(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 22 de abril de 2009

KOHAN 2: Los reyeeees de la gueeeeerra


Estaba el otro día por la tienda "GAME" de mi barrio, cuando decidí acercarme al infame "CUBO DE LAS OFERTAS". Todos los amantes de los videojuegos odian el cubo de las ofertas... pero yo tengo mis razones. Para empezar, gasto la mayor parte de mi presupuesto mensual en ir al cine y pelis en dvd con lo cual no me queda mucho para otros menesteres. Y para seguir mi ordenador tiene ya tres años y cualquier cosa novedosa que intente incrustarle es seguro que va a estallar.

Al caso: encontré un juego con una caja magnífica, manual de treinta páginas en el interior y unas fotos en la contraportada acojonantes... eso ya habría bastado para que me lo llevara pero esperad, ¡hay más! El juego era de "estrategia en tiempo real con ejércitos de fantasía" (mi género favorito) y encima... ¡¡¡COSTABA 3 PUTOS EUROS!!! ¿¡NOS HEMOS VUELTO LOCOS!? Of course, no dudé en adquirir semejante regalo de los dioses (pues sólo quedaba uno y era especificamente para mí) e instalarlo en mi casita.

El producto en cuestión se llama "KOHAN II: KINGS OF WAR". Es de 2004 y tiene unos requisitos mínimos ridículos. No había oído hablar nunca de él, pero me ha cautivado completamente. Lo cierto es que estoy enganchadísimo. Es uno de los mejores juegos de "estrategia en tiempo real con ejércitos de fantasía" que he jugado JAMÁS (y os aseguro que he jugado muchos).


La campaña principal muy buena, con personajes carismáticos y una historia absorbente. Hay nada menos que seis razas a escoger, cada uno de ellas con dos posibilidades políticas distintas (que definen los héroes y habilidades de las que dispones). Es difícil encotnrar tanta variedad en un juego actual.

Lo que más me ha gustado es que no existen estúpidos campesinos ni hay que ir recolectando recursos apestosos. Toda la economía se dirige desde el castillo, equilibrando la producción de materiales y el oro. Luego, se pueden encontrar algunas minas por el mapa que, conquistándolas, nos proporcionan una bonificación.

Los objetivos suen estar más basados en la conquista que en la destrucción (se pueden tomar las bases enemigas), lo cual me recuerda un poco a "Heroes of might and magic". También encontraremos mosntruos neutrales por el camino que, si los matamos, nos darán bonificaciones (el obligado toque de rol).

Las tropas se manejan mediante "batallones", consistentes en un líder y un número de tropas de distintos tipos que ponemos personalizar, colocándoles al frente, los flancos o la retaguardia. Los líderes pueden sustituirse fácilmente por nuestros KOHAN que son superhéroes con habilidades chungas que, además, no cuestan dinero ni nada y cuando se mueren puedes volver a reclutarlos en un plis.


Los ejércitos tampoco llegan a ser excesivamente grandes (aproximadamente de unas cien unidades por bando) pero las batallas no decepcionan en absoluto. Además, todos los jugadores disponen de guarniciones "gratuitas" de soldados que habitan en sus fuertes y castillos y aparecerán cuando ataque el enemigo. Como en la mayor parte de estos juegos, puedes mejorar a los soldados mediante actualizaciones, pero estas también ganan experiencia de forma que no siempre gana el jugador con más oro.

Todas las habilidades son pasivas y no hay que estar preocupado por activar botoncitos en medio del combate. Pero eso no significa que no haya estrategia: las tropas poseen una eficacia radicalmente distinta según contra qué las enfrentes y en qué terreno.

A alguno le seguirá gustando más el warcraft, no sé, pero a mi este me parece un juego divertido, de calidad y bastante original. Asi que nada, estamos ante un invento totalmente recomendado, sobre todo si, como me pasa a mi, tenéis una computadora que no es de aguantar muchas tonterías.



BONUS TRACK:

El trailer de la versión de WII de "CAZAFANTASMAS: EL VIDEOJUEGO"... me he emocionado y todo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La verdad que era un juego que estaba guay pero no tuvo mucho exito, ibas a disfrutar el Fallout 3 con sus referencias a pelis de ciencia ficcion antiguas, Them! tiene un homenaje cojonudo. Sigue asi men.