(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 24 de marzo de 2009

Carcassonne es un rollo


Carcassonne es el segundo juego de mesa de estilo europeo de mayor éxito tras "Los colonos de Catán". Fué diseñado por Klaus-Jürgen Wrede y publicado por primera vez en el año 2000 por Hans im Glück en alemán y Rio Grande Games en inglés.

El juego está ambientado en la ciudad medieval amurallada francesa de "Carcasona", importante centro de poder militar y comercial en la edad media. Aunque la ambientación en estos inventos suele ser siempre lo de menos. El juego es en una especie de puzzle donde los jugadores compiten por hacer los castillos más grandes y los caminos más largos de un mapa cambiante.

Las reglas son muy sencillas: básicamente se coge una fichita de cartón y se coloca sobre la mesa, de forma que encaje con una muralla o un camino. Si colocas una figurita de madera de tu color, puedes quedarte los puntos que proporcione dicho castillo o dicho camino una vez este haya sido cerrado por tí u otro jugador.


Carcassonne tiene nada menos que un siete y medio de puntuación en la página Board Game Geek (lo cual es una nota más que generosa). Por no hablar del éxito comercial y las miles de expansiones que han salido a la venta. Pero a mi me parece una putísima mierda.

-Es aburrido: la mecánica es tan ridículamente repetitiva que a los cinco minutos ya estaba harto de colocar fichitas.
-Es insulso: no hay mucha interacción ni demasiadas opciones posibles. Cada partida no difiere nada de la anterior. Los componentes no son nada del otro mundo y visualmente no se puede decir que resulte "sorprendente".
-Sin monstruos ni violencia, prefiero irme a Valencia: para juegos de construcción, me apunto a una tarde de Legos, que son más graciosos.
-Es DEMASIADO simple: me sentía como un gilipollas jugando a esto. Entiendo que, se supone, es una ventaja, pero yo necesito un mínimo de complejidad.
-Necesita un gran número de jugadores: depende demasiado de contar con gente. Sólo se puede disfrutar de verdad a partir de cuatro rivales. Si juegas con dos o tres personas, no tiene sentido.
-Es injusto: Punto fundamental de mi crítica. Las reglas estan tan mal diseñadas que por mucho que planees tu estrategia, la cuenta de puntos final puede quitarte la victoria por cualquier tecnicismo estúpido.

Además, quiero aclarar que este era el juego favorito de un SAMPROLÍN de tomo y lomo cuyo nombre no mencionaré aquí por que no me acuerdo ni tampoco me importa. Pero vamos, que nunca me fiaría de los gustos de un tipo así.

Y esto, que quede claro, no es una crítica a los juegos de mesa europeos. Me gustan MUCHO los juegos de mesa europeos. Como todos ya sabréis, yo soy fan de los juegos de Reiner Knizia. Pruebas AQUÍ. Lo que pasa es que este, aunque tenga tan buena fama me parece un ROLLO PATATERO.

Si es que es mejor el Imperio Cobra...



BONUS TRACK:

El mítico temazo "Take on me" de A-ha. Una gran canción y un video cojonudo... ¡Disfrutadlo!



We're talking away
I don't know what
I'm to say I'll say it anyway
Today's another day to find you
Shying away
I'll be coming for your love, OK?

Take on me, take me on
I'll be gone
In a day or two

So needless to say
I'm odds and ends
But that's me stumbling away
Slowly learning that life is OK.
Say after me
It's no better to be safe than sorry

Take on me, take me on
I'll be gone
In a day or two

Oh the things that you say
Is it life or
Just a play my worries away
You're all the things I've got to
remember
You're shying away
I'll be coming for you anyway

Take on me, take me on
I'll be gone
In a day or two

7 comentarios:

Milgrom dijo...

NO puedo estar más de acuerdo contigo. Yo a la primera partida ya ví que era una auténtica puta mierda. Es decir, para hacer puzlecitos aleatorios me voy a echar un tetris. NO hay acción, ni estrategia, ni nada. Sólo potra.

kike (otro) dijo...

y aqui tenemos la prueba de un buen marketing, take on me, cuando salio nadie daba dos duros, solucion?? gastate 100 mil dolares en un video clip...

Anónimo dijo...

NO puedo estar en más desacuerdo. No quiero decir con esto que sea un juego que le tenga que gustar a todo el mundo, pero tampoco puedo decir que sea una mierda. Sinceramente no conozco a nadie que haya jugado y no le haya gustado, y no hablo de un circulo cerrado. Tal vez no habeis jugado lo suficiente para entender las posibles estrategias.
Me gusta bastante tu blog, salvo por estos "post radicales".
Un saludo.

Paco Fox dijo...

Pues a mí me gusta. Tengo que conceder que quizá ciertas ampliaciones sean esenciales (lo cual es, bien falta de previsión, bien pocoa vergüenza por parte de los creadores). Pero estrategia tiene: no en vano, gano un 75% de las veces. Nadie tiene tanta suerte.

De hecho, Vicisitud, moi et las respectivas viajamos a Carcassone y nos pusimos en una cafetería a jugar al Carcassone. Nadie conocía el juego en el pueblo.

copepodo dijo...

Hombre, esto de los juegos es como todo: a veces más que de buenos y malos hay que hablar de si son adecuados o no para un momento y un grupo de jugadores. No es que sea mi favorito, pero si le saco un wargame a algunos amigos una tarde tonta de sábado, me lo tiran a la cara.

Nuevededos dijo...

En total desacuerdo. Que te guste o no es por supuesto una cuestion de gustos, pero decir que no tiene estrategia es decir que no se ha comprendido la estrategia. Eso si, el mayor fallo del juego es que al igual que en otros de este estilo, la estrategia solo comienza a aparecer a partir del tercer jugador. Si solo juegan dos jugadores, entonces todas tus criticas son certeras.

Kike dijo...

Milgrom: efectiviwonder, esa es mi opinión. A mi me parece uno de los jeugos más mierderos de la década.

Kike (otro): A mi la canción me mola pero hay que admitir que ese video hace maravillas.

Anónimo: A mi no me gusta NADA. Tampoco escribo post REALMENTE radicales, siempre me quejo de las cosas intentando dar datos e incluso disculpándome de antemano.

Paco Fox: Jugar al Carcassone en Carcassone es una idea GLORIOSA. Lo de que ciertas ampliaciones sean esenciales, explica muchas cosas (ninguna de ellas buenas)...

Copepodo: Para mi, la mejor tarde de sábado posible es un wargame. Y si tenemos poco tiempo, prefiero un buen juego de cartas.

Nuevededos: No sé, yo jugué dos aprtidas, una de tre sy otra de dos. Y en ambos casos me aburrí como una ostra.