(7 años de extravagantes aventuras)

viernes, 29 de agosto de 2008

Guillermín despierta al ejército dorado


Como muchos han dicho ya, "Hellboy II: el ejército dorado" es, realmente, la segunda película de Guillermo del Toro tras "El laberinto del fauno". Hasta ahora, no había tenido la oportunidad de soltarse la melena. Y, en mi opinión, estamos ante una gran película. Sin embargo, es más que probable probable que decepcione a los que busquen un entretenimiento fácil. Intentaré explicarme...

Uno de los puntos fuertes de esta secuela es que realmente no es una secuela. Puedes disfrutarla perfectamente sin haber visto la primera parte. Además, son relatos muy diferentes, con un tono muy diferente, en las cuales los héroes han de superar problemas muy diferentes. Eso sí, la fidelidad al tebeo es aquí prácticamente nula, al contrario que en la primera parte.

Recordemos que este, es, sobre todo, un filme de personajes. La(s) historia(s) de amor no aparece(n) gratuitamente, sino que son una parte fundamental de la trama, asi como las duras decisiones que los protagonistas se ven obligados a tomar.


Esta es también una película de monstruos en el sentido más amplio del término. Monstruos de todos los tamaños, colores... y sabores. Pero, eso sí, más humanos que los humanos. Ninguno de nuestros bichejos favoritos pierde protagonismo respecto al título previo, e incluso alguno gana papel. La nueva incorporación al equipo, el doctor Johann Krauss (el medium ectoplásmico en un traje de contención) resulta ser un cabrón genial y divertidísimo, esencial para el desarrollo de los acontecimientos.

Toda la mitología que rodea el mundo de Hellboy ha evolucionado, acercándose más a los tebeos de Mignola. Ahora nos encontramos en una especie de versión de los años 90 plagada de magia y fantasía... aunque dicha magia está amenazada con desaparecer por siempre.

El alma de esta historia está basado en las relaciones personales entre los distintos seres que pueblan el mundo de Del Toro y el odio que siente la civilización hacia todo lo que considera "diferente". Eso sí, el mayor fallo que se le puede achacar al filme es su falta de interés por el conflicto propuesto, que parece tangencial (una guerra entre la civilización y la magia podría haber dado mucho más de sí).

Desgraciadamente, el Príncipe Nuada de los Elfos tiene un papel bastante discreto y no resulta ni lo bastante desagradable ni lo bastante molón. Esto no significa que su personaje no esté bien definido en el papel, sin duda tiene carácter. Y uno de los detalles más acertados de su personalidad es que REALMENTE se comporta como todos nos imaginamos un elfo de fantasía clásico. Lo que ocurre es que no es importante dentro de la propia película, ni siquiera para los seres feericos, que lo ven como un vestigio del pasado en lugar de un lider temible.


Otro punto de interés es el sentido del humor. Es fácil reirse. Reirse mucho. Los chistes están bien incluidos y funcionan. La primera mitad, sobre todo, es muy animada. Es en la segunda mitad (donde se desarrollan más las inquietudes temáticas de Del Toro) cuando se pierde un poco el ritmo, para ganar en profundidad. Algunos pueden ver esto como una virtud, aunque a mi me parece un defecto grave.

La mejor escena es, sin duda, cuando cierto pez pensante y cierto demonio rojo, totalmente borrachos, canturrean Can't Smile Without You. En esta aparente chorrada cómica se ocultan sentimientos que todos hemos experimentado alguna vez. Y sólo por eso, ya merece la pena el precio de la entrada.

Ahora bien, quiero aclarar que resulta francamente OFENSIVO quelos elementos mitológicos de este filme se comparen con las versiones cinematográficas "El señor de los anillos", "Harry Potter", "Narnia" o cualquier obra audiovisual moderna. Por que cualquiera que conozca de verdad el folclore y las leyendas en las que se basa Del Toro (y que también forma parte de nuestra propia cultura) descubrirá que todas esas situaciones, personajes y lugares existen desde hace miles de años y estan magnificamente adaptados en el filme.


El estilo visual es una maravilla, tal y como se veía venir por las imágenes de producción y los trailers. Todas las criaturas (y hay muchas, y muy variadas) tienen un aspecto único y personal, rebosantes de vida. La mejor de estas criaturas es, sin duda, el señor Wink que, desgraciadamente, tiene un papel muy reducido en el producto final. Los escenarios son increibles, como si se tratara de las ilustraciones de un libro de cuentos. La fotografía de Guillermo Navarro es estupenda, permitiéndonos disfrutar de un espectacular delirio y consiguiendo, de paso, ese misterioso contraste entre las tinieblas y el color dorado.

Le falta "algo", no lo negaré. Quizás se nota demasiado que es la segunda aprte de una trilogía que, quizás, jamás llegue a completarse. Pero, repito, que sigo considerando esta como una gran película.

Lo mejor: El sentimiento constante de "cine de aventuras clásico". El universo bizarro de Guillermo del Toro y Mike Mignola, inolvidable.

Lo peor: Que la guerra con la que se nos amenaza nunca parece importante, sino anecdótica. Durante el tercio final prima más la melancolía que la emoción.

Quizás no sea el mejor título de acción de la década. Pero si andáis en busca de verdadera fantasía, esta es vuestra peli. No lo dudéis ni un segundo.

7 comentarios:

Nimphia Smith dijo...

Esta tarde iré a verla. Soy fan de los comics de Mignola y de Del Toro, así que no puede decepcionarme.

Charles X dijo...

La verdad es que la vi de pre estreno (GRACIAS FNAC!!!) y me gusto bastante. De contento dibuje el careto de nuestro rojo favorito.
Creo que nos volvimos contentos a casa y es lo único que cuenta.
Un saludo

Angel dijo...

Aunque es obvio que el comic es mucho más oscuro que las dos películas, estas son cojonudas también. Es una gozada en lo visual, y muy entretenida. Otro positivo para Guillermo del Toro!!!

Haciendo Amig@s dijo...

¿Los robotitos de el ejército dorado no les recuerdan un poco a los Casshern?

¿Y el señor del bosque no parece sacado de "La princesa Mononoke?

La película es una gozada.

Quimera dijo...

Es malísimo el chiste de Frodo... ¬¬

Te gustará saber que fui a ver finalmente El Caballero Oscuro. Y he de decir que sí, me gustó. Por supuesto, no es la mejor de Batman, pero es una buena película ^^.

Hasta más ver...

Kramelman dijo...

Todavía no he podido verla por DIos! Y leyendo tu crítica me han entrado más ganas!!!

A ver si saco tiempo y la veo ya!

Por cierto, sigue así con el blog, me encanta :D

Igor Von Slaughterstein dijo...

Muy buena, aunque me decepcionó un poco tanto cachondeo y el toque infantiloide. Es verdad que algunos chistes funcionan de lujo (esa sesión de borrachera con canción de ciertos dos personajes), pero a veces me llegaron a sobrepasar.

El rollo de ambientación, mosntruos y manejo de la acción si que es una maravilla. Como siempre en Del Toro.

Saludos!!