(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 28 de abril de 2010

La espada salvaje de Roberto





1 comentario:

Juls dijo...

Por Ishtar y Erlik, yo creo que los virus no tenían huevos a anidar en los ídem de Conan.

Creo que un shaman de la época comentó que los baños de sangre que se hacía con sus enemigos lo inmunizaban contra ese tipo de enfermedades.