(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 19 de octubre de 2008

Superconcurso Star Wars: La saga de Raúl Ruiz

¡Ya tenemos otra magnífica saga de La Guerra de las Galaxias!

Raúl Ruiz se ha esforzado en construir unas pelis originalísimas, plagadas de giros inesperados y nuevos personajes... Preparaos para algo completamente nuevo, por que sus historias rechazan completamente cualquier planteamiento posterior al "Star wars" de 1977 y lo amplía con un extraño universo de fantasía espacial.

Recordad que aun estáis a tiempo de mandar vuestras sinopsis para el Superconcurso star wars. Y atentos al premio para el ganador, por que la saga vencedora se convertirá en dos cutrecortometrajes realmente frikis.

Os dejo con los relatos del amigo Raul ¡Espero que os gusten tanto como a mi!


---------------------------------------------------------------------------------

HACE MUCHO TIEMPO, EN UNA GALAXIA MUY, MUY LEJANA...



Star Wars, 2º parte: La fuerza de cristal


ACTO I

Apenas han pasado unos meses desde la destrucción de la Estrella de la Muerte. Los rebeldes viven un tiempo de “paz”, pero siempre en constante alerta, desde su base en el planeta Yavin IV; Luke Skywalker aun siguiendo un entrenamiento riguroso sigue sin despertar la fuerza de su interior, y ya sin la existencia del asesinado Obi-Wan Kenobi sabe que él es el último Jedi.

Entre los rebeldes, el estado de frustración no es menos. La princesa Leia ha hecho público recientemente su embarazo para sorpresa de toda la colonia rebelde. El padre es desconocido, pero todos especulan sobre un posible padre fallecido en el extinto Alderaan. Han Solo y Chewbacca ahora son soldados y líderes de las filas rebeldes. En estos últimos meses, Chewbacca ha comenzado a sentir una fuerte atracción hacia la princesa, con el consiguiente consejo de “ella no es para ti, es imposible, ¡incluso está embarazada de otro hombre!” de su amigo y compañero Han. R2-D2 y C3PO no consiguen encontrar noticias frescas del imperio en ninguna red de la Galaxia. Parece que Darth Vader se haya esfumado, ni tampoco hay planes de ataque sobre la mesa.

Un día, una extraña nave aterriza cerca del palacio rebelde; de ella bajan una bella extraterrestre llamada Jan Vagayan y una joven con cuerpo de androide y cabeza de mujer llamada Almyss; han llegado al planeta para informar a la alianza rebelde que Darth Vader se acerca de Yavin con intención de arrasarla y llevarse con él a la princesa Leia. Luke percibe algo en ellas, y descubre para su sorpresa que Jan es una antigua maestra Jedi, y Almyss es su aprendiz.

Jan comenta al ansioso Luke que será un placer para ella enseñarle el camino de la Fuerza, mientras que Almyss viendo la preocupación de Han al ver que son tan débiles las fuerzas de los rebeldes, le habla de oídas sobre un pueblo numeroso dispuesto a ayudar a la alianza, cuya ubicación de su planeta es desconocida y apenas son conocidos como simplemente “los azules”, pero queda poco tiempo para más, pues alguien acaba de aterrizar…


ACTO II

Comienza la batalla. Las huestes del imperio han comenzado su ataque terrestre al palacio de la alianza. Han Solo y Chewbacca comandan las filas rebeldes y atacan a sus opresores por aire y tierra a través de las frondosas junglas de Yavin.

En una nave oficial, Darth Vader aterriza en el palacio para secuestrar a la princesa, pero Jan Vagayan y Almyss comienzan una encarnizada lucha contra el amo del imperio mientras afuera el imperio avanza contra los rebeldes.

Luke, luchando codo con codo en las filas, siente la extraña necesidad de volver al palacio, y una vez allí, se encuentra con Almyss muerta en el suelo y decapitada y Jan, a punto de ser ejecutada por Vader. Él se lanza en contraataque con su sable láser, pero Darth Vader de un plumazo le deja por los suelos y con el amado sable láser de su padre destruido. Justo en ese momento entra en la sala un general del imperio e informa a Vader que la princesa ha escapado en el Halcón Milenario junto a un Wookie y dos droides de protocolo.

Darth Vader se marcha entonces con un “volveremos a vernos, Skywalker” y este último corre a socorrer a Jan, escapando juntos de Yavin en la nave de la maestra Jedi. Han queda entonces con el resto del ejército rebelde defendiendo Yavin con las palabras de Almyss en su cabeza: los azules.


ACTO III

El Halcón Milenario aterriza en el planeta Yutaman por el consejo de C3PO puesto que es un lugar fresco y libre de amenazas del imperio. La princesa Leia da a luz en este planeta a su hijo, al que llama Saikros.

Chewbacca, enamorado perdidamente de la princesa, empieza a sentir una alta frustración; Darth Vader aprovecha la debilidad de la mente de Chewbacca para entrar en su cabeza, y empezar a susurrarle.

Luke y Jan llegan hasta Tatoonie. La idea del granjero es juntar fuerzas de mercenarios en Tatoonie y volver a Yavin IV para derrocar al imperio. Pero Jan tiene algo que proponerle. Ella le cuenta que es imposible detener a Vader con métodos y artes Jedi, y habla de una Fuerza alternativa llamada Fuerza de cristal, la cual es más compleja pero más efectiva que la Fuerza Jedi. Luke había esperado el momento de evolucionar la Fuerza de su interior, así que acepta aprender esas nuevas y extrañas artes de la Fuerza.

Han Solo huye de Yavin cuando ve que todo está perdido y que el imperio ha acabado vorazmente con los restos rebeldes. Según el diario de la plataforma de aterrizaje, el Halcón se encuentra en el planeta Yutaman; cuando llega, descubre que el imperio ya está allí, y que la princesa enojada lanza insultos contra Chewbacca, cabizbajo al lado de Vader. Ambos suben la rampa que conduce hasta la nave de Vader, y éste lleva a Saikros en brazos. Justo entonces se da la vuelta, y ante la mirada horrorizada de la princesa al ver que se lleva a su hijo, Vader confiesa: “Tú eres mi hija, Leia”. La princesa queda perpleja.

Han Solo ve y escucha todo esto escondido mientras ve que Vader se va junto con Chewbacca en su nave. La princesa Leia y los droides quedan entonces a merced de cuatro soldados del imperio con órdenes de matarla, pero Han hace su aparición y con unas docenas de disparos y sangre fría, acaba con los soldados. Escapan del planeta en el Halcón Milenario camino de la nave rebelde más cercana. La princesa quiere saber dónde está Luke, pero Han se encoge de hombros.

Poco después toma la decisión de ir en busca de ese planeta desconocido, todos piensan que Han está loco. Pero no escucha comentarios, sólo tiene en su cabeza las palabras de Almyss…



Star Wars, 3º parte: El movimiento celeste

ACTO I

Han pasado 15 años. En todo este tiempo, los ataques de los rebeldes contra el imperio han sido cada vez más numerosos, por un solo motivo: Rescatar a Saikros de las manos de Darth Vader. Saikros se ha convertido en un poderoso discípulo de Vader. Desconoce totalmente sus orígenes, aunque poco le importa. Se dirige a Mos Eisley, en Tatoonie, con una escuadra y una poderosa carga en su nave: Un Wookie llamado Chewbacca.

Chewbacca será ejecutado en Mos Eisley ante todo el mundo para demostrar a este rebelde planeta el poder del imperio; Una vez allí, al asombro de todos los presentes Saikros desenfunda su sable láser dispuesto a dar el tajo final al viejo Wookie, pero una fuerza invisible le impide mover su brazo, y comienza a sentir que su muñeca está siendo aplastada.

Alza la vista y ve acercarse a dos personas, vestidas con túnicas totalmente blancas cuyos rostros no están a la vista, y a continuación, una escuadra de rebeldes emerge de todas partes y atacan a los soldados del imperio. Vader recibe las noticias del ataque y desde su nave imperial comienza a mandar lanzaderas hacia Tatoonie. En medio de la escaramuza, Saikros, rabioso, se encara contra los dos opresores de túnicas blancas. Resulta que estos dos seres también poseen sables láser, pero su hoja es totalmente blanca.

Saikros con coraje lucha contra ellos bajo ambos fuegos; una explosión cercana levanta una nube de arena que ciega por un momento a Saikros. Cuando vuelve a abrir los ojos la princesa Leia está a su lado cogiéndole del brazo. “Saikros, soy yo, ¡soy tu madre, ven con nosotros!”, le exclama, mientras con la otra mano dispara hacia la línea enemiga. Saikros confundido se aparta de un palmetazo del lado de ella, y ésta desaparece entre cortinas de polvo y explosiones; Saikros no comprende nada, pero sabe que en medio de una guerra no encontrará ninguna respuesta, así que huye hasta una de las lanzaderas y vuelve a la nave imperial donde está Vader.

La batalla de Mos Eisley termina y la alianza rebelde ha vencido, dejando libre a Chewbacca, el cual vuelve al lado de la alianza.

La princesa Leia se acerca hasta los dos seres de blanco para darles las gracias y éstos apartan sus mantos para descubrir sus rostros ¡Eran Luke y Jan! Leia abraza a Luke con todas sus fuerzas, no era para menos, habían pasado 15 años desde la última vez que se vieron; pero justo ella en ese momento, cambia el gesto de su rostro y le da una sonora bofetada. Se marcha, dejando a Luke sorprendido y confundido. Quiere ir tras ella, pero Jan le detiene cogiéndole por el brazo. Luke y Jan vuelven entonces a Puerto Mishiis, la luna donde gracias a los maestros Medichiis, habían aprendido y perfeccionado la Fuerza de cristal; allí mantienen una reunión con sus maestros, explicando Luke que éste era el momento de atacar y derrocar al imperio, pero uno de los maestros decide que es mejor que Luke vuelva con la alianza rebelde y trabaje como espía, ya que no se fían de ella.

Luke acepta este cometido a regañadientes, sabiendo que nada raro ocurre en la alianza rebelde y sospecha un poco de los Medichiis; en otro lugar, Saikros avanza a paso veloz hacia los aposentos de Vader, buscando una explicación a la confesión de la mujer en Mos Eisley.

Vader no escucha sus preguntas, sólo le dice que encontrará respuestas si aniquila a Luke Skywalker. Saikros no comprende nada y se siente irritado con Vader, pero acepta sus órdenes.


ACTO II

Luke ha llegado al planeta Quexin-Arr, nueva base de la alianza rebelde. Allí asiste al juicio de Chewbacca y pregunta a C3PO qué ha hecho el pobre Wookie para verse sometido a un juicio.

El androide le contesta que hace 15 años el viejo Wookie traicionó a la princesa Leia, cuando dijo a Vader a través de su mente dónde estaban escondidos, según confesó él. Leia está allí, sin apartar sus ojos de Chewbacca, con un gesto entre odio y tristeza. Luke percibe ese odio en ella…, ¿será cierto lo que dicen los Medichiis? La alianza podría estar en peligro siendo controlada por la iracunda Leia…

Luke decide quedarse allí unos días más e informar poco a poco a los maestros Medichiis de sus descubrimientos. Descubre también que Han Solo ya no está entre ellos, que se marchó hacía años para ir en busca de un planeta inexistente, un desertor, le llaman los soldados de la alianza; Leia pasa el resto de esos días cada vez más iracunda, y sin decidir aún el destino del encarcelado Chewbacca. Sus planes son siempre los mismos: asaltar la flota imperial y así debilitar a Darth Vader. Pero Luke explica a la alianza que está preparado para enfrentarse a Vader junto con Jan Vagayan, y que una vez derrotado Vader, el resto será mucho más fácil. La alianza está de acuerdo con la idea de Luke, y éste marcha entonces de vuelta a la luna de Puerto Mishiis junto con R2D2 para avisar a Jan.

Cuando regresa, percibe que algo no va del todo bien allí. Está todo vacío, como ausente, y no hay ningún maestro Medichii por los alrededores. Algo no va bien. Luke desenvaina su sable láser, caminando por pasillos y encrucijadas vacías…, siente que le poder de Jan se desvanece y al cruzar una puerta, ve como antaño ocurrió con Almyss, a Jan muerta en el suelo. Saikros está de pie junto a ella. Luke siente entonces un odio absoluto hacia él y esgrime su espada contra la suya. Saikros y Luke luchan frenéticamente. Luke ya había luchado contra él en Tatoonie pero la ausencia de Jan estaba patente esta vez. “¡Así que tú eres ese tal Luke Skywalker!” exclama Saikros “¡Tuve que matarlos a todos para averiguar dónde estabas, pero nadie quiso confesar tu paradero! Lord Vader dijo que tu muerte me daría las respuestas que anhelo…, ¡y saber al fin quién es esa mujer de la escoria rebelde que dice ser mi madre!” Luke queda paralizado… “¿Es Leia la que dice ser tu madre? Entonces, entonces tú.., ¡yo soy tu padre!” Saikros es el que ahora queda paralizado… “Yo pensé que Leia nunca llegó a tenerte…” se lamenta Luke “Pero entonces…, ¡eres el heredero de la princesa Leia!”

Saikros guarda su sable láser “Padre…” susurra. Saikros lanza un feroz grito y escapa corriendo de allí. Luke intenta ir tras él, pero él ya ha huido de aquella luna en su nave. Luke va entonces hacia su nave. Allí le está esperando R2D2 para transferir su mensaje hasta la base rebelde. Luke no dice nada sobre el hijo de Leia en su mensaje, sólo ordena atacar lo antes posible a la flota imperial. La alianza obedece y prepara su escuadrón para atacar…

Saikros llama por radio a Darth Vader desde su nave, pero un comunicado de uno de los capitanes le dice que Vader se encuentra en el planeta Necris, supervisando las obras de su nuevo palacio imperial; Saikros da media vuelta y se dirige hacia allí.

La alianza no podía estar más contenta. Al mando de la princesa Leia, las naves se preparan para la que posiblemente será la batalla de liberación de la Galaxia. Saben que sus fuerzas no son grandes, y derrotar a la flota imperial no será el final, pero si un buen tormento; Leia da órdenes estrictas sobre la estrategia a seguir en el ataque a la flota imperial. Deja constancia de que quiere vivo a Saikros, el aprendiz de Darth Vader, por encima de todo. Desde Quexin-Arr comienzan a despegar las naves, cuyos tripulantes tal vez jamás vean de nuevo esa tierra…

Gracias a R2D2, Luke puede seguir el rastro de Saikros a través de la Galaxia. Le sigue hasta el planeta Necris. Allí se esconde a cierta distancia de la nave de Saikros. Éste ha aterrizado en lo que parece un enorme templo rodeado de andamiajes y grúas mecánicas. El planeta es territorio aún virgen, pero todo está repleto de soldados, escuadrillas y la extensa escolta de Vader. Luke sigue sigilosamente a Saikros, que en ese momento entra en el edificio en construcción con paso firme.


ACTO III

“¡Lord Vader!” exclama cuando bajo el techo semi construido y demás aparejos ve a su tutor rodeado de lo que parecen ser arquitectos. Darth Vader hace ademanes con la mano para que todos los arquitectos se retiren “¡Tú! ¡Tú me engañaste! ¡Ese Luke Skywalker es mi padre!” Saikros desenvaina su sable láser “Tú lo sabías todo, ¡y me ordenaste matar a mi padre!” Vader saca su sable láser con parsimonia “Sólo querías respuestas…, yo te las di” Vader ataca velozmente a Saikros y éste devuelve todos los golpes con una destreza casi igualada.

La lucha entre maestro y aprendiz se vuelve salvaje y vengativa. Saikros saca fuerzas de todo su dolor y finalmente, de un sablazo arrebata el arma de Vader. De otro sablazo, Saikros golpea a la máscara de Vader. La máscara de Vader comienza a expulsar vapor y presión y no le queda más remedio que quitársela; Saikros no puede asimilar lo que ven sus ojos, ¡Darth Vader es una mujer!

Vader aprovecha el momento de sorpresa para que de un veloz movimiento, arrebate el arma de Saikros y tirarle al suelo. Pero entonces aparece Luke con postura desafiante. Saikros se levanta del suelo y recoge su arma. Siente odio tanto hacia su padre como a Vader, pero el odio a Vader es aún mayor, así que decide luchar al lado de Luke para derrotar a Vader.

La alianza se encuentra sumida en una batalla contra la flota imperial. Aquí y allí caen naves como moscas y poco a poco las fuerzas flojean; pero para sorpresa de muchos la alianza rebelde destruye toda la flota imperial. Es una victoria importante, pero aún queda mucho por ganar en la Galaxia. Por lo pronto la alianza rebelde junto con la princesa Leia vuelven a Quexin-Arr para festejar la victoria.

Vader explica brevemente a sus amenazantes su posición en toda esta historia…, de cómo cuando era reina de la Galaxia fue expulsada cruelmente por pertenecer al reverso tenebroso, de cómo los últimos Jedis, el padre de Luke, junto con Obi-Wan Kenobi le hicieron frente y la transformaron en lo que es ahora, de cómo mató al padre de Luke y de cómo Obi-Wan Kenobi le arrebató a Leia como una última esperanza para la Galaxia. Luke intenta contenerse, pero el descubrimiento de la muerte de su padre a manos de Vader le hacía enloquecer de furia. Saikros y Luke unen sus fuerzas para destruir a Darth Vader, y finalmente la vieja Sith cae…

“Se acabó” suspira Saikros. Pero Luke no guarda su sable láser. Mira a Saikros con no mucha solemnidad “Lo siento, hijo” y a continuación atraviesa a Saikros con su sable láser, dándole así la muerte “Eras un Sith, y el odio te llevaba, igual que a mí…” Una sombra tapa el dintel de la puerta, Luke se da la vuelta y oye una afable carcajada, ¡era Han Solo! Él y un inmenso ejército de seres de dos metros de tez azul han arrasado todas las huestes del imperio en este planeta. Con la flota vencida y el resto abatido en tierra, la fuerza del imperio se ha visto seriamente mermada, la alianza ha vencido.

Finalmente, la princesa Leia viaja hasta Necris para celebrar junto con el desaparecido Han Solo y los azules la victoria definitiva de la alianza rebelde. Luke entonces se acerca hasta leia, la besa en la mejilla y le susurra algo al oído “Ódiame, pero era malvado y tenía que hacerlo…, lo siento” Acto seguido, Luke monta en su nave, y sin decir adiós se marcha. Leia no comprende nada, pero al entrar en el templo a medio construir, ve el cadáver de Saikros y rompe a llorar.

Tras el funeral de Saikros, Leia impone una nueva orden a la alianza: Perseguir y capturar a Luke Skywalker. Las naves despegan pues, listas para la búsqueda…

FIN


¡Gracias a Raúl por esta emocionante y sorprendente aventura! ¿Se te ha ocurrido otra historia galáctica a ti? ¡¡Mándala ahora al Superconcurso star wars!!

No hay comentarios: