(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 21 de octubre de 2008

Superconcurso Star Wars: La saga de Mario Parra

¿¿AUN NO HAS MANDADO TU SINOPSIS PARA EL SUPERCONCURSO STAR WARS?? ¡¡AUN ESTÁS A TIEMPO, MALDITA SEA!! ¡¡HAZLO AHORA!! NO DEJES PASAR ESTA OPORTUNIDAD... ¡EL SUPERCONCURSO STAR WARS TE NECESITA!



Nuestro amigo Mario nos envía sus aventuras espaciales con motivo de la competición friki de La Guerra de las Galaxias. Nuevamente, se trata de un relato cómico.

Entiendo que las paridas molan y que son más fáciles de escribir, pero para este pequeño experimento creativo, preferiría aventuras pretendidamente "serias" (aunque el resultado final sea exagerado, o absurdo) que encajaran con la película de 1977.

Al parecer, Mario se ha currado mucho sus sinopsis, por que entendió que la idea era hacer "una historia graciosa, que no tuviera que ver con las pelis posteriores (...) y hacer con las secuelas algo parecido a lo que el cineasta hizo posteriormente con las precuelas: destrozar nuestros recuerdos de una saga llena de imaginación."

Sin embargo, también comenta que, si tiene tiempo, se pondrá con una saga menos cómica (recordad que no hay límite de versiones por persona). Asi que aquí tenéis las historias de Mario Parra. Disfrutadlas.

EL IMPERIO CONTRAATACA

En los famosos títulos de inicio de Star Wars, se nos explica que, tras la destrucción de la Estrella de la Muerte, nuestros tres protagonistas decidieron separarse y comenzar una nueva vida, cada uno por su lado.
Luke habita en un pequeño planeta repleto de campo, playas y chalets adosados, donde vive tranquilamente con su mujer, una alien que tiene varias extremidades, con las que puede cocinar, limpiar la casa y dar placer a Luke, todo a la vez. Skywalker se ha convertido en un ser perezoso, gordo y alcohólico, que sólo piensa en permanecer tumbado en su sofá mientras ve partidos de fútbol.
Han Solo y Chewbacca regentan un salón recreativo en un planeta llamado Planet Hollywood, donde tienen gran prestigio, ya que ganan millones cada día con dicho salón, especializado en simuladores de naves espaciales. El Halcón Milenario está guardado en su piso compartido.
Por su parte, Leia es madame en un club nocturno para extraterrestres, monstruos y cazarrecompensas. Ha engordado unos kilos, pero es feliz y gana mucho dinero.
R2-D2 y C3-PO han sido reducidos a chatarra y reutilizados en batidoras, lavadoras y televisores.
Todo parece tranquilo y normal, hasta que un día, nuestros tres protagonistas sufren atentados por parte del Imperio. Bobba Fett, el amo de llaves del chalet de Luke, intenta matarle, pues resulta que se trata de un cazarrecompensas contratado por Darth Vader, pero Luke consigue reducirle y sacarle información sobre el nuevo emplazamiento de la base imperial; no obstante, la mujer alien de Luke resulta malherida y fallece. Por otro lado, el salón recreativo de Han Solo y Chewbacca, explota, cuando ambos van a abrirlo un día, ante sus propios ojos, como consecuencia de una bomba colocada en su interior. Leia se ve obligada a cerrar el burdel que regenta, por impago de impuestos, algo a lo que ella se niega, pero cuando los cobradores, acompañados por soldados del ejército imperial, se disponen a arrestarla, ella logra escapar en una mininave.
Luke se pone en contacto con el resto y quedan en una taberna, en un planeta remoto, fuera del control de los soldados del Imperio. Solo y Chewbacca, en el Halcón Milenario, recogen a Leia, y todos se dirigen hacia el citado planeta. Tras unos minutos en la barra del bar, contándose anécdotas y haciendo chistes sobre Darth Vader, Luke les dice a sus compañeros el paradero de la nueva base Sith, situada en una luna donde habitan unos seres peludos y monísimos llamados Ewoks.
En ese momento, Luke recibe una llamada a su móvil; se trata de Obi-Wan Kenobi, que le llama desde el más allá de los Jedi, y le dice que para terminar su preparación como Jedi, debe viajar a Dagobah, donde le esperan dos antiguos maestros Jedi, que le entrenarán para poder enfrentarse a Darth Vader y al Lado Oscuro. Acuerda reunirse con sus amigos en el planeta Bespin, donde se hallan varios rebeldes que les ayudarán en la batalla final contra el Imperio Galáctico. Luke se marcha a entrenar, y los demás, van rumbo a Bespin.
Luke llega a Dagobah, donde se encuentra con sus dos maestros: el señor Miyagi, un oriental que sabe artes marciales, y Mickey, un anciano decrépito que le ayudará a boxear. Tras días de intensos entrenamientos, Skywalker obtiene el cinturón negro de karate y se convierte en el mejor boxeador de la Galaxia, justo cuando sus dos maestros fallecen de muerte natural. El Jedi ya está listo y se dirige a Bespin, a encontrarse con los demás.
Pero durante esos días, cuando Han Solo y el resto llegan a Bespin, se encuentran con que los rebeldes se han vuelto a rebelar y ahora están a las órdenes del Imperio. Por tanto, el Halcón Milenario es capturado, y los héroes, separados. Leia es enviada ante Darth Vader a la luna de Endor, la base imperial, mientras que Han Solo y el Wookie, son destinados a Tattoine, donde se halla Jocántaro el Hutt, un ser mitad pulpo y mitad centollo, que gobierna este lugar, en el cual colecciona todo tipo de seres, y desea que Han Solo y Chewbacca sean disecados y formen parte de su museo.
Luke Skywalker se entera de lo sucedido y decide ir a rescatar a sus amigos.




EL RETORNO DEL JEDI

Luke se dirige primero a Tattoine, para rescatar a Han Solo. Se trata de un planeta desértico, donde tiene que enfrentarse con arenas movedizas, escorpiones y oasis donde aparece su mujer, que le insta a abandonar su misión. Pero él consigue llegar a la base de Jocántaro el Hutt, al cual derrota con un gancho de izquierda y el ataque de la grulla. Rescata a Han Solo, pero es demasiado tarde para Chewbacca, que ha sido convertido en una alfombra. Solo conoce el paradero de Leia, así que van en su busca.
Mientras tanto, en la luna de Endor, Darh Vader rebela a Leia que él es su padre, y le dice que con él tendrá todos los caprichos que desee, pues él es dueño de toda la galaxia. De este modo, convence a la princesa, que se funde en un abrazo con el Sith, mientras le dice que quiere un traje nuevo, el más caro del Universo.
Luke y Han llegan a la luna de Endor, donde se colocan una cinta roja en el pelo, se ponen ropa de camuflaje y se embadurnan con barro, para no ser descubiertos por los soldados. Se introducen en el edificio principal y allí, a base de disparos de pistolas láser y de machetazos, logran llegar a los aposentos de Darth Vader, que se está encerando el casco. Junto a él, permanece Leia, tumbada en una cama, con vestido nuevo y comiendo de un racimo de uvas. La princesa les cuenta lo ocurrido y le dice al Jedi que se una a ellos, pero Luke saca su sable láser y comienza una vibrante lucha contra Vader, a la que Han Solo asiste perplejo.
Tras unos minutos de pelea, el Sith, con su espada, corta las dos manos a Luke, y le expresa su deseo de que sea su aprendiz, ya que el Lado Oscuro le ofrece poder ilimitado, la capacidad de resucitar cuantas veces quiera, el dominio de toda la galaxia, descuentos en todas las tiendas, e hipotecas gratis, algo a lo que Luke no se puede oponer. Entonces, Vader, Luke y Leia, se funden en un emotivo abrazo, mientras Han Solo, que no ha perdido detalle, con lágrimas en los ojos, se acerca a ellos y se une al abrazo. Los otros tres le miran con cara de enfado, pero enseguida comienzan a reír a carcajadas.

FIN



RECUERDA, COMPAÑERO: TODAVÍA PUEDES MANDAR TUS PROPIAS SINOPSIS PARA EL SUPERCONCURSO STAR WARS... ¡EL INIGUALABLE E IRREPETIBLE SUPERCONCURSO FRIKI DE LA GUERRA DE LAS GALAXIAS! ¡¡APÚNTATE YA!!

BONUS TRACK:

El combate entre Hércules y la Hydra según Disney. La peli no me gusta mucho... ¡Pero esta escena es realmente mítica! Mitológica, incluso.




No hay comentarios: