¡¡Os saludo, tripulación!!

Hoy quiero hablar de este disco, que he encontrado por pura casualidad. Que no os engañe la fea portada. Estamos ante un magnífico recopilatorio de tonadas piratas que disfrutarán igualmente niños y grandes.

Desgraciadamente, no existen muchas películas de fantasía en entornos piratas. Los galeones y los sables están bien, pero los monstruos marinos y las islas misteriosas mejoran automáticamente cualquier largometraje. Aunque "La maldición de la perla negra" me gustó, como a casi todo el mundo, no la disfruté tanto como para considerarla el renacer de la aventura (como muchos dijeron). Sin embargo, sí tenía confianza en que las secuelas abrieran las puertas de un nuevo género. Yo incluso disfruté "El cofre del muerto", pero sólo por que me parecía un buen "prólogo" a una historia más cuidada... ni que decir tiene que esa historia jamás llegó. En su lugar, Jerry Bruckheimer nos recompensó con uno de los experimentos más lamentables de la historia del cine. Una farsa, aburrida, sin sentido, interminable, escrita por un par de simios descerebrados y con un coste mayor de 200 millones de dólares. Ahora pretenden que vaya a ver "otra más" con la Pé haciendo de tipa dura. Van listos. Pero bueno, lo voy a dejar, que me enervo.

Como estaba diciendo, el cd en cuestión incluye un buen número de canciones de estilo marinero para amenizar cualquier tarde de trabajo. ¿Sabéis a lo que me refiero? ¡Acordeones, palmas, violines y voces de tipos duros! Graciosas baladas que nos hacen recordar otros tiempos y lugares. He buscado otros recopilatorios de contenido similar y este es, de momento, el mas molón. Eso sí, no esperéis referencias a prostitutas y gargantas cercenadas (no se puede tener todo).

Los mejores temas son, probablemente, los cuatro primeros, puesto que son las más animados y que recrean con mayor fidelidad las baladas irlandesas que siempre animan el corazón al cruzar el inmenso azul. Pero mentiría si dijera que el resto de la lista de reproducción no me parece magnífica.

Como no podía ser de otra forma, también encontraremos una nueva versión del inmortal clásico "Yo, Ho, Ho, la botella de ron", basado en la película viejuna de Disney, basado a su vez en el libro de Robert Louis Stevenson, basado a su vez en auténticas sintonías marineras. ¡Magnífico! ¡Arrr!

La último canción del disco es la grabación original "A pirate's life for me" de la atracción de Disneyland. Cualquiera que haya tenido la suerte de visitar el reino mágico reconocerá perfectamente esta música. Una sintonía infantil muy de los años 50, entrañable y pegadiza.

Por otro lado, los puntos oscuros del producto son, en mi opinión, las obligatorias referencias a su título:

Por ejemplo, "Forty fathoms deep". Si atendemos mínimamente a la letra, descibriremos que se trata de un tema basado directamente en las infames secuelas piratas, puesto que la "verdadera" leyenda marinera de Davy Jones es muy diferente. Sin embargo, lo cierto es que la canción logra ser siniestra y divertida, estando estupendamente interpretada. Por tanto, sería totalmente injusto "expulsarla" de la susodicha lista de reproducción por razones tan arbitrarias.

O la fantástica "Blow the man down". En este tema se menciona a Jack Sparrow y la Perla Negra. ¡Cambiando un par de palabras, podría haber pasado por una auténtica balada del siglo XVII! De todos modos, hay que admitir que la canción sigue siendo excelente, de forma que siempre podemos ignorar esa fea línea que relaciona una gran canción con un pésimo largometraje.

El disco tiene ya más de tres años (data de 2007), pero yo lo acabo de descubrir. La duración total del mismo es bastante reducida, apenas 40 minutos. Es una pena que no exista una versión especial con cuatro discos. O con siete. Al parecer, varios músicos han participado en la creación de esta obra de arte aunque la mayor parte de las pistas son obra de Craig Toungate (el cual tiene un siniestro parecido con el cómico Pablo Carbonell).

En definitiva, una colección para disfrutar cual duro pirata, hermanos. Absolutamente imprescindible para todos vosotros, marineros de agua dulce, deseosos de hallar tesoros... y bailar con brío.

¡Asegurad el trinquete! ¡Abatid el palo de mesana! ¡Arriad el foque! ¡¡Y a por ellos!!


2 comentarios:

El Tipo de la Brocha dijo...

Buf, hay que estar muy metido en ambiente para escucharlo. Después de trabajar, como que no me llega. Aunque la pista 4 tiene su aquel.

Kike dijo...

¿¿Que no "te llega"?? ¡¡A pasear por la tabla!!