(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 4 de noviembre de 2009

La puta tecnología y la venganza de los hechiceros



¿No puedes ver esta entrada? ¿Te falla internet? ¿Saltan banners de publicidad pornográfica? ¿O quizás la pantalla se va a negro tras diez minutos navegando? No te desesperes, hombre. Eso se soluciona recitando seis veces "La celestina" en voz alta y andando en círculos con una empanadilla en la cabeza durante veinte minutos.

Podemos ser más o menos torpes pero todos sabemos como funciona un abrelatas, una bombilla, un sujetapapeles, un botijo o unas tijeras. Sin embargo, ni los tios que fabrican las pérfidas computadoras saben que significan esos crípticos mensajes de "error en windows".

El problema de la tecnología moderna no es que sea complicada de aprender, que cambie cada diez días o que se estropee por motivos absurdos. El problema es que no tenemos ni puñetera idea de como funciona. Significa el regreso de la superstición al mundo civilizado. Y ahí SÍ nos enfrentamos a un peligro serio.

Por que antes, si algo estaba roto, se arreglaba. Y si no tenía arreglo, se tiraba. Punto. En el mundo "mecánico" es fácil saber cuando un engranaje no da más de sí. Y si un artilugio está nuevo, entero y sano, siempre funcionará perfectamente. Es tan simple como eso.

PERO
Llega la era digital y entramos en un universo de incertidumbre. Nadie sabe que extraños gremlins manejan todos esos ceros y unos. Pocos pueden oponerse a los caprichos del artefacto en cuestión y toneladas de fallos surgen espontaneamente. Cuando se carecen de certezas (y destrezas) es cuando surgen los farsantes, y la brujería se vuelve más importante que la propia técnica.



Todos nos vemos en la obligación de hacer absurdos "rituales" para contentar a los dioses de la chatarra y asegurarnos nuestro éxito. Rituales como, por ejemplo, el mítico "apagar y volver a encender" (combinable con "desenchufar y volver a enchufar"), dejar la fotocopiadora "descansar" dos horas para ver si se repara sola, darle un golpecito a la carcasa, estrafalarias combinaciones de teclas o, por supuesto, hablar con objetos inanimados como si fueran hijitos desobedientes. No hace falta decir que poco resultado real tienen estos métodos cuasi-místicos. Pero nos proporcionan seguridad.

Es patético pero cierto. La necesidad de creer en magia inefectiva pero tranquilizadora ha vuelto a occidente de mano de windows, el iphone, los wifis y la madre que les parió a todos. Y de ahí se extiende a todos los ámbitos de nuestra vida.

Después surge gente en el centro de Madrid, que dice que por 9000 lerus invoca a sus espíritus misteriosos para curarte la pierna o ayudarte a ligar con esa compañera de trabajo. Que también, hace falta ser imbécil para gastar ese dinero en conjuros cuando podrías usarlo en comprar un coche (solucionando así ambos problemas).

Asi que ya sabéis amigos, los chamanes son el enemigo. Ignóremoslos para destruirles. Por que hay que destruirles antes de que ellos nos destruyan a todos. Y si las cosas no funcionan, que no funcionen, que ya habrá tiempo para terminar esa tesis sobre las ladillas o decir chorradas en foros.

8 comentarios:

fingal dijo...

Asimov ya lo predihjó en su saga de las fundaciones,donde los técnicos eran una especie de hechiceros que transmitian los secretos de la energia nuclear de generación en generación y sabían manejar los controles y hacian el matenimiento pero no tenían niieda de que puñetas pasaba en un reactor ni que coño era un isótopo...

padawan dijo...

Estamos condenados a que cada vez menos gente comprenda los aparatos que usa. No es que falten datos o divulgadores que cuenten cómo funciona un ordenador, es que a la gente le da igual. Es más cómodo pensar que dentro tiene duendecillos con dados que deciden qué va a pasar que andar investigando qué es un chip o un algoritmo.

Anónimo dijo...

El método de dejar descansar dos horas al aparato a ver si se repara solo es mi favorito y funciona un montón de veces tio, pero vamos el mundo ese de supersticiones llegará cuando empiece a faltar gente que realmente comprenda como funcionan o cuando ese conocimiento quede restringido a muuuy poca gente, por ahora estamos seguros.

YNAD009 dijo...

lo divertido de esta entrada, es que todo lo que has dicho es....
TOTALMENTE CIERTO!!!!!!!

Ryben dijo...

Antes de llevar ningun cacharro a reparar lo mejor es abrirlo y volver a montarlo tal cual estaba.

En buena parte de las ocasiones el aparato en cuestión, sorprendentemente, vuelve a funcionar como si nada.

Y todo esto, amigo Kike, no son supersticiones absurdas: si dejas apagado un aparato durante un tiempo evitas que se sobrecaliente y funcione incorrectamente. Si das golpecitos o desmontas una pieza es posible que algo que no hacia conexión vuelva a hacerlo...

Aunque sepa como funciona un teléfono movil, por ejemplo, supongo que sería incapaz de repararlo.

El "mundo mecánico" puede llegar a ser comprendido por casi cualquiera pero esta tremendamente limitado. ¿Como podrías disfrutar de las comodidades modernas en un mundo "steampunk"?

James A. Castillo Murphy dijo...

El mayor problema de la tecnologia moderna es que es muy comoda y nos facilita al vida. Por que tener un cuaderno donde escribir direcciones si puedes tener un iphone? Pues sencillamente por que un iphone se rompe con mirarlo, te lo roban y encima esta conectado a internet, lo q ue facilita que tus contactos esten en la red.

La gente cada dia es mas vaga y estupida, se lo creen y lo aceptan todo. El otro dia cai en que antes de que existieran los telefonos moviles, la gente seguia encontrandose y quedando, entonces: Por que ahora dependemos tanto del puto telefono? pues por que es muy comodo llamarle cuando quieras en lugar de planificar mejor tu tiempo.

Ojala algun dia se destruya toda la tecnologia moderna, de verdad que lo deseo.

Haciendo Amig@s dijo...

Esto cada vez se parece más al Warhammer 40K. Yo ya he grabado unas runas protectoras en mi portatil...

LoboOscuro dijo...

Estoy de acuerdo con vos, pasa que la gente siempre fue estupida y corta de memoria, el conocimiento que se debe tener hoy en dia para reparar cualquier cosa es demasiado incluso para un geek, friki o quien sea, no conozco a nadie que tenga mas de 300CI para aprenderlo todo, es una verdadera locura, podras (si te das maña) aprender lo necesario para arreglarlo por tu cuenta, pero eso no quiere decir que tengas la mano de dios y nunca lleves hasta un tecnico a que lo reparen. La gente porque no tiene ni la mas minima gana de aprender nada, solo quiere solucion.
Y ni eso, porque ni los tecnicos saben nada, y al final es mas facil tirar todo y comprar todo nuevo porque no existe nadie en el mundo capaz de arreglarte la maquina ni aunque pages con lingotes de oro.
Y si, es dificil aprender, sobre todo para principiantes que quieran dedicarse a esto, los tecnicos, informaticos y demas mierda en el mundo ni siquiera pueden ser considerados como chamanes porque no dan ni un puto consejo tampoco, estan para mostrar el titulo y decir "soy el mejor!".