(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 18 de junio de 2009

FRENILLO SEMANAL: Volumen cinco (FINALE)


11 de Junio de 2009

Querido diario:

Tenemos que cambiar de sitio a la hora de realizar nuestras reuniones clandestinas… Esta mañana debatíamos sobre la utilidad que tendría construir una autopista de cuatro raíles para poder salir cada uno en un coche desde el comedor hasta la puerta (personalmente, creo que con dos raíles sería más que suficiente), cuando de pronto entraron en el despacho Escroto Rugoso y Pezón Alviento. Comenzaron a hacer una especie de juegos eróticos sobre la mesa. En realidad, no sabría decir si eran juegos eróticos o si estaban preparando macedonia. Aprovechamos el momento en que se pusieron unas máscaras de gas para salir de allí…

El incidente me puso extremadamente nervioso y me han empezado a sudar las manos de manera brutal e incontrolada. Busqué frascos donde depositar tan sutiles efluvios, a bien de poder evitar futuros accidentes laborales. Llevo dos botellas de litro completas, y subiendo.

Por la tarde me encontré a Repux, mi fiel pareja de baile de los sábados, bebiendo de una de las botellas. Su único comentario al respecto consistió en decir: “sabe a pollo”. Me pregunto si convirtiéndolo en bebida gaseosa podría sacar algún beneficio en el mercado…

Fdo:
Frenillo Impetuoso



12 de Junio de 2009

Querido diario:

Seguimos confabulando sobre cómo salir de esta maldita madriguera. Vicente Aranda dijo que si estuviera aquí Victoria Abril, podríamos perfectamente ocultarnos en su vagina y de esa manera conseguir que nos sacara. Asegura que dentro hay una chimenea, un par de literas y ropa limpia, y que, dado el caso, podríamos pasar hasta un par de días dentro. Pero ha perdido su número, y por mucho que intenta recordarlo dice que no hay forma alguna de distinguir mentalmente un “9” de un “6”.


En las duchas me han empezado a picar las pelotililas de manera escandalosa. Emplear el rastrillo de la hojarasca no ha ayudado en absoluto. Ahora me pican más.

Fdo:
Frenillo Impetuoso


13 de Junio de 2009

Querido diario:

El problema con la sudoración de mis manos empieza a ser preocupante… Cuando Michael Douglas y yo nos vemos, siempre hacemos el saludo de Will y Jazz en “El Príncipe de Bel-Air”, y al chocarnos hoy las manos ha salido despedido hasta el barracón 4. Corrí a pedirle disculpas, pero a mitad de camino se me olvidó por qué estaba corriendo.

Precisamente gracias a mis sudores he comenzado a reblandecer las paredes de nuestras habitaciones. Puede que sirva de algo. Acabamos de solicitar a la dirección una taladradora para agilizar el proceso. También hemos pedido el último catálogo de Victoria’s Secret y unas castañuelas, a modo de despiste.

Fdo:
Frenillo Impetuoso


14 de Junio de 2009

Querido diario:

Hemos cambiado el lugar donde realizar nuestras reuniones clandestinas. Ahora nos vemos en un bar llamado “Forster’s Hollywood” que hay en la gran ciudad. Pilla lejos, pero está bien comunicado con Metro y autobuses (desde mi habitación me pilla a huevo la línea 135).

Hoy decidimos que lo mejor sería que cada uno huyera por un camino distinto, que así sería más difícil que nos cogieran. En mi opinión, me parece que la única forma de que difícilmente nos cojan sería embadurnándonos con grasa de caballo.

Por la noche Kike me hizo una visita. Me dijo que una vez consiguiéramos huir, me esperaría lijando una barca en una de las dos orillas que tiene el Manzanares. Le pregunté que a qué altura estaría, y me dijo que hacia la mitad.

Fdo:
Frenillo Impetuoso




15 de Junio de 2009

Querido diario:

Esta mañana hubo un simulacro de incendio. Tuvimos que salir todos de forma ordenada al exterior del edificio y acudir en manada al punto de encuentro. Al parecer, los guardianes no se enteraron y se quedaron junto a toda la directiva viendo una reposición en el salón de actos del capítulo de “Seinfeld” en el que Luke Skywalker se apuesta con Richard Dreyfuss que un tiburón se masturbaría mucho antes que un arenque. Así que allí estábamos todos los internos sin nadie que dirigiera la operación, y con el bochorno que hace estos días… Media hora después volvimos a nuestras habitaciones en completa armonía, y dando un ejemplo de civismo inusitado les quitamos los paquetes de tabaco a un par de vagabundos, alejándolos así de una muerte cercana.



Sinceramente, la organización en el centro deja bastante que desear. Esperemos que el día que haya un incendio de verdad, pongan una reposición de “Verano Azul” (y que por el bien de todos no sea el capítulo en el que a Chanquete le viene la regla).

Un apunte para futuras lecturas: acabo de darme cuenta de que empezando un libro por el final lo terminas antes.

Fdo:
Frenillo Impetuoso


16 de Junio de 2009

Querido diario:

Al fin nos han sido concedidas las taladradoras que pedimos. Gracias a esto estamos haciendo importantes progresos (ahora sólo falta que nos den unos cuantos tacos y alcayatas y podremos colgar los retratos de nuestros familiares).

En mi cita mensual con Pezón Alviento se me ha comunicado que mañana tendré mi alta definitiva. Corrí a contárselo a mis compañeros, pero no pareció hacerles mucha ilusión. Según dijo Bigas Luna, me consideran pieza fundamental en la estrategia de huída, y de esta forma perderían posibilidades… Empecé a darle vueltas a la situación. Llené cinco garrafas de sudores en la reunión. Finalmente les dije que contaran conmigo. No es fácil resistirse a Douglas poniéndote ojitos…

Tras la reunión llegamos a la conclusión de que, contando desde hoy, lograríamos escapar del centro en una cifra aproximada de siete años y tres meses. Parece un tiempo razonable, teniendo en cuenta que Fidel Castro sigue sin tener niveles altos de colesterol en sangre.

A la hora del Cola-Cao, Kike me ha confesado que esta misma noche dejará a los otros de lado y tratará de escapar. Asegurando no poder más, me ha pedido gentilmente, y con la ayuda de una navaja de plástico, que le acompañe. Evidentemente, me he negado (por principios, exijo que se me pidan las cosas al menos tres veces). Empleando tácticas de persuasión avanzadas, ha conseguido animarme (quién puede, en su sano juicio, resistirse a esos martes locos de Telepizza, ¡dime, quién!). Sólo necesitábamos una ruta de acceso fiable para llegar al tejado una vez estemos fuera del barracón… y, por una vez en la vida, mi pene tenía la respuesta: señalaba la escalera de incendios. Se lo agradecí de la única manera que sabía y nos pusimos manos a la obra.

Fdo:
Frenillo Impetuoso




17 de Junio de 2009

Querido diario:

Son las dos de la mañana, y nuestra última noche en Azúcar-No se está convirtiendo en una auténtica fiesta… En cuestión de cinco minutos ideamos un plan de escape de órdago. La gran faena será tener que volver mañana para devolverle el diario a Escroto. La verdad, he hecho planes con mis padres para el fin de semana y con la tontería de cobrar aparte el billete de Metro Madrid y el de Metro Sur me están tangando a base de bien.

Si todo sale bien, éste será mi último pasaje del diario… Quién sabe si mi última aventura. Espero dejarlo a la altura… Bueno… Hay mucho que hacer… Y Kike me espera… Espero no dormirme… Luego remato la faena…

¡Ay, ay, ay… la botella de ron!

Fdo:
Frenillo Impetuoso



-------------------------------------------------

NOTA DE PRENSA

Estimados amigos, y colegas de profesión:

Una vez más, se demuestra que cinco y dos no siempre son siete. Vivimos en un mundo en el que los animales no distan tanto de los muebles de ocasión, y las visitas al ortopeda han pasado a ser un mero trámite corporal. Los grandes diligentes demuestran la cordura de un destornillador de estrella. Lo que hoy está boca arriba, mañana estará de lado, y lo que mañana esté de lado, ayer, muy probablemente, estuvo boca arriba. Pensamos que la vida es una tómbola, cuando realmente es una ruleta italiana en la que cualquier ñoqui puede llevarnos a una colitis devastadora, fatal.


Como todos saben, ayer sufrimos la evasión o victoria de los dos internos de nombre Enrique Dueñas y Frenillo Impetuoso. De alguna manera lograron eludir nuestro sistema de seguridad. Reblandeciendo las paredes de sus habitaciones, Dios sabe cómo, lograron hacer un boquete en forma de estrella (lo cual denota un gusto exquisito, si me permiten el comentario). Un póster de Aramís Fuster lo tapaba todo, en el caso de Impetuoso. Uno de Godzilla en bikini, en el de Dueñas.

Debieron aprovechar mi diarrea crónica para amortiguar las taladradoras. Por alguna extraña razón, bajaron y se arrastraron por las tuberías de esperma residual del sótano (debido a esto no descartamos que llevaran muda de repuesto), para luego volver a subir por las escaleras de incendios a la azotea. Puede que simplemente lo hicieran para tomar carrerilla, puesto que más tarde se dedicaron a construir un túnel comunicado mediante ascensor con la línea 12 de Metro. Y es ahí donde les hemos perdido la pista. Aún así, nos consta que Frenillo volvió a por un sándwich mixto.

Pese a que estamos en negociaciones para la creación de una nueva estación de Metro (Frenillo Central), con el ingreso que ello supone, el suceso nos ha dejado compungidos y atolondrados, en términos de medicina: con el culo torcido. Pero no queremos verlo como algo negativo.

A las 13 horas de hoy, Matías, el conserje, nos comunicaba que acabábamos de recibir un extraño telegrama:


¿Podéis enviarme el cepillo de dientes y el zurullo de coña?
Hostal Paqui, habitación 666.

Gracias,
Frenillo.


Esperamos que el día de hoy no sea recordado como el día en que dos internos se fugaron del centro más prestigioso de nuestro vecindario, ni como el día en que me pillé por doceava vez el meñique con el cascanueces, sino como el día en que se fugaron dos internos, y nacieron dos héroes. Porque todos podemos ser héroes, al menos por un día.


Frenillo somos todos.
Y esa, es la única verdad (de todo esto).

Fdo:
Escroto Punzante


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que final tan emotivo...

Roger roger dijo...

¡¡NOOOOO!! ¡¡NECESITO MÁS FRENILLO!!

Haciendo Amig@s dijo...

Esto lo escribe Fernando Arrabal y le dan el premio Cervantes... o dos hostias...