(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 3 de junio de 2010

El príncipe de Persia visita Hollywood


Pues me ha gustado. Que curioso, ¿no?

Personalmente considero que el mayor fallo de esta producción radica en estar dirigida con el culo y montada con el ojete. Tiene un estilo ultra-rápido moderniqui que no le pega NADA a la historia. El ritmo no se detiene en los personajes cuando es necesario y todas las escenas de acción parecen más o menos la misma. La banda sonora acompaña pero, salvando ciertos momentos muy concretos, carece de auténtica fuerza.

Jake Gyllenhaal no tiene pinta de árabe ni iraní ni nada que se le parezca. Además, es incapaz de transmitir NADA, no parece ágil, astuto ni siquiera inteligente... y está muy lejos de ser un guaperas como mandan los cánones (a ver chicas, negadme que tiene una pinta un poco asquerosa).


Pero, más allá de esos problemillas, "Prince of Persia" se revela como una propuesta de aventuras de lo más válida. Ideal para amantes del género y muchachitos ansiosos de ver héroes y villanos crujiéndose el lomo. Curiosamente, estamos ante una producción increíblemente clásica en su concepción... lo cual, es BUENO. Sólo hay que ver esa batalla inicial, los viajecitos por el desierto, el malo maloso o las puyitas entre príncipe y princesa. En general, el metraje me recordaba mucho a las aventuras de Simbad el marino o Indiana Jones. ¡Sí, amigos, he mencionado al capitán Simbad e Indy, no a repugnantes piratas de agua dulce!

Y eso os lo dice alguien que no ha probado a NINGUNO de los videojuegos en los que se inspira el filme. Bueno, sí, el de 1989, pero ese no tiene nada que ver con la peli y además era jodidamente imposible.


Contra todo pronóstico, el título ha resultado un fracaso en los EEUU, donde se esperaba que recaudara un muchimillón de dólares. Las razones del varapalo parecen ser lógicas y numerosas:

-Error de casting evidente en la elección del prota. En menor medida, Ben Kingsley y Gemma Artenton también parecen fuera de lugar.
-El mero tema "persa" provoca automáticamente rechazo en gran parte de la población estadounidense.
-Posters verdaderamente penosos.
-Trailers poco inspirados.
-La película ha llegado justo después de la chunguez extrema que significó el juego "Prince of Persia IV".
-No es en 3D. Que, aunque parezca mentira, ahora también es un defecto.

Aunque, una vez fabricada la lista, he de decir que TODAS estas "razones" son ajenas a la propia película y, por tanto, los resultados taquilleros me parecen inmerecidos. Y mira que me cuesta decir eso de una película de Bruckheimer. Aunque seamos sinceros: el "box-office" internacional les ha ido mejor que bien y con las ventas de dvd ya veremos si la peli se salda en "fiasco". ¡Y aunque lo fuera, a ver que razón tengo para apenarme si esta gente gana cincuenta millones más o menos!


Otra cosa que me ha gustado mucho es cierta crítica velada a la Guerra de Irak... solucionada con una alegoría tan burda como todas las escenas de espadas, humor y romance. Pero leches, aunque sean "burdas" AGRADEZCAMOS la aparición de críticas a la Guerra de Irak asi como de escenas de espadas, humor y romance. En eso consiste para mí el cine.

No he mencionado aún una de las cosas que más me tocaban los huevos a priori: la carencia absoluta de monstruos en una peli de fantasía. Pero bueno, se perdona, después de todo el único elemento "mágico" son las arenas del tiempo del título y quizás añadir más cosas sin justificación quedaría raruno.

Pues eso, que sin querer exagerar, creo que ir al cine en esta ocasión os proporcionará diversión a raudales. No estamos ante una revolución del género ni tampoco un título "REMATADAMENTE IMPRESCINDIBLE", pero creo que merece más de lo que parece a simple vista y resulta, como mínimo, mucho más entretenida que la media.

¡Que viva por siempre la Aventura Fantástica Oriental!



BONUS TRACK

Jugad al "Prince of Persia" primigenio AQUÍ. Cuidado, que engancha (además de ser jodidamente imposible).

2 comentarios:

James A. Castillo Murphy dijo...

Acabo de volver de verla y admito que iba totalmente desesperanzado (ya sabes como soy yo con estas cosas, que si valla diseños, que si valla fotografia que si...) Y he salido mas feliz que mi hermano, que no es capaz de entender los paradigmas mas sencillos que acompañan a los viajes en el tiempo.
Coincido contigo en cuanto al casting, todos flojos excepto los personajes terciarios mercaderes, que tienen bastante mas vida. En mi opinion la aparicion de los Hassasins contrapone un poco la falta de montruo.

Pues eso, sorprendido me he quedado, recomendada :)

Sonja dijo...

Osti! un guerrero con pelos en el pecho, qué arcaismo, no me lo puedo creer, si hasta los de 300 eran metrosexuales, solo por eso habrá que verla :-))