(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 10 de diciembre de 2009

Fumar mola


¡Albricias! ¡Cine serio en Poderfriki.com! Adónde vamos a ir a parar...

“Buenas noches y buena suerte” es una película dirigida por George Clooney, producida por Grant Heslov y escrita por ambos, que narra el epiquísimo enfrentamiento del periodista Edward R. Murrow contra el imperio del terror del senador Joseph P. Mc Carthy. Se estrenó en 2005 (año de BATMAN BEGINS).

Fué aplaudida por la crítica del mundo entero asi como nominada a 6 oscars, 6 BAFTA y 4 globos de oro... para acabar ganando únicamente una puta mierda de título de la PGAA. La historia transcurre en la década de los 50 americanos (que son los únicos que cuentan), una era aparentemente llena de encanto pero que ocultaba un auténtico temor hacia el “peligro rojo”, temor que se adentraba en cada hogar y lugar de trabajo. Fue este miedo el que el senador Mc Carthy explotó para tratar de elevar su notoriedad política, llevando a cabo inquisitoriales interrogatorios donde se tomaba como delito gravísimo la pertenencia al partido comunista. Los acusados raramente podían defenderse, raramente salían “impunes” y raramente eran inculpados con pruebas. Pero ignoremos las maldades que todo el mundo conoce por que entonces no llegamos a ningún lado.

Edward R. Murrow, el justiciero de esta historia, existió de verdad. Y fué todo un ejemplo de buen periodismo que lucho hasta el último aliento por la libertad de expresión. Se consideraba demócrata hasta la médula y no dudo un instante en lanzar ácidos mensajes de protesta con tal de defender sus ideas, eso si, haciendo gala de una educación e intelecto envidiables. En sus inicios, fue capaz de transmitir noticias desde Europa, en el amanecer de la Segunda Guerra Mundial con una asombrosa profesionalidad y rapidez, características que conservó al informar desde el mismo campo de batalla. No sabemos si llegó a enfrentarse con super-robots nazis.

Por lo que respecta a mi experiencia durante el visionado del largometraje, no puedo sino afirmar que este es excelente (que frase tan barroca me ha salido, por cierto) y que los premios recibidos son absolutamente merecidos, algo que no se puede decir siempre. Todos los elementos que conforman una “película” se encuentran magistralmente conjugados para lograr una de las mejores obras cinematográficas de las últimas décadas.


Históricamente, el filme es impecable. No sólo conserva todo el sabor de aquella época gracias a una acertada banda sonora y una elegante fotografía en blanco y negro, además, la sensación de ver un documento real crece con la inclusión de videos auténticos de aquellos tétricos juicios.
A lo que se refiere al argumento, este se estructura mediante una serie de ataques verbales que realiza Edward contra Mc Carty y este último contra el propio periodista. Cada acción produce una respuesta. Finalmente, Edward paga un alto precio por su osadía pero sus esfuerzos no son en vano: Mc Carthy fue cesado por el senado el 2 de diciembre de 1954 y resultó muerto el 2 de mayo de tres años después, cuando su hígado, literalmente, no aguantó más.

Mientras tanto, también conoceremos las tramas secundarias de Dan Hollenbeck, un reportero de tendencias izquierdistas que acaba suicidándose tras no poder soportar más la presión y el matrimonio de Shirley y Joseph Wershba que acaban siendo despedidos de la cadena por política empresarial. Este segundo conflicto resulta increíblemente absurdo e innecesario, para qué negarlo.

Los actores escogidos son todos un ejemplo de experiencia y profesionalidad: Aparte del propio Clooney, en un papel fundamental como sostén de Murrow, interpretando a este último tenemos a David Strathairn, y también podremos ver a Jeff Daniels, Robert Downey Jr. Y Frank Langella entre muchos otros. En definitiva, un acierto más que sumar.

Nos encontramos, por tanto, más ante un docudrama de claros tintes políticos que ante un “Biopic”, mezclando con habilidad las claves del cine más clásico con las de las obras “de autor” y que resulta altamente recomendable para cualquiera que ame el cine.
Desgraciadamente no salen platillos volantes. ¡Pero no se puede tener todo en esta vida, amiguitos!

Buenas tardes y mucha suerte. o algo asi

5 comentarios:

Jajaja dijo...

Pues a mí se me hizo bastante pesada. Como película sobre Estados Unidos en los años 50 prefiero Planet 51.

Capitan HaddocK dijo...

Peli fallida pero interesnate, no obstante.

Como bien dices la trama secundaria del reportero suicida esta fuera de lugar, pero claro, si solo se hubiesen centrado en el duelo Mc Carthy Vs Murrow les habria salido casi casi una dramatizacion y no una pleícula. O tal vez los productres pensaron que sin esa parte "humana" la peli resultaba demasiado sesuda, quien sabe.

El caso es que esta bien hecha, bien guionizada y bien interpratada. Pero para mi le falta algo, la veo demasiado aseptica.

fumanchú dijo...

A mi me gustó esta y me gustó "el buen alemán".
ya no se si es el blanco y negro o si es george cloney sin su cerdo o el ambiente viejuno o la conjunción de toso ello, pero sí.

saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Si hombre sí, "peliculaso".

Marcos dijo...

La peli tiene un punto flaco: dura una escasa hora y media (con créditos incluídos), algo imperdonable.