(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 5 de mayo de 2009

Cuentos de un soñador



Edward John Moreton Drax Plunkett, el XVIII Barón de Dunsany, fué un dramaturgo y novelista Anglo-Irlandés, conocido sobre todo por sus relatos de corte fantástico. Nació el 24 de julio 1878 y murió el 25 de octubre 1957, dejándonos en el camino obras clave en la historia de la literatura mágica.

Obsesionado como estaba por los mitos y leyendas, dedicó casi toda su vida a plasmar en papel todos aquellos mundos posibles y ensoñaciones. Sus historias están pagadas de sortilegios, misterio, metáforas y anhelos.

Pues bien, como adoro los mosntruos y los magos, y siempre he querido saber de donde proceden los arquetipos anteriores a Tolkien, he estado investigando un poco sobre este autor. Hace poco adquirí una edición de bolsillo de "Cuentos de un soñador" (una de sus más célebres antologías) y ya puedo decir que he terminado de leerla.

Los universos presentados son limpios, maravillosos, sorprendentes, la palabra vale más que la violencia y la mayor parte de los cuentos no tienen por qué poseer un inicio ni un final. Y yo debo admitir, no sin cierta vergüenza, que tras conocer el estilo sencillo y las historias directas de los autores "pulp", me cuesta un poco tragar con el elevadísimo sentido inglés de la fantasía. Se dan muchas vueltas a conceptos simples y no se desarrollan grandes aventuras, héroes gloriosos ni guerras eternas.



La clave de los relatos de Dunsanny es, precisamente, que no tratan de nada. Te muestran mundos extraños y busca la complicidad con el lector. La imaginación por la imaginación.

Algunos de los cuentos presentados resultan muy entretenidos, aunque sólo sea por tratar de desvelar como funciona la magia. Y aunque la mayoría no tienen un argumento "real", se leen con facilidad (como "Carcasona"). Sin embargo otros parecen auténticos delirios y son difíciles de terminar (como "El hombre del hachís").

De forma que esta no es una lectura que recomiende a todo el mundo. Es una obra de corta duración (poco más de cien páginas con numerosos relatos) PERO gran densidad, especialmente interesante para aficionados a la literatura fantástica que, como yo, tengan curiosidad por conocer los orígenes del género.

1 comentario:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Es una buena recopilación, pero es verdad que no es tragable para cualquiera. Como sabrás Lovecraft era fanático de Dunsany, tiene varios cuentos ("Polaris", por ejemplo) que casi parecen escritos por el soñador en persona. Y desde luego H.P. tampoco es que sea un autor facilón.

Es la misma corriente de fantasía asceta o cósmica que también cultivo Arthur Machen (que a mi me gusta más que Dunsany, por cierto) y que también influenció a Hodgson en "La Casa en el Confin de la Tierra". De dificil digestión pero muy poderosa a la vez, si entras en el juego.

Excelente artículo!

Saludos.