(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 8 de marzo de 2011

Brujas pirujas



El domingo fuí a ver "En tiempo de brujas".

Pues sí, es mala, pero vamos, no merece el vapuleo a la que la están sometiendo.

En su facebook, el director Michael J. Bassets dijo "Season of the witch was... probably a better idea on paper". Este no me parece un comentario justo, considerando que "Solomon Kane" no es muy superior y parte de un material literario excelente.

No estamos ante un título peor que el remake de "Furia de titanes", sólo más barato. Y cualquiera que me lea habitualmente, sabe lo mucho que respeto yo el uso inteligente de recursos escasos en la creación de productos de ESPADA Y BRUJERÍA.

Tal y como predije al ver el trailer, estamos ante la versión para tontos de "Black Death". La película comparte la misma ambientación, los mismos arquetipos, los mismos temas y casi el mismo argumento. Sólo que sustituye la violencia por ACCIÓN, la filosofía por MAGIA y la soledad por CHISTES MALOS. Pues bien, lo apruebo completamente.

Nicholas Cage cada día es más ridículo pero ese gesto de no enterarse nada y esa rata de cloaca que habita su calva le convierten una figura entrañable. Además, toda película en la que sale el feo rostro de Ron Pearlman es, automáticamente, una película mejor. Sólo falta John Rys-Davies para tener el carnaval completo de "estrellas de fantasía serie bé".

Nada más empezar, el filme en cuestión hace mucha gracia por que parece que su objetivo principal es la defensa histórica de la Santa Inquisición y sus muy cuestionables métodos. Pero luego nuestros protagonistas empiezan a darse de hostias y ya se te olvida todo. Al final hay unos giros argumentales que hacen que nada de lo ocurrido tenga mucho sentido. Pero oye, son giros para transformar la trama en algo ÉPICO, cosa que siempre se agradece.

Salen huargos, cruzados matando turcos, zombies y gente guarra de la Edad Media. No sé si estos elementos os dicen algo pero lo que es yo, gozo cosa bárbara. Además: no aburre. Cosa rarísima en estos tiempos.

Por cierto, que sale hasta Lucifer in person. Y mola. Precisamente por que no impone nada: parece un macarra feucho y faltón. Devil is a loser.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estoy esperando a que el 8 de abril se estrene la nueva peli del retoño de Francis Ford Coppola: ¡Furia Ciega!. ¡Tías buenas! ¡Persecuciones de coches! ¡Cultos satánicos! ¡Nicolas Cage y su rata! ¡3D! ¡William Fichtner robando la función como la mano derecha del Diablo!

ggggggggggggggggaaaaaaaaaaaaaaaaaaaannnnnnnnnnnnnnaaaaaaaaaaaaaassssssssss...

Kike dijo...

Tiene buena pinta, sip.