(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 27 de octubre de 2009

Otro caso de intrusismo laboral

Vamos a ver, vamos a ver, vamos a ver. ¿Pero que mierda es esta...?



I can´t believe it. Si es que hasta el nombre del producto resulta cacofónico. Y absurdo, maldita sea.
Todos sabemos que el amigo "Choco" (nombre tremendamente original) nunca fué demasiado popular y al parecer tenía algunos problemas con las drogas pero, ¿es ético mandarle a la puta calle de esta forma deshonrosa tras tantos años de leal servicio?

Atentos al siguiente video, por favor:



Que gran recibimiento... ¡¡Y cuantas mentiras juntas!! ¡¡Que traición, que falta de compañerismo!! Este tipo de cosas hacen que me me avergüence de desayunar cada mañana.
Coco preparaba piñas coladas para su amigo oso, y le conseguía entradas gratis a parques temáticos... mientras, a sus espaldas conspiraba para quedarse con su puesto.

El simio este ha creado un verdadero EMPORIO del cereal. Y si no me creeis, fijaos.



Aterrador, ¿no es cierto? Pero supongo que nosotros, simples mortales, no podemos hacer nada. Incapaces de resitirnos al poder del chocolate, apenas podemos flirtear con el perro de Chocapic o probar los Special K marrones.

Y entre tanto, hay un grandullón peludo que, sentado en el centro de un piso vacío, toma un bol de Chocos. Y con cada cucharada muere un poco por dentro. Llaman al teléfono: es una miserable oferta para aperecer en la caja de algún subproducto marca "Día". No hay más remedio que aceptar. Un final humillante para quien fué una gran estrella.



Ni codeándose con George Lucas pudo salvar su puesto. Será la crisis...

3 comentarios:

Jupiter dijo...

Pues a mi se ve viene a la mente, no se porqué, que hayan podido cambiar lo del mono a cuenta del "racismo". Monos, chocolate, negros...

Vivimos tiempos mediocres.

Anónimo dijo...

Tantos años desayunando con el oso este para que ahora me lo cambien por el mono, mucho menos carismático joder. Algún dia encontrarán su cadaver lleno de zarpazos y se arrepentirán de su decisión.

Dorgo dijo...

Dentro de poco llegará la hora del tigre de los Frosties, muahahahahaha