(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 5 de julio de 2010

Tres lustros después, Simon derrotó por fin al malvado Conde...


Hace un par de semanas superé el videojuego de Konami "Super Castlevania IV". No por segundo o tercera vez. Esta es la primera ocasión en la cual he salvado al mundo de las fuerzas del mal.

Efectivamente, hablamos de uno de esos clasicazos de la Super Nintendo que serán recordados por siempre como cumbre de la diversión digital. Y no es que me lo haya comprado ahora por ebay ni nada, tenía el cartucho desde 1996.

Lo que pasa es que había un nivel en el cual unos hombres-pez te arrojan un chorro de agua que te arroja al abismo. Y ahí te mueres. Bueno, pues daba igual cuantas horas le echara al asunto, SIEMPRE acababa palmándola. Y cada vez que encendía la consola tenía que empezar desde el principio por que no tenía ni idea de obtener el password. Conclusión: casi una hora de trayecto por niveles bien conocidos para acabar convertido en mierda por un escupitajo.

El caso es que viendo el título ahí tirado entre otro montón de cajas de 16 bits me hizo pensar... ¿Por que no? ¡Vamos a intentarlo de nuevo! Dicho y hecho, compañeros.

¡¡Que gran banda sonora, madre mía!! ¡¡Ya casi ni me acordaba!!

Para empezar, recordé que nuestro héroe, Simon Belmont, se toma las cosas con calma y no es muy bueno en el salto de altura. Pero responde perfectamente a los controles y además esta mazao, el tío. Luego descubrí que el password se consigue cuando te matan, pinchando en la palabra PASSWORD. Hace falta ser gilipollas...


¡¡Se puede decir que he tardado 16 años en pasarme el juego!! Bueno, esto tampoco es cierto del todo por dos razones:

-La última década no he tocado el juego (o si lo he tocado, ha sido para cambiarlo de estante).
-A Drácula ya le había matado.

Sí, al conde Drácula ya le había matado. ¿Como era posible? Efectivamente, harto de la frustración que me producía avanzar por Transilvania siendo descuartizado una y otra vez, pedí a un amigo mucho mejor jugando que yo que me pasara el password del último nivel. Tras una semana lidiando con el Príncipe de las Tinieblas, acabé con su reinado de terror. Pero claro, haciendo trampa. Esta es una espinitia que siempre he tenido clavada... pero, finalmente, he podido atravesar todo el castillo encantado y derrotar a todo los siervos de Vlad Tepes sin ayuda de nadie.

¿Hacer una "review" de este juego tiene algún sentido? Pues no, por que todos los admiradores del píxel saben de sobra lo molón que resulta. Anda que no mola el Castlevania. Es chungo de cojones... pero llevas un látigo de acero y vas por ahí haciendo pedazos hordas de no-muertos. ¿¿Como no va a molar??

3 comentarios:

James A. Castillo Murphy dijo...

Juegazo del copon, bravo por ti Kike :)

P.D: No comentare nada ,aqui en tus territorios, sobre aquella humillante leccion de destreza supernintendil que te di hace unas semanas..ejem,ejem.

redrum dijo...

Juegazo! Aunque no fue tan épica mi experiencia...

Enhorabuena!

Blogger dijo...

ClixSense is a very popular get-paid-to website.