(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 22 de abril de 2010

Vale más una nota que mil planos digitales (PARTE III)


Howard Shore debía de haber realizado en 2005 la banda sonora del remake de King Kong (el compositor incluso tiene un cameo en la película), pero fue despedido en el último momento por razones oscuras.

El elegido para sustituirle fue James Newton Howard quien, muy contrariamente a como suele ocurrir en estos casos, logró un score excelente, con un muy buen tema principal y acompañando fielmente las imágenes, llegando a atenuar algunas situaciones ridículamente exageradas con un halo de emotividad épica.


James Newton Howard es especialmente conocido por escribir todas las partituras de los filmes de horror sobrenatural de M. Night Shyamalan. Los cada vez más infumables bodrios del director hindú han contado, sin embargo, con el increíble talento de este compositor, que alcanzó sus máximas cotas de esplendor musical en “La joven del agua”. También merece la pena destacar su participación junto a Hans Zimmer en el díptico de Christopher Nolan “Batman begins”/ “The dark knight”.


Hans Zimmer es otro indiscutible gigante del cine de aventuras moderno. Líder de la “Remote Control Productions” (antes conocida como “Media Ventures”), este célebre compositor ha participado en más de 40 filmes y su factoría es, actualmente, la más popular de Hollywood. Desgraciadamente, en los últimos años a Zimmer y sus “mediaventureros” les han caído docenas de críticas por repetirse continuamente buscando fórmulas ya probadas, algo que es verdad en gran medida. Sin embargo, siempre recordaremos a Zimmer por la excelente partitura épica de “Gladiator”.


Danny Elfman es especialmente conocido por sus colaboraciones con Tim Burton, que han dado frutos la mar de interesantes. Véanse las dos primeras entregas de “Batman” (retomando un poco el tema del hombre-murciélago), cuya banda sonora capta tanto la parte heroica del personaje como toda su oscuridad.


Imposible ignorar también los divertidísimos temas de “Bitulchús” o “Mars Attacks”. Aunque su trabajo más conocido para el gran público es la pegadiza sintonía de “Los Simpson”. También son interesantes sus aportaciones al cine de superhéroes (“Darkman”, “Spiderman”), acompañado del director Sam Raimi. Pero, en opinión de quien esto suscribe, el mejor trabajo de toda la carrera del sr. Elfman son las canciones que componen el núcleo de la nueva versión de “Charlie y al fábrica de chocolate”. Cinco piezas divertidísimas, que captan toda la poesía e ironía de Roald Dhal y muy superiores musicalmente a la sosa cantinela de la versión de 1971.


De Jerry Goldsmith se puede decir mucho. Por ejemplo, que su música para “El primer caballero” era lo único bueno de la película. O que sus composiciones para las primeras películas de “Star Trek” marcaron a multitud de aficionados en todo el mundo. Pero aún se puede decir mucho más. Y es que aunque, desgraciadamente, nos abandonó en 2004, las composiciones de este maestro todavía siguen utilizándose en títulos actuales tales como cortometrajes, las nuevas entregas de “Rambo” o la misma gala de los Oscar. Por supuesto, no podemos terminar este artículo sin mencionar la gamberra sintonía que suena en los títulos de crédito de “Gremlins”.


En 1999 Goldsmith sustituye a Graeme Revell para componer la banda sonora de "El guerrero número 13" (una de esas películas que en su día fracasaron estrepitosamente pero que hoy cuenta con legiones de admiradores). El filme es una adaptación de la novela de Michael Crichton "Los devoradores de cadáveres" que, a su vez, está inspirada en el poema épico inglés "Beowulf". El rodaje estuvo plagado de problemas y el primer montaje desagradó a casi todo el mundo de forma que se volvió a editar la película y se grabaron nuevas escenas que dirigió el propio Crichton. El hilo musical de Goldsmith engrandece el resultado final con espectaculares coros y una marcha verdaderamente heroica.


Alan Silvestri (habitual del cine de acción) parecía llevar una década artísticamente muerto, tras sus geniales aportaciones en los 80 con la saga “Regreso al futuro”. Pero ha vuelto de la tumba, más grande y más fuerte. El mejor ejemplo es su impresionante partitura para el “Beowulf” de 2007 (una historia con un buen guión y excelente dirección totalmente destruida por esa abominación técnica que es el motion capture). Este trabajo de 2007 superó con mucho todas las expectativas, incluyendo pasajes de potente percusión, trompas esplendorosas e incluso un par de canciones de arpa medieval.


Y hasta aquí esta pequeña disertación sobre el plano melódico en la ficción cinematográfica de corte legendario. Bonita frase, ¿no es cierto? Considerando la cantidad de información que he condensado, creo me ha quedado un artículo la mar de mono.

Como última recomendación: manden al cuerno todo lo que he dicho y comprueben ustedes mismos si tengo o no razón en mis conclusiones. Disfruten del trabajo de estos genios como se merece: con unos buenos altavoces y una taza de chocolate caliente.


Quiero despedirme con una cita del propio John Ronald Reuel Tolkien, extraída de su ensayo “Sobre los cuentos de hadas”:

Ancho, alto y profundo es el reino de los cuentos de hadas, y lleno todo él de cosas diversas. Hay allí toda suerte de bestias y pajaros, mares sin riveras e incontables estrellas... belleza que embelesa y un peligro siempre presente... La alegría, lo mismo que la tristeza, son afiladas como espadas. Tal vez un hombre pueda sentirse dichoso de haber vagado por este reino... pero su misma plenitud y condición arcana, atan la lengua del viajero que desee describirlo.

Y mientras está en él, le resulta peligroso hacer demasiadas preguntas, no vaya a ser que las puertas se cierren y desaparezcan las llaves.

3 comentarios:

key dijo...

Todos me suenan como no, pero es Jerry Goldsmith de quien no sabía tantos trabajos guays.

Dr. Quatermass dijo...

Oye pues felicidades por los articulillos te han quedado la mar de majos. Efectivamente la música es ello que te puede convertir algo normal en bueno o algo bueno en normal, y muchas veces sin darte cuenta. Para mi lo mas en BSO aventurero-épicas es Conan, seguido de cerca por los anillicos.

Saludotes y no escribas desde tus vacaciones que es perjudicial.

Ringer Gunslinger... dijo...

esta bueno, pero creo que te has pasado por alto uno de los temas mas clasicos del cine fantastico, que aunque no es de un compositor actual(ni de la industria)es una tonadilla reconocidisma en todos lados. hubieras echo aunque sea una pequeña mension del of fortuna de carl orff que se usaba a diestra y siniestra en Xcalibur.