(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 20 de noviembre de 2008

La originalidad (que título tan poco original)

Antes de empezar, una noticia de alcance:

¡¡LA PELI DE HE-MAN RESUCITA!! ¡Y de mano del director de KUNG-FU PANDA! Maldita sea, con lo que mola esa peli... sí, sí, hay serias razones para ponernos cachondos. Creo que junto a la POSIBLE VERSIÓN CINEMATOGRÁFICA DE EARTHWORM JIM no hay absolutamente ningún otro proyecto en el panorama actual que cause tanto interés en mi persona. Y eso incluye la tercera parte de Batman y El Hobbit, películas que pienso ver el día del estreno bien disfrazado.

Sí, va medio desnudo y monta a un gato verde. Pero es MUY MACHO, ¿entendido?

Y ahora vamos al tema que pretendo comentar: la originalidad.

Normalmente no suelo criticar las películas por que no sean originales. Lo hago sólo si pretenden serlo. Empiezo diciendo esto por que quiero comentar muchas cosas sobre esa cosa llamada o-r-i-g-i-n-a-l-i-d-a-d.

En clase, teníamos que traer una idea para un cortometraje que vamos a rodar. Debía ser barato y, preferiblemente, sin comedia (la jefa esta hasta los huevos de chistes malos).

Pues presenté una historia sobre un tio que habla con La Muerte. Me dijeron que "no era original". Pero es que nunca lo intenté. Es un típico relato del romanticismo. Sin embargo, tiene varios elementos diferenciadores, como cualquier cosa que escribe uno. Si nos ponemos así, De Palma lleva haciendo la misma peli 30 años. ¡Y ya no hablemos de las comedias románticas de Hugh Grant!

Y os pongo una foto de una Parca heavy con rayos que mola mucho.

Asi que me fijé en lo que habían escrito mis compañeros: todo plagado de "grandes ideas visuales", "giros inesperados", "desenlaces asombrosos" y "personajes que no son lo que parecen". No me gustó.

La originalidad es un valor, por supuesto que lo es. Pero no el único.

La fidelidad, en mi opinión TAMBIÉN es un valor que muchos ignoran. Esto es algo que he querido decir siempre a todos esos guionistas que en los extras del dvd dicen "la fidelidad no es importante". Sí, lo es, otra cosa es que sea lo MÁS importante. Hay que poner la película por encima del original, pero no hacer cambios sin razón. Un director que se centre sólo en la fidelidad al adaptar una novela (o un relato, un tebeo, un videojuego o lo que sea) probablemente la cague, ya que son formatos diferentes. Pero si tienes un material inicial que es bueno ¿por que modificarlo? ¡Añade y quita sólo cuándo sea necesario!

La cruda realidad.

El ejemplo obvio es El Señor de los Anillos. Querer transladar los seis libros palabra por palabra a la pantalla es una memez. Pero convertir a Gimli en un bufón ridículo o meter a los fantasmas asesinos en Minas Tirith, también es una memez. Otro ejemplo es Troya. ¿Era necesario quitar personajes? Sí. ¿Era necesario reducir 10 años a 15 días? No.

Con la originalidad pasa un poco lo mismo, pero a la inversa. Mientras que el anterior es universalmente vilipendiado por guionistas (y amado por fans), la "originalidad" es una especie de Santo Grial que todos buscan, sin importar los conejos asesinos o monstruos de dibujos animados que halla por el camino. Si no es (o no parece) original, no vale.

Mucho trabajar y poco jugar hacen que por mucho madrugar no amanezca más temprano.

La calidad de las películas no se mide con una "media aritmética". Sólo cuenta el conjunto, no las partes. Hay errores y virtudes que, en ocasiones, es legítimo ignorar. Por que si lo que veo es un bodrio, me importa tres cojones la dirección artística, al igual que si la peli es la hostia me da lo mismo que halla algún error de casting.

Por eso es bueno tener en cuenta la dichosa originalidad, por que ayuda a tener un producto bien hecho... pero no debe considerarse una cualidad mágica que transforma el plomo en oro.

La realidad es que la gente debería centrarse en escribir primero buenas historias y después en que estas sean diferentes y no al revés. Entre eso y los "finales sorpresa" no ganamos para disgustos.

¡Toma sorpresote!

¿En serio la "novedad" merece tanto la pena? ¿Estás dispuesto a sacrificar el ritmo o la coherencia (cosas, en mi opinión, mucho más importantes) a cambio de una supuesta originalidad? Yo creo que esto es una chorrada.

¡¡Por favor, después de 50 años de televisión, 100 de cine y 3000 de cultura escrita, LA AUTÉNTICA ORIGINALIDAD YA NO EXISTE!! La cuestión está en como escojas y como mezcles los elementos que ya tienes.

Hoy día las pelis de hollywood son clónicas. Esto es una desgracia a muchos niveles. Para empezar, por que sufrimos demasiado a menudo el "vista una, vistas todas". Y para seguir por que promueve la creencia de que hay que buscar vías completamente inesperadas para resolver los acontecimientos. Lo cual es absurdo. Para resolver los acontecimientos de un guión hay que buscar siempre la MEJOR vía.

Al final, la originalidad no es para tanto. Y es que la mayoría de películas que nos molan no suelen ser nada "originales".

BONUS TRACK:

Una escena que ya es mítica de la graaaaan serie "Big Bang Theory". Disfrutadla.

5 comentarios:

Hermanos Encinas dijo...

Muy buna exposición tio. Suerte con tus nuevos guiones!

Dorgo dijo...

Creo que la peli de He-Man llega en estos tiempos porque se rueda en cuatro días bajo un croma verde o azul y porque dicen que no quedan ideas frescas (cosa que no me lo creo) en Hollywood.

¿Cuántos remakes y secuelas más vamos a sufrir?

Jefe Dreyfus dijo...

yo fui a ver la peli de Los Masters del Universo al cine en su momento.. tendría que hacerme una camiseta con esta frase!

Haciendo Amig@s dijo...

Yo pienso que con tanto genio visionario empeñado en hacer pelis que cuentan cosas rocambolescas, llenas de giros imprevisibles y totalmente ilógicos... hacer una historia de corte clásico es el colmo de la originalidad. Hay que tener cojones para rodar una historia que no sea un circo de sorpresas para gente con déficit de atención y que necesita un sobresalto cada cinco minutos para mantener el interés en lo que le estás contando.

key dijo...

y yo que iba a decir que me pareció original este artículo. diré que de los pocos que leí sobre el tema es el que más me ha gustado. de acuerdo en todo.