(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 6 de diciembre de 2010

Wagner, el hombre-rollo



En mi afán por viajar hasta el núcleo original de mis aficiones, he pasado un tiempo largo buscando la nada conocida novela "Wagner the werewolf". Se trata de la primera obra literaria moderna sobre el mito del hombre lobo y fué escrita por un tal G.W.M. Reynolds en el año del señor 1847.

La encontré. Es una mierda.

Que deprimente, ¿no? Esperar el descubrimiento de una "joya olvidada" y darte cuenta que la gente la olvidó por que, precisamente, era un COÑAZO.

Nuestra historia comienza en un páramo helado en el cual se sostiene una pequeña cabaña. Dentro de la cabaña, un anciano solo, deprimido, que añora su familia y su juventud. De repente, la puerta se abre de par en par y tras ella surge una figura alta y msiteriosa, vestida enteramente de negro y con penetrantes ojos azules. El extraño, sin presentarse, parece saberlo todo del desgraciado Wagner y le ofrece recuperar su vigor de juventud para toda la eternidad a cambio de servirle durante un año. De este modo, el anciano acepta el trato sin saber que eso le ha condenado por siempre a la miserable existencia del licántropo. Así, con este pacto fáustico, se inician las aventuras de Wagner, cuya inmortalidad dejará de ser un don y pasará a convertirse en una losa.

Este primer capítulo es, probablemente, la mejor introducción que jamás he leido en una novela de misterio. Por eso la inmundicia subsiguiente se hace más difícil de aceptar. Además, es interesante descubrir que, a pesar de tratarse de un cuento gótico, no está ambientado en la "actualidad" (mediados del siglo XIX) sino en un pasado lejano, el renacimiento italiano. Una buena idea que tampoco llega a aprovecharse lo más mínimo.

El libro pronto se olvida de su título y empieza a introducir montones de personajes que no sirven para nada y líneas argumentales totalmente estúpidas. Problemas con herencias, mujeres mudas que recuperan la voz, padres que no se hablan con sus hijos, tramas románticas entre seres que nos improtan un comino, armarios misteriosos que ocultan "secretos inconfesables", intrigas cortesanas, reos acusados de crímenes que no han cometido... ¿¿¿se puede saber a quien HOSTIAS le importa todo esto??? ¡¡QUIERO SABER MÁS SOBRE EL PUTO HOMBRE LOBO!!

Tampoco se puede decir que me halla perdido mucho con la traducción: como no encontré el libraco este in spanish me lo estaba tragando en su idioma original. Con dos cojones. El lenguaje es sencillo asi que cualquiera con el First Certificate se enterará de su totalidad. Además, está escrito de forma bonica, como si fuera un relato antiguo, con muchas figuras retóricas y apelando al lector constantemente. Lástima que el contenido del relato no valga ni para envolver nabos.

No os voy a mentir. Podría, pero prefiero ser sincero. No he concluido la novelita de marras. Sin embargo, llevo dos tercios. Y considerando que, de todo este conjunto, sólo he disfrutado las ocho primeras páginas... dudo que las 80 restantes me hagan cambiar de opinión.

Si es que no me puedes sacar de Clark Ashton Smith. O las tiras de Calvin y Hobbes.

No hay comentarios: