(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 12 de octubre de 2009

Luna lunera



Que sí, que lo merece. No le deis más vueltas. Toda esa avalancha de premios en Sitges está totalmente justificada. Con "Moon" tenemos un excelente filme de ciencia ficción "pura", sin artificios, verosímil y de claras pretensiones filosóficas. Lo malo es que haya tan pocos ejemplos de este genial subgénero.

La película está dirigida por el hijo de David Bowie, que igual en unos añitos nos demuestra ser tan bueno en el cine como su padre en la música. Se nota que este tipo sabe escribir diálogos, huir de los clichés, mover una cámara e imprimir dinamismo a unas imágenes, por otro lado, deliberadamente pausadas.



Sólo hay un intérprete: Sam Rockwell. Aparecen otros personajes, bien en videoconferencias, o por que ponen la voz a un robotito. Todos hacen bien su trabajo... pero se puede considerar que la película entera es un monólogo. Un monólogo, por otra parte, estupendamente realizado y de lo más entretenido.

Me encanta el comienzo. La paz del cosmos, la impasible Selene, la inalcanzable Tierra. Tras esto, unas cuantas frases rutinarias y un poco de exploración lunar... ¡El futuro! ¡El espacio! Asi es como deberían empezar todas las películas de ciencia ficción. De forma tranquila pero amenazadora, presentando un universo de tecnología avanzada pero plausible.

La trama se mueve sin pausa... pero sin prisa. Y quizás esto sea demasiado para parte del público. Pero lo cierto es que esta es la mejor forma de contarnos una aventura que requiere de nuestra completa inmersión. Una buena historia sobre la vida y la muerte, es decir, las cuestiones de siempre, pero planetadas con elegancia de forma que no se fuerza una explicación sino que se nos invita a reflexionar.



También es un acierto que se renuncie al manido "final sorpresa" y el guión muestre sus cartas con velocidad. Quizás por que el director sabe que el espectador inteligente ya se ha dado cuenta de que algo huele a podrido en Dinamarca y ocultar este hecho sería de un absurdo atroz. También hay multitud de referencias hacia clásicos como "Naves misteriosas", "2001" o "Blade Runner". Vamos, un poco como pasaba en "Sunshine" pero bien hecho.

Sin embargo, todo lo anterior no significa que los acontecimientos resulten predecibles ni los personajes se revelen como meros arquetipos... se nota un trabajo serio para dar un toque verdaderamente original al conjunto.

No hay "acción" de ningún tipo. Ni combates, ni tiroteos ni persecuciones. Ni falta que hace. Mientras se preste un poco de atención, se descubrirán puntos de verdadero interés en cada escena. Desde las relaciones entre los escasos personajes hasta la cuenta atrás que domina la segunda mitad del metraje.



También hay momentos que se quedarán grabados en nuestra retina durante días, como prácticamente todos en los que aparece el bueno de Gerty o esos maravillosos planos de las "cosechadoras". ¡Y pensar que toda la producción no ha costado ni 5 millones!

No se ha renunciado completamente a las risas, lo cual considero un gran acierto. El humor funciona, y, puesto que se tratan temas complejos y pesados como el significado de la propia existencia (!!) es MUY de agradecer algún que otro alivio cómico.

Pues nada, amiguitos. Os recomiendo de verdad de la buena el visionado de "Moon", tanto si os gusta la "literatura de anticipación" como si, simplemente, os apetece disfrutar de un relato verdaderamente inteligente. Hay muy pocas apuestas como esta cada año.

7 comentarios:

El detective enmascarado dijo...

Tus palabras han despertado mi curiosidad, esta película parece interesante, lo cual en los tiempos que corren es casi una anomalía.
Muy divertido tu blog, es un artefacto curioso, enhorabuena.

Anónimo dijo...

Queda esperanza para el cine.

Kike dijo...

Después de Rec2, poquita... pero algo queda, sí.

videodromo dijo...

Me ha encantado tu crítica, quiero verla ya. Joer, me estoy perdiendo lo mejor.

Y encima se llamaba Alabama dijo...

Anoche estuve a punto de ir a verla, pero estaba como dices al principio de la reseña, con todas las dudas... despejadas entonces!

Small Blue Thing dijo...

El final inesperado y sorpresivo es una de las puñaladas más traperas que los modelnos le han hecho a las películas. Qué buena Moon y qué honrada.

Anónimo dijo...

Ya la he visto, mu rica.