(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 13 de mayo de 2009

Las salvajes aventuras de SOLOMON KANE


Un hombre delgado, sombrío, de rostro pálido y ojos fríos. Vestido de un negro sencillo y que sólo porta un florete y un par de viejas pistolas.

Solomon Kane es, después de Conan, el personaje más famoso de Robert E. Howard.

Como muchos sabréis, se trata de un espadachín puritano del siglo XVII que vaga por el mundo buscando la maldad. No se trata del típico aventurero que sólo desea beneficio personal, ni tampoco del héroe perfecto que ayuda a los demás con una sonrisa en el rostro.

La colección completa de sus aventuras es conocida como "Los cuentos salvajes de Solomon Kane" ("The savage tales of Solomon Kane") y consta de apenas 200 páginas plagadas de lugares exóticos, monstruos de leyenda y sangrientos combates.

Kane es un verdadero fanático que parte de Inglaterra sin rumbo fijo, en pos de la justicia universal, luchando por el camino con toda suerte de demonios y criaturas inmundas. Howard nuevamente utiliza la aventura como un vehículo para tocar los temas que le resultan verdaderamente interesantes: la soledad del hombre, la supervivencia del más fuerte, el miedo a la muerte, las mentiras de la religión y el poder de la voluntad humana.



Los cuentos se leen rápido, siendo directos e impactantes. La mayor parte de los relatos son muy visuales y originales. Escritos en prosa o verso, estas violentas historia son tan interesantes como fáciles de leer.

El primer relato que Howard dedicó al personaje llevaba por título «Sombras rojas» (Red Shadows), y fue publicada en Weird Tales en agosto de 1928. En él, Solomon pasa años en busca de un bandido francés conocido como "El Lobo", que violó y asesinó a una joven. Kane no conocía de nada a la muchacha pero este hecho le resulta más que suficiente para iniciar una cacería sin cuartel. Sus pasos le llevarán hasta África, donde conocerá a su aliado, el hechicero N´longa.

Más tarde, el puritano consigue nada menos que el bastón de Salomón, un artefacto de inmenso poder mágico que le sacará de más de una situación peliaguda.

El último cuento protagonizado por Kane fué «Alas en la noche» (Wings in the Night), que Weird Tales incluyó en su número de julio de 1932. Nuevamente en el continente negro, Solomon deberá luchar contra una nación entera de terribles arpías.

Sin embargo, la cronología que yo he leido varía mucho con respecto a la "oficial". Y la verdad es que lo agradezco, por que me ha proporcionado una sensación de continuidad y evolución en el personaje que habría sido difícil en otro orden.

Otros autores han ampliado la biografía del personaje pero, obviamente, carecen de la genuina fuerza de Robert Ervin Howard.



Solomon Kane es, en palabras de su creador, "un cristiano con corazón pagano". A pesar de su aspecto peligroso y su total impiedad con los villanos, demuestra ser un hombre razonable y relativamente tolerante.

En el mundo de Solomon Kane existe el MAL en sus formas más antinaturales y retorcidas, pero este no procede de un infierno judeo-cristiano. El mensaje que transmite Howard es que, si Dios de verdad observa desde el cielo (cosa harto improbable), no le importa lo más mínimo el destino de la Tierra. Es la FÉ del héroe lo que le salva de las situaciones más difíciles, su voluntad como hombre. El personaje jamás se topa con diablos ni siervos de Satanás. Por que Satanás, no existe. Sus enemigos son hechiceros, entes de otras dimensiones, espectros y bestias olvidadas. En definitiva, horrores que habitaron el mundo en otra era, miles de años antes de que apareciera el ser humano.

Vampiros, arpías, brujería pagana, piratas sin escrúpulos, engendros sin forma definida, fantasmas vengativos... esos son los peligros a los que deberá enfrentarse el espadachín inglés. Y aunque la situación parezca insalvable, él siempre saldrá airoso. Pero jamás perderá su eterna pesadumbre.



Una antología altamente recomendada, tanto para aficionados a la fantasía o seguidores del escritor tejano, como para cualquier lector ávido de aventuras y emociones fuertes. Pura diversión.

Asi que ya sabéis: cuando las Fuerzas del Mal se encuentran al acecho es el momento de llamar a un cruzado taciturno y melancólico. Enjuto a la par que vigoroso, como un lobo estepario. Él es el Puño de Dios. Él es SOLOMON KANE.


BONUS TRACK:

Un cortometraje hecho por aficionados que me ha parecido buenísimo... nada menos que la recreación de uno de los poemas de Howard con el puritano como protagonista. "El retorno de Sir Richard Greenville". Fiel a la par que trepidante. ¡No podéis perdéroslo!

6 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Hombre, el mismo Geralt de Rivia debe basarse en Kane, seguro.

Anónimo dijo...

Geralt puede que tenga algo de Kane, no digo que no. Pero el 90% es Elric de Melniboné sin dudarlo.

Pedro dijo...

Le edicion de los cuentos de Solomon Kane que hizo Valdemar es fantastica. Yo tengo la de Anaya, pero es mejor la otra. Un personaje maravilloso, en la mejor línea de su autor.

Kike dijo...

¿Geralt de Rivia? Por favor, no comparemos la plata con los plátanos...

Anónimo dijo...

hombre que genial, ¿no me podrias dar una pista de donde descargar las obras de este interesantisimo personaje?

Kike dijo...

Yo lo encontré en el emule, en formato word y pdf. Además, creo que en La Casa del Libro venden una reedición.

Sino, siempre puedes mirar en google. Estoy convencido de que existen miles de páginas webs desde las cuales descargar el libro.