(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Ya se avecinó


Bueno, ahora que ya casi hace un mes del fin de temporada de "La que se avecina", puedo confesarlo: NO ME HE PERDIDO NI UN CAPÍTULO.

Todos sabemos que esta serie nació como la rastrera táctica de Tele 5 para apropiarse de los mayores valores de una cadena rival... pero también debemos entender que si les resultó tan relativamente fácil hacerse con TODO el equipo técnico y artístico fué, sencillamente, por qué debían estar hasta los huevos.

¡¡En el amor, la guerra y la tele, todo vale!!

Mientras que "Aquí no hay quien viva" era una combinación evidente de "13 Rue del percebe" con "La Comunidad", esta nueva serie se parece más a una especie de Vodevil moderno, lleno de equívocos sentimentales y situaciones absurdas. Los personajes son, en apariencia, más mundanos que sus contrapartidas de "Desengaño 21" pero, en realidad, son todos unos auténticos tarados que viven las experiencias más inverosímiles.


No voy a decir que este nuevo título es mejor que la serie original. La original la están pasando ahora en Paramount Comedy y la verdad es que es una obra maestra de la historia de la TV patria. Sólo digo que no es justo del todo compararlas.

Si uno se fija en las audiencias, la cosa no empezó muy bien pero ha ganado en popularidad con el tiempo y es ahora cuando está empezando a cosechar un éxito masivo. Y este es, precisamente, el momento justo, por que durante las dos últimas temporadas lo que empezó siendo el oportunista "copypaste" de un fenómeno reciente se ha convertido en una ficción con personalidad propia, muy diferente en tono y estilo a la original... y que leches, divertidísima. Si bien en la primera temporada los guionistas todavía parecían estar "atrapados" por las claves que hicieron triunfar a la comunidad pretérita, tardaron relativamente poco en despegarse de aquellos y navegar hacia otras constelaciones humorísticas.


La serie no busca tanto la identificación forzada con el espectador ni un equilibrio "politicamente correcto" al humor ácido. Quiero decir que, muy al contrario de como ocurría en la primera temporada, si aparecen perros, homosexuales o madres solteras es por que el argumento necesita de la aparición de perros, homosexuales o madres solteras, no para "gustar a todo el mundo".

Esta última temporada ha sido la polla. Carcajadas aseguradas en prácticamente todos los episodios. Una comedia despiadada, pero muy ingeniosa. Y hasta sale La Virgen (dos veces, nada menos).

Yo no sé como alguien puede ver el episodio del sicario y no partirse el ojete de la risa. Con ese campechano supervillano pidiendo a su víctima que le invite a unas magdalenas para desayunar (Antonio Recio, mayorista ¡¡No limpio pescado!!). Le tiene que matar por que se ha cepillado a su mujer, pero eso no significa que dejen de ser amigos. Sencillamente genial. O la imposible relación amorosa entre una peliroja cuasiperfecta y ese Don Quijote calvo. O cada pequeña aparición de esa musa rancia del destape. O los infructuosos intentos de un gañán "de ciudad" divorciado por mantener relaciones con miembros del sexo opuesto. O Rosario Parrales.


Aunque hay que ser sincero... no me han gustado los dos últimos capítulos. No me han gustado nada. Me parece que había ahí ideas muy buenas aprovechadas torpemente y una actitud incoherente por parte de algunos personajes. Pero bueno, se lo perdono, por las horas de diversión gratuita.

Ver a gente despreciable haciendo cosas despreciables, siempre alegra el alma. Esto es algo que el ser humano sabe desde que empezó a pintar tiras cómicas en las cavernas.

Asi que nada, para todos aquellos que queráis darle una oportunidad a estos curiosos personajes, o los que, sencillamente, no soporten la tiranía de la parrilla televisiva... podéis ver la serie entera aquí.

5 comentarios:

Ryben dijo...

¡Merengue, merengue! :D

Anónimo dijo...

Me estuve partiendo el ojete todo el verano y el año pasado también, yo resaltaría a Maxi y las frases que suelta, uno de los mejores personajes de la historia mundial de la ficción.

Juls dijo...

Sí, es una serie cojonuda.

Yo cada vez que sale Antonio Recio, el pescadero, es que me parto el culo, siempre tiene alguna ocurrencia genial.

Y la ex-actriz, Estela, también es brillante.

SuperSantiEgo dijo...

Yo también pensaba escribir sobre ella. Su galería de personajes es tan estrafalaria que reflejan mucho mejor la naturaleza humana que una peli de von Triers.

Sra. Machete dijo...

Esta serie es DIOS