(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 23 de septiembre de 2008

SCARFACE es un apodo guay

Todos hemos filtreado alguna vez con el crimen al colarnos en el metro, llamar a un telefonillo y luego huir, pisar el cesped, tirar basuras, llamar a los semáforos y no cruzar, o cosas aun más estúpidas y pueriles como traficar con armas de fuego. Pero por suerte, muy pocos de nosotros somos mafiosos. Aunque, si lo fuéramos, nos gustaría que nos llamaran "caracortada". Y es que "caracortada" es, sin lugar a dudas, el mejor apodo posible para cualquier gangster.

Asi que, antes de que la bofia me capture, voy a daros unas cuantas lecciones sobre de donde sale el nombre de SCARFACE.



En la vida real, sólo existió un único e inmitable "caracortada". Un tipo siniestro que llego a ser el dueño de los bajos fondos.

Me refiero, claro está, al infame Al Capone, el gangster de la ley seca por excelencia y enemigo mortal de Eliott Ness. Un tipo que, a pesar de traficar con cerveza (ya ves tu que tenebroso), tenía a sus espaldas miles de crímenes terribles (lo cual ya es bastante más tenebroso). El apodo se lo ganó por una pequeña cicatriz que le cruzaba la mejilla izquierda.

El tio estaba gordo y calvo, pareciéndose bastante a George Constanza. Además sus labios eran gordotes. Vamos, que no tenía pinta precisamente de "tio duro" aunque más tarde lo interpretara Robert De Niro.

Como todos sabéis, le detuvieron por evasión de impuestos. Pasó una buena temporada en la cárcel de Alcatraz, demenciado por la sífilis. Más tarde, sufrió un derrame cerebral y murió de neumonía en una casita que tenía en la playa.


Aunque lo cierto es que su apodo nunca trascendió, ya que él prefería que le llamaran por su nombre de pila "Al". Además, cuando uno se imagina a un "caracortada" ESPERA que tenga una inmensa y repugnante herida a lo largo del rostro, y no una diminuta cicatriz.


El primer "caracortada" de ficción pertenece a la genial película SCARFACE de 1931. En esta película se nos cuenta el relato de Tony, un inmigrante italiano que para ganarse la vida se mete a matón, convirtiéndose más tarde en el líder de la organización que le contrató. Es la típica historia de "auge y caida de señor del crimen", sólo que en esta época no era tan típica. De hecho, fue con este filme y "Enemigo público" como se definieron las claves del género.

Además, parte de esta película ayudó a inspirar el personaje de "Dos caras", ya que se pasa toda la película lanzando una moneda al aire. Por cierto ¿nadie dice nada del personaje de Bardem en "No es país para viejos"? ¿NADIE? Ya os vale, hermanos Cohen...


El películo este ha envejecido muy bien y todavía tiene momentos realmente potentes, como esos asesinatos "fuera de campo" o la idea de relacionar acontecimientos reales de aquellos días con la ficción cinematográfica. Aquí, "caracortada" es el protagonista y se le llama más por este nombre que por el suyo auténtico. Al fin había nacido el mito.


Cincuenta años después, el GRAN Brian de Palma rodó un remake bajo el mismo título, protagonizado por Al Pacino. Aquí fué traducida vilmente como "El precio del poder".

El protagonista es Tony Montana y ya no es italoamericano, sino latino. La película renuncia a la elipsis y muestra toda la violencia en primer término, sin tapujos. En líneas generales, respeta el argumento de la original pero lo modifica a su gusto para adaptarlo al mundo moderno.

Al igual que en su predecesora, se incluyen eventos históricos en la trama, relacionándolos con el protagonista. Esto incluye noticiarios, personajes reales, o acontecimientos relacionados con la inmigración cubana. A propósito de la inmigración cubana, el guión es tan duro con la sociedad latina de Miami que esta obligó a De Palma a incluir un mensaje anticastrista al inicio del filme. Dicho mensaje queda claramente como un pastiche, dada la ambigüedad moral y política de toda la historia.

Desgraciadamente el término "caracortada" sólo se menciona una vez en toda la película, durante la primera mitad cuando Tony aun es un sicario. Pero mola por que acabas sintiendo empatía por este granujilla, aunque sea un hijodelagranputa asesino sin escrúpulos que trafica con cocaína.

Los tios son muy horteras y llevan unas pintas totalmente ridículas, muy al contrario que el los años 30 que hasta el más miserable bastardo parece un pincel. La banda sonora eléctronica, más allá de unos algunos momentos que encajan bien con la tensión que tienen lugar en pantalla, es una basura total. Sin embargo, se incluyen algunas canciones bastante buenas.



La película mola, está muy bien hecha y es tan dramática como brutal. Además posee algunas escenas realmente memorables, especialmente aquellas en las que la ira del protagonosta estalla. Un momento mítico es hacia el final, cuando Tony está sentado en su "trono", hastiado y rodeado por montañas de cocaína. También tenemos muy buenos diálogos. Como al principio, durante el interrogatorio al que se ve sometido por inmigración. Eso sí, es un poco larga y algo aburrida por momentos. Da la sensación de que la trama está algo "estirada".



Hace poco sacaron un videojuego al estilo del GTA. Yo no he jugado pero, al parecer, es excelente, muy al estilo del de "El padrino", que sacaron hace poco.

Por supuesto, no podía pasar sin incluir un villano de Batman...

Muchos habrán descubierto que voy a hablar de Caracortada y Muñeco, dos personajes de poca importancia que, sin embargo, han cometido auténticas atrocidades en las viñetas desde su primera aparición en los 80.


Scarface es una MARIONETA dirigida por un ventrilocuo con problemas de autoestima ("muñeco"). El ventrilocuo en cuestión tiene doble personalidad, una es un idiota cobarde y la otra un genio criminal. Para vencerlo, el caballero oscuro normalmente recurre a cargarse el muñeco, aunque siempre lo repara o construye otro. Se da a entender al lector que, tarde o temprano, será Scarface quien mate al ventrilocuo. Tétrico ¿verdad?

Desafortunadamente, no hay ninguna historia de Scarface y el Ventrilocuo realmente memorable, pero es (son) personaje(s) bastante interesante(s). Quizás la mejor sea su primera aparición en la serie de animación, tan siniestra como en los comics y que recuerda al mejor cine negro de los años 30.



Y RECUERDA, AMIGO: ¡NO TE METAS NUNCA CON CARACORTADA...! (cualquiera de ellos)

2 comentarios:

Jefe Dreyfus dijo...

los malos molan más!

Jack Shadow dijo...

¿No mato el Joker en uno de los cara a cara a muñeco? tengo mala memoria. Máscara negra y el Sombrerero loco son mis malos favoritos e incomprendidos de Batman.
Adoro la mafia, no hace mucho que termine de ver la serie de los Soprano, los Gansters siempre se llevan algunos de los mejores apodos, como Jackie el filoso, Tres dedos, Labios Manlis, Oklahoma Jack, Egan la rata, el piernas, los geniales "Don" o el mítico apodo "Cerebro" que era atribuido a John torrio (el maestro de capone) también llamado El zorro o Papa johnny, le tenemos que agradecer el símbolo del pez muerto que quería decir "Ahora duerme con los peces" la mafia es un recurso de buenas historias interminable.