(7 años de extravagantes aventuras)

viernes, 19 de diciembre de 2008

Adiós Plutón


Yo admiraba a Alex de la Iglesia. Escribía asiduamente en su blog. Vi "Los crímenes de Oxford" y me pareció malísima. Pero aun con todo, seguía confiando en este hombre.

Pues bien, la 1ª temporada de Plutón B.R.B. Nero acaba de terminar. Y el balance general deja bastante que desear.

Escribí una crítica realmente favorable hacia la serie y pedía un poco de comprensión y respeto hacia la misma, asegurando que acabaría convirtiéndose en todo un referente nacional. Estas fueron mis palabras exactas:

(...) Resulta original y divertida y cuenta con un motón de personajes carismáticos.

Antonio Gil está estupendo como una versión sucia y cutre del Capitán Kirk. Enrique Villén mola un huevo como el extraterrestre más feo de la galaxia. Carlos Areces está inmenso en su papel del obeso, homosexual y retrasado oficial Querejeta. Carolina Bang está aun más buena de lo que uno espera. Y Manuel Tallafé es un genial robot de Microsoft que no para de colgarse.
(...)

También hable de los defectillos, pero poco:

(...) No fueron treinta minutos perfectos. Los efectos especiales son muy mejorables y la trama principal, demasiado anecdótica. (...)

Pues quiero retractarme de mis palabras. Aquí, ahora, delante de todos.


Debo decir que soy de los pocos que ha visto TODOS los capítulos de esta primera temporada, del primero al último. Esperando, religiosamente, a las 11 y media de los miércoles delante del televisor. Y debo decir que el resultado final es lamentable. Con todas las letras.

Otros se han quejado ya de "Plutón". En general no es muy popular. Pero yo voy ha hacerlo sin utilizar insultos, chistes malos ni refrencias a otras series o películas que no tienen nada que ver y no vienen al caso.


Lo primero que quiero aclarar es el mito de:
"Se ha puesto la primera piedra. Se ha hecho algo distinto y aunque no sea de mucha calidad o tenga poco éxito, pronto surgirán nuevas alternativas."

MENTIRA

El camino no ha sido abierto. Ha sido cerrado. Cualquiera que sepa de televisión sabrá que si algo se hace por primera vez y no funciona, el género queda destruido, aniquilado, pisoteado. Si ahora vas a Tele 5, Cuatro o Antena 3 con una idea genial para un programa de comedia y ciencia ficción, el directivo de turno dirá "me recuerda a Plutón. Fué un fracaso. No lo queremos". Así de triste es la realidad. Desgraciadamente, esta serie no marcará un precedente, sino todo lo contrario. Aunque quizás dentro de 20 años alguien vuelva a intentar, con mayor fortuna, una comedia de ciencia ficción.

La audiencia de la serie ha sido un reflejo directo de su falta de calado (ni siquiera en su público potencial "los frikis"). El primer capítulo obtuvo un más que aceptable 5,8%. Pero se desplomó pronto. Algunos episodios posteriores apenas consiguieron un triste 2% e incluso el final de la temporada se despidió por debajo de la media de la cadena (y eso que salía el sr. Spock).

La mayor parte de los actores no me convencen y creo que hay demasiados personajes, pero yo voy ha hablar sólo de dos (sin ninguna razón en concreto).

Carlos Areces es un cómico estupendo capaz de provocar carcajadas con un gesto. Sus tiras de "El Jueves" hace mucho que son lo mejor de la revista y su participación en Muchachada Nui es fundamental para el éxito del programa. Pero en esta ocasión, podría mejorar y mucho. Yo creo que es culpa de la indefinición de su personaje, entre pelota, respondón e idiota. Areces es gracioso cuando interpreta su extravagante personaje de "imbécil-homosexual-gordo-inquietante" y creo que el teniente Querejeta debería estar más cerca de ese arquetipo. Carolina bang es una muchacha muy atractiva y que, se nota, se sabe el papel. Pero su actuación no transmite nada, ni siquiera esa frialdad que, se supone, debería tener una androide.


Voy ha hablar de los guiones. Como todo el mundo sabe, no es fácil hablar del guión de una peli o una serie de tv, simplemente, por que pasa por tantas manos que uno no sabe cuanto queda del original en el resultado final. Pero considerando que la traslación del papel a la pantalla sea fiel he de decir: son guiones bastante malos. Y, recordemos, el guión es el alma de todo producto audiovisual. Son predecibles, los diálogos carecen de chispa, las bromas resulta bastante lamentables y suele tirarse del chiste fácil para salir del paso. Lo peor es, probablemente, como de atropelladas avanzan las tramas y los finales. Aunque sea poco aconsejable, uno puede aceptar que el desarrollo funcione "a trompicones". Pero es más difícil de aceptar esos desenlaces tan rápidos y poco inspirados, en los que la mitad de las tramas quedan sin cerrar. Parece que, al tratar con comedia fantacientífica, valiera todo. Y no es así. Es como si no ocurriera nada en todo el relato hasta que, de repente, se termina.

Lo que más me duele es que, en mi opinión, lo peor de la serie es la dirección... ¡¡La dirección del propio Alex de la Iglesia!! Hablamos de un tipo que ya tiene experiencia en este campo y que trabaja con gente que conoce bien. Sin embargo, parece un novato. Sabemos que su presupuesto no es muy holgado y que tiene poquísimo tiempo para rodar. Pero eso no le excusa para hacer lo que hace. Por que los diálogos no son dinámicos, por que las videoconversaciones (que hay muchas por capítulo) no funcionan como deberían, por que los actores parecen muchas veces confudidos, por que las escenas de acción (cuando hay alguna) están muy mal rodadas, por que las elipsis están mal escogidas y por que los cortes entre las secuencias son demasiado bruscos.


Los únicos capítulos que me han parecido REALMENTE buenos han sido dos:

Capítulo 6: "El fin del universo, Dios y la Nada"

En el cual la nave alcanza el fin del universo. Valladares se encuentra nada menos que con Dios que le comunica su misión sagrada. Todos los diálogos con El Hacedor me resultan delirantes y creo que el humor religioso de este episodio funciona y mucho. Los cinco minutos finales arruinan parte de lo anteriormente construido, al tratarse de una solución abrupta y nada satisfactoria. Pero yo creo que se compensa con las risas acumuladas a lo largo de los 25 minutos anteriores.

Capítulo 11: "Misión en la inopia"

En el cual los protagonistas descubren la existencia de una tripulación alternativa que no sabe absolutamente nada de lo sucedido en los últimos tres años. A pesar de algunos giros del final MUY MAL resueltos (como ya viene siendo habitual), en general el episodio es divertido y bastante sorprendente.

Por supuesto, ¿quien soy yo para opinar? Un estudiante de cuarto de Comunicación Audiovisual, un fan desilusionado, un "tio envidioso" (como alguno dirá), un crítico de palo... En realidad soy mucho más que eso: un espectador.

Aun queda la 2ª (y última) temporada de la serie que, esperemos, remonte un poco. Entretanto, nos divertiremos con las nuevas locuras de Muchachada Nui que, eso seguro, no nos decepcionarán.



ACTUALIZACIÓN:

Nuestro amigo Ryben expresa de esta forma la "falta de coherencia" del universo de ficción propuesto:

(...) Se supone que la nave viaja en una misión especial para encontrar un planeta habitable y lleva años en el espacio.

Pues bien, tan pronto en un capitulo la nave regresa a la tierra en cinco minutos (¿no estaban a 3 años de distancia?) como llega al fin del universo como se encuentra con una inspección de hacienda en medio del espacio que amenaza con embargar la nave ¿quien? ¿como? ¿de que demonios me estás hablando?

¿Que los androides no tienen sentimientos? ¿Entonces porque Wollensky está prendado de Lorna? ¿Porque en un capitulo dice que su unico tema de conversación es el conflicto arabe-israeli y luego habla de lo que le de la gana?

Y, con mucho, lo que mas me repatea de la serie es la profusión de chorradas sin sentido como que "se ha estropeado el multiplexor de ondas positronicas". Lo mismo la nave un dia funciona de una manera que de otra (...)

En Futurama esto funciona. En Plutón BRBnero no.

15 comentarios:

Dorgo dijo...

Yo la verdad es que no puedo hablar con demasiada propiedad sobre esta serie, ya que sólo vi hasta el capítulo en el que los hombres de la nave se quedaban embarazados, para luego descubrir que sólo eran gases... La verdad, un poco metido con calzador...

Vale que la serie sea en sí un homenaje al buen cine de Ciencia Ficción, y estoy seguro de que Álex de la Iglesia es un frikazo como Dios manda sobre el género, pero... Me parece que no sólo de homenajes puede vivir una serie... Y los personajes, todos, absolutamente todos (incluso Areces) me parecen muy, muy huecos...

No sé... Tiene dos posibilidades: O convertirse algún día en una serie de culto o quedar olvidada por los siglos de los siglos.

Ryben dijo...

Suscribo casi punto por punto tu crítica a lo cual tengo que añadir que lo peor de la serie es la sensación de improvisación constante en cada una de las escenas. Hasta Muchachada Nui es mas coherente.

Nadie se ha molestado en hacer un "canon" de la serie lo cual provoca situaciones contradictorias.

Se supone que la nave viaja en una misión especial para encontrar un planeta habitable y lleva años en el espacio.

Pues bien, tan pronto en un capitulo la nave regresa a la tierra en cinco minutos (¿no estaban a 3 años de distancia?)como llega al fin del universo como se encuentra con una inspección de hacienda en medio del espacio que amenaza con embargar la nave ¿quien? ¿como? ¿de que demonios me estás hablando?

¿Que los androides no tienen sentimientos? ¿Entonces porque Wollensky está prendado de Lorna? ¿Porque en un capitulo dice que su unico tema de conversación es el conflicto arabe-israeli y luego habla de lo que le de la gana?

Y, con mucho, lo que mas me repatea de la serie es la profusión de chorradas sin sentido como que "se ha estropeado el multiplexor de ondas positronicas". Lo mismo la nave un dia funciona de una manera que de otra, puede pasar cualquier cosa en cualquier momento mientras convenga al guión y eso me parece una putisima mierda. (y una excusa para no tener que pensar en el guión, no me fastidies).

En Futurama esto funciona. En Plutón BRBnero no.

En resumen: una serie fallida dirigida por un equipo creativo tremendamente pretencioso que se cree mucho mejor de lo realmente es. ¿Habeis entrado alguna vez en el blog de la serie? Parece el sermón de los domingos de Alex de la Iglesia a los cuales sus acólitos responden con una devoción cuasi-religiosa.

Creo que Alex se está convirtiendo en el papada-man de España.

Joder, que a gusto me he quedado.

Kike dijo...

Dorgo: se convertirá en serie de culto, no lo dudes. Pero de un culto muuuuuuuuuuuy minoritario.

Debo decir, Ryben, que el cuarto párrafo de tu comentario lo considero INCREÍBLEMENTE cierto. Es más, lo he pensado muchas evces viendo la serie, pero no quería hacer la crítica demasiado larga y no sabía como expresarme bien. Supongo que el término es "falta de coherencia". Incluyo tu reflexión de inmediato en el post.

El chache dijo...

Como Accion:Mutante, pero en serie. Como chiste, pues vale, muy bien... pero se ha alargado demasiado.
Un saludete

Jack Shadow dijo...

ya no sé en que creer... yo también la he seguido todos los miércoles, puñalada tras puñalada, y se han gastado todo el presupuesto que tenia La2 para series en esto y muchachada nui, almenos una de las dos cosas ha salido bien, pero es un gran verdad, esta serie nos ha cerrado puertas casi por completo a las series de sci-fi españolas, ahora solo buscan publico que pase de los 50 porque son los únicos que aún ven la tele... y solo compran series de EU, y lo peor es que llevan razón!

Ryben dijo...

Hombre, "Acción mutante" tenía su punto canalla y políticamente incorrecto (¡muerte a los guapos y los pijos!¡viva lo grotesco y diferente!)

Lo que tenemos aqui es un refrito de chistes pasados de moda (Yo soy PC, ella es MAC...que bueno, tio) y un humor tontorrón y cañí mas cercano a Pajares y Esteso que a Matt Groening.

kanif dijo...

Sí, es acción mutante sin gracia y extendida.
Para mí que Alex está ya muy mayor para ser Friki.
Una pena.

Ryben dijo...

Es la historia de siempre, un artista o creador poco conocido un día da el campanazo, consigue éxito y reconocimiento y, salvo excepciones, comienza a perder frescura a la vez que se incrementa su ego (y su cuenta corriente).

Dorgo dijo...

A mí para empezar es que la gracieta de que el presidente del mundo se llame Macaulay Culkin, ya me parece un chiste desfasado hace 15 años por lo menos...

Yo personalmente esperaba mucho más del director de El día de la Bestia.

Kike dijo...

A mi esos chistes desfasados no me parecerían tan mal si las historias no fueran un truño. Y eso de que engorde su cuenta corriente no creo que sea cierto, bien conocidos son los continuos problemas financieros de este hombre.

Justice dijo...

Sabeis?Solo he llegado a ver un capitulo,y tuve suficiente.Me parecio como si fuera star trek,pero dirigido por Saez de Heredia.Lo siento por Alex de la iglesia,pero me parecio muy ridicula y penosa.Venga por favor que solo faltaba Quique Camoiras haciendo de gay!!(topicazos a tope...)Sic...

Justice dijo...

Sabeis?Solo he llegado a ver un capitulo,y tuve suficiente.Me parecio como si fuera star trek,pero dirigido por Saez de Heredia.Lo siento por Alex de la iglesia,pero me parecio muy ridicula y penosa.Venga por favor que solo faltaba Quique Camoiras haciendo de gay!!(topicazos a tope...)Sic...

Víctor SanCiprián dijo...

Yo creo que esta serie habría fracasado igual aunque la hubiese dirigido Spielberg, porque el problema es el guión. Lo mejor de Alex viene cuando la historia la escribe él y en Plutón según creo no era así. Con lo Crímenes de Oxford pasa lo mismo, aunque lo escribe él, es una adaptación. No he leído el libro, pero si la historia es igual que la película, pues normal que no salga bien. Dios, cómo odio que todo lo que ocurre en una historia se base en coincidencias.

Dorgo dijo...

Es curioso, pues todos coincidimos en una cosa: Los guiones de esa serie son lamentables.

Seguramente su blog está lleno de gente que piensa semejantemente, pero ya sabéis como son a veces de tozudos los cineastas...

A mí la verdad es que me gustaría que en España hubiera una serie de este tipo que durara años luz, pero con una poquita, por no decir mucha más calidad.

Haciendo Amig@s dijo...

La serie es rijosa hasta decir basta. Una cosa es parodiar la ciencia-ficción y otra cosa es hacer una comedia en plan las de Pajares y Esteso en el espacio. Todos los personajes resultan cargantes y desagradables a la larga, porque todos son IDIOTAS (se salva Roswell). No hay ese cinismo o mala leche que pretenden ver algunos. Solo hay chistes tontos sobre las tetas de Lorna y sobre personajes cañís en situaciones tópicas de la ciencia-ficción. Pretenden hacer reír con el manido: imagínate un androide andaluz en una nave espacial... que risa. Para esto mejor que no se hubieran gastado el dinero, la verdad.