(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 19 de marzo de 2011

Señor de la guerra de fantasía. Pues sí.



Este es un juego del cual, probablemente, nunca habéis oido hablar y que fué creado por un valiente desertor de Games Workshop en 1990. Su nombre, Ian Bailey. La editorial, la nada conocida Folio Works Ltd.

En el cruel mundo mágico de Vortimax (no se rompió mucho la cabeza con el nombre) docenas de colosales ejércitos se enfrentan por la supremacía en colinas, bosques, castillos y pantanos. Tus decisiones significarán el éxito o el fracaso de imperios enteros... ¡¡Al combate!!

Al parecer este magnífico manual contenía bastantes elementos innovadores:

-Movimientos simultáneos... ¡Como en la vida misma!
-Combate con dados de cien caras para evitar el lanzamiento masivo de cubos sobre el tablero.
-Ordenes directas de los líderes para mover a tus hombres.
-Cientos de opciones de equipo para tus tropas.
-Sistema de magia equilibrado, fácil de aplicar y altamente estratégico.
-Dibujos graciosísimos de Gary Chalk.


Dieciocho meses después, el juego ya estaba fuera de imprenta. Dieciocho años después, se trata de una auténtica reliquia. De los cientos de expansiones, suplementos, extras, ampliaciones y reediciones previstas salieron al mercado exáctamente... CERO. Eso es. Ni una.

Es curioso como los rivales de Games Workshop HOY crean juegos carentes de cualquier detalle y realismo... mientras que, antaño, lo que se intentaba era, precisamente, MEJORAR el sistema. Aunque bueno, los datos económicos parecen dar la razón a los que apuestan por "la sencillez". ¡Maldita sea la sencillez! ¡Cuantos han muerto por tu causa!

Como ya habréis imaginado, no voy ha hacer aquí una crítica del jueguito en cuestión: no lo he probado. Es decir, ¿¿QUIÉN lo ha hecho, demontres??

Aquí podéis disfrutar de unas cuantas "reviews" prehistóricas en la que se comentan los puntos fuertes y débiles del producto. Ahora bien, yo que vosotros no pasaría mucho tiempo buscando opiniones alternativas, por que no vais a encontrar nada más.

Podéis encontrar alguna copia suelta de tan curioso manual flotando por ebay... a precios verdaderamente absurdos. De forma que sigo aquí esperando que un buen cristiano cuelgue un pdf completo en su página personal. Yo lo dejo caer, por si acaso.

1 comentario:

Maeglin dijo...

No he tenido ocasión de jugar a Warhammer con reglas de Warhammer pertenezco a la generación del simplismo ochentero y las versiones comercialísimas: el Cruzada Estelar, HeroQuest y el BattleMaster. He de decir que era muy muy adictivo.