(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 7 de octubre de 2010

El aprendiz del tren de la bruja


Si en la foto parece sórdido, en la peli es aún peor. TODO el cine estaba convencido de que ese pobre chaval iba a ser objeto de una violación anal.

Íbamos a entrar en "Buried" pero nos daba una pereza del copón... asi que dije: "a la mierda. Veamos una peli de magos". No esperábamos mucho. Sólo disfrutar con unos cuantos lanzadores de hechizos locos golpeándose con bolas de rayos. En ese sentido, no me he sentido especialmente decepcionado. Vale, me hubiese gustado ver una pelea digna con algun monstruito (sale un dragón pero se lo cargan en quince segundos) o un ejército de muertos (que lo prometen, pero nada). Sin embargo, sí encontramos conjuros en cantidades industriales y eso mola. Aunque vamos, la peli es mala de solemnidad.

A pesar de que "El aprendiz de brujo" es una megaproducción millonaria de Disney, el filme en cuestión ha fracasado allí donde ha sido estrenado. Y, francamente, no me extraña. Sopotar a Nicholas Cage disfrazado de vagabundo durante dos horas es una idea totalmente delirante. ¿Se puede saber en que estaban pensando?

Monica Belluci sigue estando impresionante, pero en total, no la veremos ni dos minutos de reloj.

La cinta, como si de un telefim se tratara, abre con un prólogo medieval sobre explicativo y carente del menor talento narrativo o visual. Allí se nos informa que toda la trama girará en torno a los herederos de Merlín y Morgana. ¡Madre mía, que referencias legendarias TAN intrincadas! ¿¿Cuantos años de investigación habrán gastado los guionistas para hallar semejantes nombres??

El resto del argumento transcurre en el Nueva York del siglo XXI, cosa que me parece fatal pudiendo ser el Budapest de principios del XIX, pero bueno. Conocemos al que será nuestro protagonista cuando sólo cuenta con 10 años de edad. Y resulta un amasijo de gestos irritante, estúpido, asqueroso e insoportable. Un poco más adelante (sí amigos, la peli empieza como tres o cuatro veces), conocemos al que será nuestro protagonista cuando sólo cuenta con 20 años de edad. Y resulta un amasijo de gestos irritante, estúpido, asqueroso e insoportable.

Hay comedia. Pero no es muy graciosa. Y algunos personajes secundarios más. Pero no son muy interesantes. De hecho, uno se pregunta como pueden alargar TANTO un relato tan sumamente simple. El efecto Jerry Bruckheimer, me imagino.

La Rata de Nicholas Cage se oculta hábilmente bajo un sombrero de gitano para saltar al cuello del muchacho cuando este menos se lo espere.

El director es un tipo llamado Jon Turteltaub. Pues bien, el amigo Turteloquesea NO sabe lo que es la magia. Y lo que es peor, tampoco le importa lo más mínimo, hasta el punto de buscar explicaciones científicas a los sortilegios (???).

El primer encuentro que el héroe tiene con la hechicería debería ser especial. No otra triste excusa para meter CGI carísimo. Los duelos entre magos deberían ser espectaculares muestras de poder que hiciesen temblar la Tierra. No escenitas de acción sin personalidad. El cine comercial de hoy parece haber perdido la capacidad ya no de "fascinar" sino de sentirse "fascinado" por lo imposible. Y esto es, siempre, lo más importante al rodar cualquier clase de fantasía.

Y ya que hablamos de "Fantasía", resulta curioso como el fragmento de la película protagonizado por Mickey (tan absolutamente genial como el resto del largometraje) es una adaptación bastante fiel del poema de Goethe de 1797, el cual los productores de este título ignoran siquiera que exista. Aquí "in english" para todo aquel a quien pueda interesarle.

El mítico momento de las escobas y la inundación aparece, efectivamente, cuando ya hemos cruzado el ecuador del film. Desgraciadamente, "el contexto lo es todo" y, en este contexto concreto, parece un pegote raruno que no encaja lo más mínimo con el resto de lo que nos están contando.

La escena NI SIQUIERA utiliza la maravillosa sintonía de Paul Abraham Dukas excepto por un par de sutiles apuntes rápidamente borrados bajo la espantosa fanfarría hollywoodiense estándar. ¡¡Maldito Hans Zimmer!! ¡¡Cuanto daño ha hecho!!

Como iba diciendo, el fallo número uno (y número dos y número tres) del peliculoide que hoy nos ocupa es, sencillamente, la carencia de magia. Esto se ve muy claramente en una secuencia en la cual el brujo bueno persigue al brujo malo... ahí nos encontramos la excusa más ridícula de la historia del cine para incluir una persecución de ferraris. Y es que en el microcerebro pragmático de los guionistas, "si yo tuviera magia, convertiría mi coche en un ferrari". Con dos cojones. Pudiendo convertirlo en un Grifo, un Carro de Fuego o una Locomotora de Plata.

Efectivamente, el director es fan de Chiquito y el Diablo II. Dos referentes indispensables para cualquier cineasta moderno.

Para atraer la atención de su audiencia objetivo, el largometraje no duda en hacer concesiones la juventud americana, provocando la vergüenza ajena del respetable. Música pop chunga. Amigos negros. Ipods. Refrescos de cola. Traumas infantiles chorras. Anhelos de popularidad. Problemas con las chicas. Más música pop chunga.

Tampoco podemos olvidar el tema del "Product Placement", claro, pan nuestro de cada día. Entre las muchas marcas que se anuncian (algunas de forma BASTANTE descarada) está... Magic, the gathering. En serio.

¿Que más decir? Si siempre os cogéis lanzadores de conjuros en Dungeons & Dragons o teníais un disfraz de Gandalf cuando eráis pequeños, pues probablemente encontraréis cosas disfrutables en esta peli. Igual que yo que, por cierto, no cumplo ninguno de los dos requisitos anteriores. Pero si al final os decidís por "El aprendiz de brujo", no vengáis luego aquí a quejaros: ya os lo advertí.

Fijaos bien en la cara de Alfred Molina. Está preocupado por que empieza a llegarle un olor extraño y no quiere creer que su compañero de reparto haya sido TAN cabrón.

6 comentarios:

el asmatu dijo...

Ya me temia esto de la pelicula...

Respecto a lo de M:TG, resulta que en los productos de magic (aka Sobres) venian haciendo propaganda del susodicho filme.

Anónimo dijo...

Desde luego tienes un estómago para tragarte estas mierdas, yo no la veo ni aunque me paguen.

tomas dijo...

Es que.. ¿a quién se le ocurre? xD. Además... sale Nicholas Cage, eso es un buen motivo para huir. A ver si hay remake con Mickey Rourke :D

Saludos.

Eric dijo...

Sin pies ni cabeza, un final soso como pocos, un protagonista que da vergüenza ajena, ya estamos hartos de personajes que son "marginados sociales sin popularidad en la escuela pero que se quieren liar con la chica guapa" por favor...

Oí que Cage pretendía salir del bache en que estaba con esta peli, pero va a ser que no, que lo que ha hecho es coger una excavadora industrial y seguir ahondando. Como me lo temía, no-pagué la entrada para ver esta no-película-decente en el cine, hice eso otro que da pesadillas a la sgae, aunque sólo fuera para poder hablar con conocimiento de causa cuando saliera el tema. Masoquista que es uno, pero no es lo peor que he visto por propia voluntad.

newzombie dijo...

hace mucho tiempo que nicolas cage perdio el rumbo de su carrera, segun escuche se mete de mierda a mierda para salir de los problemas que tiene en usa por acienda

Anónimo dijo...

"hacienda" Newzombie