(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 10 de mayo de 2010

Iron Man 2: aún más molón


Pues con una semana de retraso me acerco a una bonita sala de cine para ver, en pantalla gigante, las peripecias del hombre de hierro. No es que la primera me entusiasmase y tampoco soy un gran aficionado a los comics... pero leches, estos eventos no se los puede perder uno.

En esta segunda aventura Tony Stark se ve envuelto en numerosos conflictos que le afectan directamente: el reactor nuclear que le mantiene con vida está envenenando su sangre, el gobierno de EEUU quiere quitarle la armadura, empresas Hammer le hace la competencia y un fanático ruso con asombrosa tecnología atenta contra su vida.

También vemos una grabación de los 70 con el padre de Anthony que recuerda sospechosamente a Walt Disney. El amigo negro del prota, por su parte, lleva una armadura de Sir Lancelot. "Warmachine" le llaman. Evidentemente, pega muchos tiros, y eso que casi ni sale.


En el largometraje que nos ocupa, TODOS los problemas están provocados de forma directa o indirecta por el propio protagonisto. Cosa que siempre está bien.

Muchos fans del personaje han salido frustrados de esta secuela... cosa que me resulta absolutamente incomprensible. La peli trata de lo que trata y si te pica, te rascas. No es "The Dark knight" (que peli tan grande, madre mía) pero es que tampoco lo intenta. Es diversión a cascoporro. Pero sin esos momentos mega-chorras de vergüenza ajena con los que hollywood nos recompensa tan a menudo. ¡Alabado sea alá!

¿Defectos? La batalla final me recuerda demasiado a la de la primera parte. Aunque por norma general soy partidario de las pelis largas, a veces los ciento veinticuatro minutos de duración se antojan un pelín innecesarios. Y me falta más heavy metal. Pero vamos, tonterías.


El señor Robert Downey Junior lleva su faceta de millonetis hortera hasta la última consecuencia (y además, come donuts). La Paltrow muy guapa y muy asustada. Johansson enseña escotazo mientras se flipa metiendo algunas de las palizas más salvajes de la historia moderna. Sam Rockwell es un resentido que da todo el asco que debe dar y Rourke es el típico asesino guarrete con carisma. Y Samuel L. Jackson haciendo de Samuel L. Jackson que nunca está de más. Pues eso.

La gran ventaja de este título es que no se toma en serio a sí mismo. Casi todo el emtraje lo coupan coñas marineras y hostias poco verosímiles. Chistes de borrachos, diálogos de "screwball" o momentos fantochiles vilmente aunados con explosiones y tortazos. El director sabe que está rodando una chorrada y se esfuerza al máximo para que sea la chorrada más molona en décadas.

Este género ha abusado del estilo "tenebroso" mucho tiempo y está bien que, al fin, haya una franquicia (o unas cuantas, si juegan bien sus cartas) que aproveche todo el espectáculo que se debe ofrecer.

Pues eso: aún más divertida, aún más bestia y aún más MARVEL. Uno ya sabe lo que quiere ver cuando paga la entrada y veo difícil que te decpecione. El hombre de hierro tiene todo lo que se espera de una superproducción de superhéroes y mucho, mucho más.

¡¡¡Con música de rock, amigos!!!



PODER FRIKI SE DESPIDE NUEVAMENTE DE VOSOTROS, ADORABLES LECTORES, HASTA EL 1 DE JUNIO DE 2010. COMO DIRÍA GANDALF: "ME NECESITAN EN OTRO LUGAR". HASTA ENTONCES, QUE OS CUNDA MUCHO EL MEGAVIDEO. ¡SEE YOU LATER!

8 comentarios:

MetalFreak dijo...

Te quedaste hasta despues de las letras? Sale una excavación en mejico en la que han encontrado el martillo de Thor.
Nunca he sido muy Marvel pero me molan esos pequeños detalles que tienen ultimamente para enlazar las historias. Como lo del escudo del capitan america por ejemplo.
Una peli entretenida.

Ringer Gunslinger... dijo...

lo del escudo como que medio no me gusto, lo trataron como ñaña, pero entre todo y todo la peli si que entretiene, que mantener a la audiencia al margen con casi media hora de peleas no lo hace cualquiera.

genial tu critica como siempre kike, que ya hacia falta.

Anónimo dijo...

Totalmente cierto todo lo que dices tío, es una película vacua e intrascendente pero no pretende ser nada más y es jodidamente divertida. A mi lo único que me rechinó es lo de Samuel L. que me parece un poco forzado y lo del padre del ruso, se quería lucrar así que tu padre lo mandó deportar sabiendo que tenía un hijo y como se las gastaban en Rusia, y eso que el puto padre era ultramillonario y se pone a hablar de ánimo de lucro, no me jodas...

Anónimo dijo...

Me parece mal que Tony Stark no se cepille a ninguna de las dos bellezas que se le ponen a tiro y sin embargo se ande frotando con el negraco en plan "me molas pero prefiero pegarte una hostia antes que entrarte al morro".

En este peli faltan tetas.

Kike dijo...

Y a ver que tal la de Thor...

Facu dijo...

"En esta peli faltan tetas".
JAJAJJA eso fue EPICO!!!

Sam_Loomis dijo...

Coincido contigo, la película es más grande y más llena de elementos que la primera, pero a mí no se si necesariamente me pareció mejor, aún así creo que las dos son tremendas.

Solo como comentario: apunto que la foto de War Machine adjunta en la reseña, es una foto de Iron Man de la primera película manipulada de manera casera para parecerse a War Machine, no es realmente una foto de "Iron Man 2".

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Se nota que eres en el fondo un friki adorador de las historias de superhéroes y que no le ve nada de malo a este bodrio que ha sido Iron man 2. Eso de que la peli "no se la toma muy en serio a si misma" es una forma de defender lo indefendible, la pobreza de un guión que parece escrito por un comediante barato de serie televisiva. Iron man 1 fue una delicia, tenía humor pero la historia estaba contada en serio, tenía acción, drama, romance, todo bien dosificado y uno se enamora de Stark por ser un hombre que se quiere redimir con el mundo.

Se supone que algo así íbamos a ver en esta segunda entrega, pero no. Es una bazofia con un notable desperdicio de recursos donde el personaje de Stark me resulta empalagozo y pueril.

Definitivamente el declive de las películas de Marvel comenzó, por mucho que las salas se llenen. Es basura para tarados.