(7 años de extravagantes aventuras)

lunes, 29 de diciembre de 2008

PROPÓSITOOOOOOOOOOS


Estamos ya terminando el año. Por lo tanto, he escrito una pequeña lista con propósitos que me gustaría cumplir:

  • Comer criptonita.
  • Aprender el idioma de los armadillos.
  • Estrechar la mano a Epi y Blas.
  • Abducir a un extraterrestre.
  • Ponerme un ojo de cristal, una pata de palo y veinte dientes de oro.
  • Matar a Akiva Goldsman.
  • Cortarme una oreja y mandársela a una chica que me guste.
  • Llenar una ametralladora de caramelos y disparar a los niños.
  • Escribir una saga épica en la que todos los personajes se llamen "Agustino" y "Frondosia".
  • Hacer un remake plano por plano de "Campo de batalla: la Tierra" sustituyendo a todos los actores por electrodomésticos.
  • Construir una estatua de marmol de treinta metros con la efigie de Hulk Hogan.
  • Comprar Noruega.
  • Hacer un grupo de mariachis y grabar un "single" sobre los retretes públicos.
  • Besar en la boca a Jennifer Conelly.
  • Ducharme con Ketchup.
  • Entrenar a un equipo de Orcos para las Orcolimpiadas.
  • Ganar un combate de boxeo contra un pulpo gigante.


Y de regalo... ¡¡LA OBRA DEFINITIVA DE FRANK MILLER!!

6 comentarios:

El chache dijo...

Buenos propositos para el año que ya casi empieza.
Son mas faciles de cumplir que apuntarse a un gimnasio, aprender ingles y dejar de fumar.
Un saludete

Víctor SanCiprián dijo...

Esa lista es absurda, todo el mundo sabe que el ketchup no existe, no es más que salsa de tomate con azúcar.

El corto no está mal, pero me gustó más el comic porque estaba concebido para el formato viñeta. Al pasarlo a corto se pierden todos los matices de por qué el personaje hace lo que le da la gana.

Kike dijo...

Creo que la adaptación ha sido fiel en exceso. Como todo el mundo sabe, el original es mil veces más dinámico y profundo...

Anónimo dijo...

Muy bueno, me parto el ojete con el video

Jack Shadow dijo...

yo siempre quise rodar el señor de los anillos con caracoles... ¿quien sabe?

Igor Von Slaughterstein dijo...

No solo la lista de objetivos es memorable (incluyendo cosas que todos quisieramos hacer), sino que el corto de Frank Miller es de Oscar. Por fin alguien se da cuenta del asunto y lo homenajea en su justa medida.

Y lo digo especialmente sensible después de haberme gastado los cuartos en ir a ver el horrendo bodrio que ha perpetrado este tio con el pobre "Spirit".

Saludos y merry crihmaah!