(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 1 de marzo de 2009

El príncipe Caspian: aventuras fantásticas extremadamente violentas

Hablemos de las pelis de LAS CRÓNICAS DE NARNIA, amiguitos. Una historia de la cual no he escrito nada hasta ahora pero, considerando el sanguinolento resultado de la secuela, está claro que es necesaria cierta reflexión.


A mi, personalmente, "El león, la bruja y el armario" me daba auténtico ASCO. Al parecer los admiradores de la novela la adoran por que es exactamente igual que el original. Pero como CS Lewis me parece un coñazo y un capullo, pues ese es un factor que no me afecta.

La peli no la veo para niños, sino para idiotas. Hay un montón de pelis de fantasía para crios (incluyendo todas las de Ray Harryhausen) y ninguna me resulta tan vergonzosa.

Los animalitos que hablen, vale, pero que ESCRIBAN y TOMEN TÉ me parece de un ridículo total... ver a un castor con cota de malla y arco es una imagen tan terrorífica que jamás me repondré del todo. ¡¡Por favor que hasta sale PAPÁ NOEL!!

Por no hablar del rollito "fábula-religiosa" que me produce tanto dolor de estómago y posteriores vómitos. Por cierto, esto tampoco le gusta al bueno de George RR Martin.

Además, la estrenaron al mismo tiempo que King Kong que sí me gustaba y mientras el simio no recaudaba una mierda, el puto león cristiano de Disney se forraba.


Finalmente llegó la segunda parte de la saga y yo, aunque me prometí no ir, no pude escapar de la presión de cierto amigo mio que, debido a un puesto de gran poder y responsabilidad, ahora oculta su inmenso frikismo al mundo exterior (en lugar de reivindicarlo y sentirse orgulloso de él).

"EL PRÍNCIPE CASPIAN" MOLA MUCHÍSIMO. Por que es puro Heavy Metal. Yo en cuestiones de calidad no entro: he decidido que no me interesan. Pero tios, estamos ante un filme Disney ultraviolento de fantasía... ¡ÉPICA!

SINOPSIS:


La acción de "Las crónicas de Narnia. El Príncipe Caspian" transcurre un año después de los increíbles acontecimientos de "El León, la Bruja y el Armario", cuando los reyes y las reinas de Narnia -los 4 hermanos Pevensie- vuelven a reunirse en ese remoto y fantástico mundo, donde descubrirán que han pasado más de 1.300 años, calculados en tiempo narniano. Durante su ausencia, la Edad de Oro de Narnia ha terminado, y los Telmarinos han conquistado el reino de Narnia, que ahora está dominado por el malvado Rey Miraz, que gobierna sin piedad. Los cuatro niños no tardarán en conocer un nuevo y extraño personaje: el joven Príncipe Caspian, heredero legítimo al trono que se ha visto obligado a esconderse ya que su tío Miraz trama su asesinato para colocar a su hijo recién nacido en el trono. Con la ayuda del bondadoso duende, un valiente ratón parlante llamado Reepicheep, de un tejón llamado Trufflehunter y de un Duende Negro, Nikabrik, los Narnianos, liderados por los poderosos caballeros Peter y Caspian, se embarcan en un extraordinario viaje para encontrar a Aslan, liberar Narnia del yugo tiránico de Miraz y restaurar la magia y la paz en el territorio.


Voy a empezar por lo más impactante: el secundario cómico. Hay un ratón espadachín que se supone que hace mucha gracia por que habla como en el siglo diecisiete y es pequeño y peludo. ¡LOS COJONES! Lo que da en realidad es miedo. El cabronazo se pasa toda la película ASESINANDO SIN PIEDAD a soldados Telmarinos con la excusa de que son "los malos".
Hay una escena "Splinter Cell" en la que los protagonistas se infiltran en el castillo del malo. Bien, no he visto nada tan parecido al ALIENS de James Cameron desde... ALIENS de James Cameron.

Otro momento glorioso es en la Gran Batalla Final, cuando, arrastrándose, un desgraciado guerrero trata de salir de un hoyo y se encuentra ante el roedor asesino. Su reacción es decir, con una estúpida voz de sorpresa "¡Un ratón!" a lo que su psicópata interlocutor responde con una ESTOCADA EN EL OJO. Falta el contraplano para que eso sea Tarantino Puro.


Ahora vamos con algo que CS Lewis, en su estupidez, jamás comprendió: cuando has DESVIRGADO DONCELLAS y PROBADO EL SABOR DE LA SANGRE HUMANA, no puedes volver a ser un niño. Es jodidamente imposible. Eso hace inválida toda la primera película. Sin embargo, en la versión cinematográfica, muy inteligentemente, se aprovechan de esas experiencias y nos sacan a los protagonistas como unos seres engreidos, seguros de su propio poder, con gran deseo sexual e inmisericordes con sus enemigos. Por supuesto esto deja en muy mal lugar al pobre Príncipe Caspian que al principio parece el puto amo y a los pocos minutos se convierte en un cero a la izquierda.


Algo muy chulo es que los malos son compratiotas. Lo digo en serio. Españoles vestidos como españoles y que hablan con acento español. Bueno, hay algún italiano, pero eso también está bien. Al menos no han colado a ningún puertoriqueño. Me gusta el rollo Hernán Cortés y más aun cuando es absurdamente maligno. ¡Eso es realmente guay!


LOS CASTILLOS PARECEN SACADOS DEL HEROES OF MIGHT AND MAGIC III, lo cual me emociona y me recuerda algunos de los mejores momentos de mi adolescencia. Esto, unido al débil hilo argumental, la cantidad de elementos mágicos y los numerosos combates, refuerzan el sentimiento "videojuego" que para algunos es un problema y para mí, una virtud.

Los bichos sobrenaturales están del lado de los buenos. Eso es un punto a favor por que salen más, pero también un punto en contra por que mola ver a héroes descuartizando monstruos y no sólo a personas. Pero bueno, como las personas son españoles con máscaras de acero, se perdona.


Otra cosa que mola mucho de la película (como ven, todo son ventajas) es que salen multitud de enanos DE LOS DE VERDAD, incluido el glorioso WARWICK DAVIS. Cualquiera que me conozca, sabe de mi enfermiza pasión por el Valeroso Pueblo Enano.

La película, lógicamente, fracasó en taquilla: no gustó a los chavales ni a los padres y los fans de Narnia la odiaron a muerte. Por otro lado, su público objetivo (los amantes de Manowar o los roleros sedientos de sangre) no tenía el menor interés en verla.

Esto significa que la más que probable secuela se vea amenazada, ya que Disney ha retirado su financiación y, o encuentran pronto otro socio "fuerte" o la tercera parte de la saga nunca llegará... lo cual a mi me importa más bien poco por que dudo que sea tan cachonda como esta.

4 comentarios:

Paco Fox dijo...

Uy, pues a mi me cabreó la secuela. Pero no por nada de lo que cuentas, sino por su mensaje, muuuucho más repugnante que el de la primera. Si en 'El armario...', la cosa iba de una metáfora de Jesucristo, aquí todo se centra en el concepto más dañino de la religión:
LA FE
Terrible.

Kike dijo...

Eso que dices es muy cierto pero no invalida un ridículo espectáculo de alto presupuesto con espadas, monstruos y hostias.

marguis dijo...

Nunca se me había ocurrido miararla desde ese punto de vista... creo que ahora me gusta mucho mas... si la vuelvo a ver (podría pasar, tengo el C+ y las películas que ya he visto siempre las ponen cuando enciendo el canal, las que no he visto, nunca las pillo) la voy a disfrutar mucho mas gracias a tu análisis...

Un saludo!!!

Paco Fox dijo...

Pues para este verano seguro que te la encontrarás en el Plus.