(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 27 de septiembre de 2009

Ator es verdaderamente PODEROSO



Hace ya algún tiempo charlaba con mi amigo Marcos sobre cine fantástico de aventuras. Una conversación que no parecía interesar mucho a mi interlocutor, el cual mostraba cierto desprecio hacia mi afición a la "espada y brujería". Fué entonces cuando tuvimos un diálogo de lo más dantesco:

Marcos: Es que a mi las pelis me parecen un rollo.
Kike: ¿Todas?
Marcos: Bueno, cuando era pequeño me gustaba muchísimo la primera de "Conan".
Kike: Es que chuache es mucho chuache.
Marcos: No, hombre, no salía chuache.
Kike: ¿Qué dices? Era el protagonista.
Marcos: A ver, yo digo esa en la que al final se pelea con una araña gigante en unas escaleras.
Kike: Eeeh... esa no es Conan.
Marcos: ¿Ah, no? ¿Cual es?
Kike: Esa es "Ator, el poderoso".

En ese momento el mundo empezó a dar vueltas para mi compañero, ya que nada volvería a ser lo mismo. Era fan nada menos que de la inmundicia friki por excelencia. Efectivamente, él no había entrado en mi mundo: ¡Siempre estuvo allí y no lo sabía! ¡Era un peón en el juego del universo! ¡Un Bruce Willis del Sexto Sentido!

Ator es un personaje que protagonizó cuatro gloriosas "pelis de bárbaros" italianas en los 80s. De bajísimo presupuesto, claro. Fué creado por el mítico director Joe D'Amato, que utilizó el pseudónimo de "David Hills", en parte para vender más (lo yanqui es siempre mejor) y en parte para que sus amigos no le reconocieran. D'Amato escribió y dirigió la primera, ATOR EL PODEROSO, a la que siguió ATOR EL INVENCIBLE. Luego hay una tercera, sin Joe, que su creador repudia.
En los tres filmes, el musculoso bárbaro fué interpretado por Miles O'Keeffe (aunque en la última lleva el pelo corto).



Atentos por favor a dos detalles: la banda sonora que NO es de Basil Poledouris pero lo parece (esto es calcar con talento) y el excelente montaje del trailer que parece anunciar una peli "mala", no "serie z - italiana". También podemos comprobar como está calificada "para todos los públicos" al contrario que Conan, con lo cual, según la Fox, esta ha de ser mejor película. De hecho, que nadie espera tetas ni vísceras, este es un filme familiar (tan familiar que dos hermanos se casan entre sí).

El personaje es, obviamente, un plagio de cierto cimmerio, sólo que en rubio. La película más famosa de John Millius se estrenó el 15 de Marzo de 1982... la de Ator se rodó poco después para estrenarse el 7 de Octubre del mismo año. El propio director admite que sólo creó al personaje para hacer dinero rápido aprovechando el "boom" de la fantasía heroica.

La primera película de la serie es, como ya he comentado, "Ator el poderoso" (eso es un adjetivo y lo demás tonterías), en italiano "Ator l'invincibile" y en inglés "Ator, The Fighting Eagle" (?).

La película cuenta como Ator mantiene una vida idílica y feliz en un poblado de lo más cutre que de un momento a otro va a ser atacado por una panda de tios a caballo. Ator está enamorado de su hermana, Sunya (como debe ser) y esta le corresponde (obviamente). Desgraciadamente, como son hermanos y tal, parece que no podrán casarse... Ator habla con su padre del tema y este le cuenta que no hay problema, que es adoptado. ¡Todo solucionado!



Gloriosa escena.

Durante la boda, aparecen los tios a caballo que ya estaban tardando más de la cuenta. Los malotes raptan a Sunya para entregarla como sacrificio a la Diosa Araña y de paso se cargan a muchos inocentes.

Ator ha de rescatar a su amada pero para ello debe entrenarse primero junto con el sabio Griba. Este informa al aventurero que es, cágate, nada menos que el hijo de THOR. Tras enseñar al héroe esgrima, alpinismo, alquimia, ingeniería, magia y no se cuantas cosas más (que en ningún momento usa), lo deja suelto para que mate al sacerdote Dakkar de la Diosa Araña y de paso salve a su novia.

En el camino Ator hace una amiga, la guerrera Roon. Juntos viven muchas aventuras, demostrándose que a pesar de su duro aspecto de bajista de Manowar el hijo de Thor es un torpe de mucho cuidado al que hay que estar salvando constantemente la vida.



Entretando, Dakkar dice frases de malo, insulta a sus lugartenientes y se excita jugando con tarántulas. El villano en cuestión tiene un aspecto verdaderamente lamentable y asqueroso con lo cual cada vez que aparece estás deseando que se lo carguen de una vez.

Entre los muchos peligros y peripecias de este épico viaje, se encuentra la maravillosa secuencia en la que Ator pelea contra su propia sombra... aunque tiene claramente dos. De hecho, este momento mola por que está rodado de forma tan confusa que prácticamente es imposible entender nada de lo que ocurre. El caso es que se carga a su sombra (o al menos a una de sus sombras) y huye de una especie de chunga cámara subterránea.



En el camino, Ator halla una espada legendaria, un escudo mágico y una capa mística. Por que hay que estar preparado por si llueve. Los tres artefactos demuestran ser muy útiles y proporcionar bonificaciones DE +5 al Ataque, la CA y la Ocultación.

Nuestros amigos también pelean contra una horda de hombres de bronce a los cuales vencen corriendo más que ellos. Este momento también merece ser destacado por que el maquillaje de las estatuas andantes te hace preguntarte constantemente si se supone que, en la ficción, son estatuas andantes o tipos disfrazados de estatuas andantes. Otro excelente juego metalingüístico en una obra imprescindible de cine de autor.



Finalmente, Roon y Ator se enfrentan a Dakkar y su ejército de malosos. Roon muere heroicamente, admitiendo que "estaba enamorada de él". Ator se carga a Dakkar, pero entonces tiene lugar un emocionante e inesperado giro de la trama:

¡¡Su tutor Griba, es el auténtico archivillano!! ¡¡Sólo había entrenado a Ator para que se cargara a su rival y poder ser ÉL Sumo Sacerdote de la Diosa Araña!! Aquí vemos el poder que una buena (buena, buena) película tiene para invertir los valores. ¿Os imaginais que Obi Wan y El Emperador fueran la misma persona? ¿Que Gandalf en realidad sólo quisiera acabar con Sauron para sentarse en su trono? Awesome.

Ator también se carga a Griba, sin mucha dificultad. Y es que hace falta ser gilipollas para entrenar a alguien con quien tienes intención de luchas, de forma que pueda derrotarte...

¡La Diosa Araña despierta! Tiene lugar el épico y mágico combate final, donde nuestro valiente héroe ha de combatir contra una terrorífica deidad. La batalla es un poco repetitiva por que de la araña sólo vemos la cabeza y cuatro patas que casi no se mueven, mientras Ator baja la espada arriba y abajo golpeando al aire. Tras unos momentos (eternos) de enfrentamiento, la voluntad humana triunfa sobre la El Mal una vez más.

Ator y Sunya (que ya casi se nos había olvidado que existía) se largan por patas mientras un volcán estalla de forma aleatoria. Tras esto, los amantes corretean por el campo como cerbatillos y cuando ponen una sonrisa estúpida en el rostro, se congela la imagen. Fin.



Y los chicos de "Rhapsody" se criaron con esta película. Pensar que semejante delirio pueda significar una inspiración para nadie, me pone cachondísimo.

El tratamiento que tuvo el personaje en la tercera secuela enfureció a D'Amato que decidió resucitar al personaje volviendo a contar sus orígenes. Una táctica que años después copiaría el inefable Cristopher Nolan para "Batman begins".

La película en cuestión se llama "Quest for the mighty sword". En este "reboot", ATOR no sería interpretado por su rostro habitual sino por un tal Eric Allan Kramer. Pero esa... es otra historia.

Os dejo con un clip del clímax de la susodicha película, que nos recuerda irremediablemente a la mejor escena de la saga Indiana Jones.



Benditos efectos de sonido de los 80...


Para comprar al hijo de Thor en DVD id AQUÍ

Para ver su página en Filmaffinity id
AQUÍ

Para ver su espacio en IMDB id
AQUÍ

Y para Descargar gratuitamente el Torrent con la puñetera película id
AQUÍ

11 comentarios:

Paco Fox dijo...

La mejor es, sin duda, la segunda parte. Con Ator convertido en una mezcla de McGyver y el Equipo A y fabricándose un ala delta con tres palitos.
Quest of the Mighty Sword no es tan divertida. De hecho, la vi hace menos de un año... y no me acuerdo de casi nada.

Kike dijo...

Esa comparación con McGyver ya la comentabas en tu artículo sobre pelis de bárbaros de los 80. A mi la verdad es que las secuelas de Ator me aburrieron bastante incluso con los momentazos "delirium tremens".

A mi de "Quest for the mighty sword" me molan los ecos wagnerianos... con el protagonista torturado durabnte su infancia por un hobgoblin despreciable (que es el mismo que el de Troll 2) y el rescate de una mujer durmiente en un anillo de fuego.

elmelgares dijo...

Pues habrá que verlas, a ver que tal

Gracias por la recomendación...

Lograi el Luciérnago dijo...

¿Por qué parece que, durante la exhibición espadística en el útlimo vídeo, hay alguien jugando al Game Boy?
Yo la primera la vi cuando chico, y, curiosamente, de lo único que me acordaba era de que los dos hermanos querían compartir sábana y que el padre les decía que vale, que él era hijo de Thor, y sin problemas...
Me marcó profundamente xD

Anónimo dijo...

¿Y esa otra en la que los barbaros eran gemelos?, de pequeños mataban a su familia en un carro y uno de ellos arrancaba el dedo de un mordisco al malvado.

Kike dijo...

Pues la evrdad es que no me suena la peli esa que dices. Es que, aunque no lo parezca, este es uno de los subgéneros más prolíficos de la historia.

Lograi el Luciérnago dijo...

Pues a mí sí, fite... Es la de los gemelos bárbaros, ¿no? Que durante años pelearon entre ellos para deleite de los malosos, uno con una máscara de hierro, el otro con una máscara de bronce, a fin de no reconocer en el otro el propio rostro...
Cosa lógica, teniendo en cuenta que en las mazmorras hay taaaaantos espejos...
"¡Eh, tú, devuélveme mi cara!"

Anónimo dijo...

Creo que si que era esa, al final luchaban con una especie de dragon iluminado con luces verdes y rojas cutrisimas, y tambien tenian que atravesar una cueva con tias buenas sin que les distrajeran de su objetivo, me suena porque la ponian a menudo en la tele.

Erizio dijo...

Porque no fue Asylum quien inventó las exploitations.
Creo que sólo vi la primera, y ya hace mucho tiempo de eso. Mi espíritu Z reclama un segundo visionado y hasta una maratón, con toda la muerte neuronal que ello conllevará.

Paco Fox dijo...

Efectivamente, era 'Los bárbaros', popularmente conocida como 'Los hermanos bárbaros' y con el título alternativo algo chungo de 'Barbarian and Co'. Se trató de una producción Cannon en Italia ya de finales de la década dirigida por el de 'Holocausto Caníbal' con un par de gemelos culturistas. Quizá, el más gracioso de los clones de combate de Conan. (ya que estamos, El mejor es 'Cromwell, rey de los bárbaros' y el que se lleva el premio especial a 'todas las actrices enseñan las tetas' es 'Deathstalker'.

Kike dijo...

"The sword and the sorcerer" merece una reivindicación a la de YA.