(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Un vikingo famoso, del bardo al celuloide


Sigfrido es el héroe más importante de la mitología nórdica. Un tipo alto, rubio, fortachón, guaperas y que muere tras ser traicionado de forma vil. La obra "El cantar de los nibelungos" es un cantar de gesta medieval en el que se narran sus hazañas de juventud y los terribles hechos acaecidos tras su muerte.

El Cantar de los Nibelungos está inspirado en la Volsunga Saga (en la que Sigfrido es llamado Sigurd), que a su vez está inspirado en fragmentos del poema Völuspá de la Edda Mayor (que narra el origen y el fin del mundo). En mi opinión, lo mejor de este cantar es que es "compacto", es decir, cuenta una historia bastante amplia de forma completa y sin obligar al lector a consultar en otras fuentes. El mayor defecto, sin embargo, es sus referencias al cristianismo, tan fuera de lugar en una leyenda como esta.

La Volsunga Saga también narra las aventuras del padre de Sigurd, Sigmund, que es mucho menos interesante por que no mata a un dragón, como su hijo.

Es importante la división en dos partes de "El Cantar de los Nibelungos": "La muerte de Sigfrido" (la más conocida) y "La venganza de Krimilda" (que incluye la participación estelar del Rey Atila bajo el nombre de Etzel). Y es importante por que se construye una gran historia en la cual, el héroe principal muere a la mitad y es sólo su recuerdo lo que aparece más adelante.



Probablemente la versión más famosa del mito sea la saga de "El anillo de los nibelungos", de Richard Wagner, una titánica ópera de más de 14 horas. El mayor cambio respecto al poema es el propio anillo, que es una mezcla de varias joyas de la mitología nórdica. "El anillo de los nibelungos" se divide en cuatro obras independientes, "El oro del Rin", "La Valquiria", "Sigfrido" y "El ocaso de los dioses". Aunque muchos autores consideran que las tres primeras apenas son un prólogo de la última, que contiene la mayor parte de los elementos de "La muerte de Sigrido". De hecho, volvemos a encontrarnos con una estructura que nos priva del supuesto protagonista durante la mitad del relato. La diferencia es que, en esta ocasión, es la primera mitad del relato. Wagner coge la mayoría de los elementos de su grandísima obra de las versiones más antiguas de la leyenda de Sigfrido, buscando una pureza pagana que en El Cantar de los Nibelungos ya no existía.

Esta obra de arte esta hoy día muy denostada por que gustaba a los nazis. Lo cual es bastante triste. Recordemos lo que decía Woody Allen "no puedo escuchar a Wagner mucho tiempo, me entran ganas de invadir Polonia".

Unos cuantos temazos:

EL ORO DEL RIN


¡¡LA CABALGATA DE LAS VALQUIRIAS!!


MARCHA FÚNEBRE DE SIGFRIDO


Sigfrido tiene un punto débil, muy similar al de Aquiles (en aquella época no existía en copyright ni las SGAE). Si bien tras bañarse en la sangre del dragón (el codicioso Fafner) obtuvo invulnerabilidad, hay un minúsculo punto en la espalda, en el cual una hoja de lino se le quedó pegada. Más tarde, el cruel Hagen Tronje le atraviesa la espalda con una lanza. Pero en realidad, su punto vulnerable no es ese. Por que lo que ocurre es que Sigfrido le cuenta todo a su amada y esta se lo dice a Hagen, engañada por sus palabras. Al igual que con King kong es la confianza y el amor lo que le mata, no una lanza.

¿Y que coño es un Nibelungo? Pues es una raza de enanos asquerosos, peludos y deformes que habitan en las entrañas de la tierra. Más tarde el nombre lo adoptan los nobles del reino de Burgundia.



En el mundo audiovisual, la historia de Sigfrido ha tenido una fortuna irregular aunque, en general, se ha respetado la esencia del personaje. no pondré clips de video por que querría convenceros de que vieráis las películas por vosotros mismos. Sin embargo, si tenéis curiosidad, podéis encotnrar numerosos clips en el youtube con una sencilla búsqueda.


"LOS NIBELUNGOS": La muerte de Sigfrido y la Venganza de Krimilda (1924) de Fritz Lang



La archiconocida superproducción épica de Fritz Lang, adorada por el Reich y que tanto ha dado que hablar a los críticos del mundo mundial. Considerada una obra maestra absoluta, nos encontramos con dos películas de tres horas cada una en la que se gastaron todo el dinero del mundo y más. Al parecer, si contamos la inflación, sigue siendo la producción más cara de la historia.

La adaptación que hace Lang (o su esposa, que fué la que escribió el guión) del cantar de gesta original es asombrosa, ya que lo traslada a la pantalla con fidelidad milimétrica. No hay un sólo pasaje que echemos en falta.

En mi opinión "La muerte de Sigfrido" supera, y con mucho, a "La venganza de Krimilda" ya que cuenta con una historia más lineal pero también más emocionante. La primera mitad de la película es la que posee verdadera magia y fantasía, pero yo me quedo con la segunda. Esos lios de faldas, esa conspiración espeluznante, esa tensión... la pulsión dramática de este segmento es, simplemente, perfecta.

Quiero hacer hincapié en el combate con nuestro amigo, el dragón Fafner. Aunque hoy día tiene un aspecto bastante acartonado, todavía resulta impresionante su gran tamaño y su ficisidad (la palabra existe, lo he comprobado). El combate resulta colosal, con fuego y fuerza por un lado y un Sigfrido decidido e inmisericorde en el otro, que acaba atravesando el ojo a la bestia con su espada.

"La venganza de Krimilda" resulta interesante desde el punto de vista cinematográfico, pero desgraciadamente carece de toda magia o elemento legendario además de resultar muchísimo más truculento y de moralidad dudosa. Aunque estos son elementos que ya aparecen en el cantar y que, por tanto, no pueden achacarse a la película.

Muy recomendable.

"EL TESORO DE LOS NIBELUNGOS" (1958) de Giacomo Gentilomo


En esta ocasión, los autores han tenido el buen gusto de incluir en la banda sonora temas de Wagner, algo que parece muy obvio pero a nadie parecía habérsele ocurrido.

La historia es una mezcla de la versión wagneriana, de la coge numerosos elementos (diálogos incluídos) y la película de Lang. El resultado final es, por desgracia, bastante mediocre.

A pesar de multitud fallos presupuestarios y momentos técnicamente bochornosos, la primera mitad de la película es bastante buena. Sí, de acuerdo, los escenarios son de cartón piedra y hay un montón de fallos de "racord". Pero se mantiene la tensión y el ritmo, los personajes son carismáticos y contamos con un relato interesante y profundo. Sin embargo, la segunda mitad es realmente decepcionante. Para empezar por que se cuenta todo de forma acelerada y confusa, mediante unos diálogos realmente estúpidos. Y el Deus Ex Machina final termina por destruir el relato, con una cueva que se derrumba "vete tú a saber por qué".

Una mezcla de una tarde de Ópera y una mañana de Peplum.

"LOS NIBELUNGOS": La muerte de Sigfrido y la Venganza de Krimilda (1966) de Harald Reinl



Veintitantos años después del estreno de la obra maestra de Fritz Lang llega su remake. por que no es una nueva adaptación de la obra original, sino un remake, que copia practicamente todo el vesturio y escenarios de la versión muda.

El guión es muy similar a lo que ya hemos visto. Sin embargo, encontramos algunos cambios. El que más me duele es el principio, que modifica completamente las aventuras en solitario de Sigfrido, convirtiendo a Alberich (rey de los nibelungos) en un pobre bufón que hace las veces de "secundario cómico" y reduciendo el enfrentamiento con Fafner a la mínima expresión. El final de "La muerte de Sigfrido" es muy tajante y varios elementos quedan "colgados" para pasarlos a la segunda parte.

La novedad más notable con respecto a la original de Fritz Lang es el sonido y el color. Pero la verdad es que para mi la diferencia no es tan grande. Al final lo único que cuenta es, como siempre, la historia, y al ser tan similar con su homólogo mudo, la comparación es inevitable. Una comparación que, simplemente, esta película no puede soportar. Falta emoción, falta desarrollo, falta épica...

Y lo peor: Sigfrido es un auténtico pánfilo con mofletes. ¿Tan difícil era buscar a un actor más digno?

Pero no nos confundamos, estamos ante una ENTRETENIDÍSIMA saga de aventuras mitológicas que todo amante del genero no puede perderse.

Un dato a tener en cuenta, es que la duración de cada una de las películas es inferior a las dos horas, lo cual, unido al cortante final de la primera parte, facilita el "efecto maratón". El papel de Atila es interpretado en esta ocasión por Herbert Lum (el mítico inspector Dreyfus de la Pantera Rosa, el Fantasma de la ópera de la version Hammer y el mismísimo Capitán Nemo). Y por cierto, sale Terence Hill interpretando a un valiente guerrero nórdico.

"EL REINO DEL ANILLO" (2004) de Uli Edel


Bochornosa producción televisiva carente de cualquier interés visual o argumental, que no aporta nada al mito ni a ninguna de sus versiones. Es cutre de principio a fin, sobre todo por ese triste pastiche que es el guión, tratando de trasladar la épica wagneriana y la literatura medieval a 2 horas de topicazos del peor cine de aventuras.

La actriz que hace de La Valquiria es nada menos que la Terminatrix de ese bodrio llamado Terminator 3. La imagen de dura guerrera supercaliente, la consigue a la perfección. Sus cualidades interpretativas ya son otra cosa.

Uno de los puntos que más me sorprendieron fué que Sigfrido, lejos de su típica imagen el perfecto ejemplo de la raza caucásica, fuera moreno y con la piel bronceada.

Malo con ganas.



Luego hay una versión cómica que es de lo peorcito que he tenido la desgracia de ver en mi vida... Sin embargo, no hay que desesperar. Tarde o temprano estrenarán un nuevo peliculoide ¿y quien sabe? ¡Quizás sea el mejor de todos (aunque lo dudo horrores)!.


Asi que como diría un dibujo animado: "aprender también puede ser divertido". Acercaos un poco al mundo de la mitología germana, en serio... ¡¡Es trágico, mágico, metafísico y tétrico!! ¡¡Es legendario, ancestral y genial!!

HE IS THE GODDAMN SIGFRID

3 comentarios:

Milgrom dijo...

Una posible nueva empresa para del Toro sería una adaptación, con la espectacularidad que necesita, del Cantar.

Kike dijo...

Del Toro está ocupado hasta el 2014, habría que buscar un nuevo candidato...

fumanchú dijo...

Uwe Boll es nuestro hombre!!

saludos
y mejoresemele de la gripe!