(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 16 de marzo de 2011

Me cago en Almodóvar


Se suspone que las encuestas se renovaban cada 15 días. Pasaron 15 días. Pasó un mes. Pasó otro. Y el Blogger se cansó de esperar. A la mierda los resultados.

Pero bueno, pediros vuestra opinión es una burda excusa para poder desarrollar la mía. Asi que tampoco importa demasiado. Introducir aquí risa maléfica.

Por si no os acordabais, pregunté por el MEJOR director de cine español de la historia universal. Las opciones eran únicamente Juan Piquer Simón, Armando de Osorio y Jesús Franco. Evidentemente, seleccioné a los tres individuos por su escasa fama actual (quizás el más popular sea el señor Franco), su cine de fantasía psicotrópico y sus reducidísimos presupuestos.

El caso es que votasteis y, os aseguro, que los resultados coincidían con mi propia percepción del asunto. Sin manipular ni nada. Asi que vamos a analizar un poco la carrera de estos tres grandes hombres de menor a mayor número de votos...


hablemos primero de "Jesús Franco", probablemente el autor con mayor proyección internacional de los tres personajes propuestos.

NO HE PODIDO VER NINGUNA DE SUS "PELICULAS" ENTERA. Y lo de poner la palabra "películas" entre comillas es absolutamente deliberado, amigos. No puedo entender como hay tanto Jordi Costa suelto por el mundo adorando esta clase de... cine. Por llamarlo de alguna forma.

Sus largometrajes son aburrídisimos, cutres e ininteligibles. No les encuentro ningún valor redentor. Ni siquiera puede uno reirse de ellos por que, como de todos modos, NO se entienden...

Me parece acojonante como un tipo que ha pasado toda la vida rodando (algunos años llegó a finalizar veinte títulos) no haya aprendido nada. Si acaso cada experimento es más insoportable que el anterior.

Y en las entrevistas tiene los huevos de mencionar como referentes a Truffaut y Fellini. ¡¡Venga ya!! ¡Eso es lo yo que llamo una falta total de consideración por uno mismo! Si al menos fuera como Albert Pyun que le gusta lo que le gusta y lo admite... pero no, él tiene que demostrar que es cuuuuulto.

No nos engañemos. El espectáculo no es, en absoluto, su pseudocine. Es él.

El tipo es inteligente, descarado y graciosísimo. Tiene una labia y un carisma que ya quisieran muchos políticos. Es imposible ver hablar al tito Jess más de tres minutos y no quedarse fascinado con sus huevazos.

Estamos ante el creador de citas célebres como: "el cine ya ha muerto... ¡Y no pasa nada!", "Lo único que hace falta para empezar a rodar es un buen chocho", "no creo que haya hecho películas mejores o peores sino unas más repugnantes que otras" o, mi favorita, "no creí merecer ningún premio... ni siquiera un Goya"


Amando de Ossorio nace en La Coruña, 6 de abril de 1918. Sin duda, es el más importante cineasta de terror en Galicia y uno de los más importantes de la Península Ibérica. En los últimos años de su vida, el pobre Amando de Ossorio trabajó en guiones que no llega a rodar. Muere en enero de 2001. Olvidado, como Mozart.

"Serpiente de mar" tenía buenas intenciones pero, hay que admitirlo, es un coñazo. Sin embargo, su saga de los templarios tétricos (veinte años anteriores al Starcraft) me resulta sublime. Cuatro películas de horror entretenidísimas con villanos icónicos y muy arraigados en la tradición patria.

Villanos que podemos contar entre los no-muertos más pérfidos de la historia del cine. Si uno ve las películas de momias, zombies y vampiros, parece que los pobres siempre tienen una justificación razonable para sus actos. Están enamorados, son idiotas, fueron humanos engañados... pero la única motivación que tienen los templarios de Ossorio es la venganza. Hacia los descendientes de unos hombres que les ejecutaron por un crimen que SÍ habían cometido. Además de feos, reincidentes.

Y luego está la eterna pregunta... ¿Basó Peter Jackson sus Nazgules en cadáveres gallegos?

Utilizando como base "El monte de las ánimas" de Becquer y mezclando los espectros góticos de Hammer con los arquetipos modernos de George A. Romero, nuestro homenajeado consiguió conjugar un universo personal de sangre y sombras dificilmente igualado por el ejército de imitadores de Tarantino.

Esta franquicia merece un "reboot" contemporáneo. Forrado de millones. A la americana.



Mi favorito y el de muchos de vosotros. Juan Piquer Simón es conocido, sobre todo, por "La mansión de Cthulhu", "Supersonic Man" y otras patochadas igualmente lamentables. Grave injusticia. Estamos hablando del hombre que intentó traer el noble género de la AVENTURA JUVENIL a la España de la transición. El hombre que aprovechó las escasas cuatro perras de las que disponía con una maestría inigualada. El hombre que derrotó a James Cameron en 1990.

Su "Viaje al centro de la tierra" no es la versión más célebre del mito pero quizás por eso merece una atención especial. En 1976 parecía imposible hacer algo así. Doble triunfo. Sin tiempo ni recursos este esforzado director consiguió finalizar una más que digna epopeya Verniana... ¡Y con viajeros del tiempo! ¡¡Y un simio gigante!!

Entre sus numerosos proyectos fallidos se encuentra una versión cinematográfica de la Saga de los Aznar (una especie de Eneida en el espacio), El Capitán Trueno (que, finalmente, parece estar rodándose y esperemos resulte interesante), Espada y brujería (fantasía epica totalmente original que por desgracia acabaría siendo NEXUS 2431) y otras adaptaciones de la obra de Julio Verne.

Juan Piquer Simón dejó tras de sí cientos de horas de buen entretenimiento audiovisual. Y si hubiera contado con el apoyo de esta endogámica industria, nos habría dejado muchísimas más.

Como supongo que ya sabreis, nuestro homanejado falleció recientemente sin recibir el reconocimiento que merecía. Una verdadera desgracia.

8 comentarios:

Paco Fox dijo...

Los fans de Franco lo son por su finstrismo. Yo también opino que sus películas son totalmente insoportables, pero al menos, como Apitchapong, es un referente. Son mierda, pero mierda con cierto carisma.

De los templarios sólo he visto la primera, pero más allá de lo que molan de diseño (Ossorio era también ilustrador), el ritmo es para abrirse las venas.

Piquer era un cachondo. Su Viaje al centro... es una de mis pelis de infancia. Y en la Grieta sacó a Pocholo. Sólo por eso le perdono lo espantosa que le salió La mansión de Cthulhu, que no hacía ni gracia.

José Viruete dijo...

A mí sí me gustan las de los templarios de Ossorio, sobre todo la segunda. Aún dan mal rollo.

Kike dijo...

La segunda es la que tiene el argumento más clásico y la mitología más cerrada, pero a mi me gustan las cuatro. Dan cosica y son bastante entretenidas.

Monica dijo...

Yo quería votar, pero siempre se me acababa pasando, mi favorito es, sin duda alguna, Juan Piquer Simon. Desdfe que vi "Mil gritos tiene la noche" no podía ser de otro modo.
A mi tampoco me gustan las películas de jesus Franco, pero es que ese hombre me cae de maravila.

Dr. Quatermass dijo...

Joer también se me pasó la encuesta. Yo tampoco he conseguido ver entera una peli de Franco, lo he intentado varias veces con su Dracula vs Frankenstein que tiene hordas de seguidores y no puedo. Piquer Simón es un referente, os recomiendo sobremanera el documental "El último truco" sobre la figura de Emilio Ruiz del Río, artesano de los efectos especiales que concibió muchas de las pelis de Piquer Simón, que aparece en el documental y cae pero que muy bien. Tambien sale Harryhausen en ese documental :-)

Kike dijo...

http://poderfriki.blogspot.com/2010/02/emilio-ruiz-del-rio-maestro-de-maestros.html

Anónimo dijo...

Por fin alguien habla de Jesus Franco como se merece.
¡Ya no me siento solo en la lucha!

Anónimo dijo...

Las de los templarios mejor dejarlas como están, nada d remakes. Seguramente harían unos espectros en CG que no darían miedo ni nada y les cambiarían el transfondo haciéndoles víctimas inocentes de la Iglesia en lugar de villanos.