(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 15 de febrero de 2009

¡EL PODER DEL TITÁN!


¿Preparado para una guerra brutal? Los dragones cruzan el cielo combatiendo contra poderosos arcángeles, mientras los colosos arrastran sus mazas y los centauros abandonan sus bosques... ¡El conflicto definitivo por la dominación está a punto de empezar! ¡¡Esta es la era de los TITANES!!

Titán es un wargame de fantasía en el cual los jugadores controlan a poderosos titanes y hordas de monstruos mitológicos. El juego esta diseñado para funcionar de dos a seis jugadores. Y, atentos a la duración de 2 a 12 horas (!!!)

Me encantan los juegos de mesa frikosos y quería comprarme uno nuevo desde hace tiempo. Estaba dudando entre varios, pero al final me decidí por TITÁN. Me gustaba la idea por muchas cosas, sobre todo por que me recordaba al HEROES OF MIGHT AND MAGIC, el mejor videojuego de la historia, con el cual guarda muchas similitudes.


Los creadores fueron Jason McAllister y David A. Trampierque lo publicaron allá por 1980 mediante Gorgonstar, una pequeña compañía creada por ellos mismos. Los derechos del juego fueron comprados por Avalon Hill que hizo algunos cambios en las reglas y volvió a publicar el juego hasta 1998, cuando la compañía fué vendida.

A finales de 2008 aparece una nueva edición publicada por Valley Games (una compañía canadiense) con ilustraciones de Kurt Miller y Mike Doyle. Y es brutal.

El objetivo del juego es simple: MATAR A LOS TITANES ENEMIGOS. Cuando un jugador pierde a su Titán, abandona la partida.



Hay dos tipos de tablero, ambos hexagonados: el enorme tablero principal, por el que se mueven los ejércitos y los tableros secundarios, que se utilizan para resolver las batallas.

El ejército de cada jugador está organizado en legiones (hasta un máximo de 12). Puede haber hasta 8 criaturas por legión. El símbolo de la legión se pone encima de la pila de criaturas mientras que estas permanecen ocultas, de forma que el poder relativo de cada legión es fácil de averiguar, pero no existe forma de saber la cantidad exacta de monstruos que posee el jugador.

Tus monstruos pueden, además, llamar a amigotes para que se unan a la juerga. Para ello hay que desvelar a los jugadores enemigos una de tus tropas y esa tropa podrá hacer uso de sus habilidades de reclutamiento (todo el mundo puede llamar a una tropa del mismo nivel o dos de nivel inferior). Las unidades a las que puedes llamar se basan en el tipo de terreno.



Me encantan los juegos en los que no sale ningún humano... ¿y a vosotros? Bueno, el caso es que hay monstruitos para dar y tomar.

Para mover hay que tirar un dado y avanzar ese número de hexágonos. El movimiento no es libre ya que según la casilla, hay ciertas restricciones sobre qué camino se puede tomar.

Cuando se encuentran dos legiones... ¡¡EMPIEZA EL COMBATE!!

Los combates se llevan a cabo en los tableros secundarios, diferentes según el tipo de terreno. Y toda lucha es A MUERTE (no hay retirada ni rendición).

Las undiades tienen dos atributos, PODER y HABILIDAD. El PODER es el número de dados que tiran para atacar y los puntos de daño que resisten. La HABILIDAD es la defensa y el movimiento de la criatura.

Ambos jugadores obtienen además un número de puntos de experiencia equivalentes a los bichos aniquilados. La experiencia hace más fuerte y poderoso al Titán y, además, le permite ganar habilidades tales como el teletransporte.



Aunque no existe diferencia entre los ejércitos, un sistema de recursos ni cartas con poderes, el juego está diseñado de forma que cada partida sea distinta y no venza la suerte, sino el ingenio.

Algunas posibilidades tácticas que esta aventura ofrece son:

-¿Debo atacar con mi poderoso TITÁN aun a riesgo de que este sea destruido?
-¿Debo mover en esa dirección aun sabiendo que no podré dar marcha atrás?
-¿Debo tener más legiones para reclutar más fácilmente y tener mayor movilidad o pocas fuerzas muy poderosas?
-¿Debo reclutar criaturas con buenas habilidades de reclutamiento u otras mejores en el combate?
-¿Debo tener un ejército fuerte o numeroso?
-¿Debo atacar aun sin saber si el ejército enemigo es mejor?
-¿Debo evitar la batalla, aun sabiendo que venceré, para que mi rival no gane experiencia?
-¿Debo mantener a mis legiones más débiles protegidas en terreno favorable o moviéndolas para obtener más tropas?
-¿Debo mover a un terreno con posibilidades de reclutamiento o a uno más favorable para mis tropas?
-¿Debo dejar ganar al rival un par de batallas para que se confie?
-¿Debo jugar a la ofensiva o a la defensiva?

Si tengo que sacarle alguna pega diré que LA CAJA ES DEMASIADO PEQUEÑA y hay que meter los 200 millones de componentes a presión, lo cual es un engorro. Además, que todas las fichitas sean de carton las hace tremendamente vulnerables a ataques líquidos, tan comunes en la mesa de juego.

Hace falta tiempo, ganas y cerebro. Pero si reunís todos estos requisitos, os aseguro que este juego de tablero os proporcionará una gran experiencia. Recomendado por Poder Friki.

4 comentarios:

Jajaja dijo...

Al contrario que a ti, a mí me gustan los juegos basados en la Historia, así que todos los que salen son humanos. Precisamente ahora estoy esperando que Valley Games reedite el genial República de Roma.

Milgrom dijo...

Ostras, ¿lo han reeditado? Yo llevo mucho tiempo queriendo pillarlo pero pensaba que estaba descatalogado.

Anónimo dijo...

Que envidia, de donde sacas tiempo y amigos dispuestos a jugar tio

Kike dijo...

Jajaja: ¡El "República" mola muchísimo!

Milgrom: Efectivamente, reeditado está. Pero pillátelo cuanto antes que ha sido un exitazo sin precedentes.

Anónimo: Tampoco juego tanto como querría, pero un ratejo lo tiene cualquiera...