(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 25 de marzo de 2008

PELÍCULAS QUE NUNCA FUERON (VI)

Lo estábais esperando. Lo estábais deseando. Al fin, listo para todos vosotros, la epopeya de-fi-ni-ti-va. Una peliculaza que nunca existió. Tras cinco entregas de filmes clásicos más o menos decentes he decidido dar un vuelco en esta entrega. Os presento una peli reciente y además MUY casposa. Pero no cualquier peli, maldita sea, sino aquella que TODOS deseamos ver (y jamás veremos)...


EN BUSCA DEL IMPERIO COBRA (2005)

¡Sí! Tras las peticiones de numerosos fans y el gran éxito de la versión cinematográfica de "El Señor de los Anillos", la Fantastic Factory decidió apostar por una película de aventuras de fantasía basada en el popular juego de mesa. El presupuesto de la película fué muy limitado y se optó pro contratar actores desconocidos y rodarlo todo en escenarios. El director sería un experto en estas lides: por supuesto hablo del mismísimo Juan Piquer, que salió de su retiro para hacerse cargo del proyecto. En realidad la película fue producto de una hábil estratagema comercial, ya que apareció a la vez que se reeditaba el juego original. Sin embargo el resultado final es bueno y merece la pena comentarlo.

La historia comienza con la voz en off del inmenso Constantino Romero narrándonos la historia del planeta Ceaf (clara analogía de "CEFA"), un mundo lejano que se encuentra en un estado de civilización similar a nuestra edad media. Las gentes de Ceaf viven en tres grandes islas (Hyrca, la Tierra de Hielo, Vendha, la Tierra de Arena, Khytya, la Tierra de la Maleza y la Isla de la Bruma) y sus gentes conviven en paz y armonía. Sus habitantes rezan a extraños dioses que pronto descubrimos, son en realidad extraterrestres con una avanzadísima tecnología que ayudan desinteresadamente a estas personas. Un día, llegan nuevos dioses, que instalan su base en una de las islas (que a partir de ese día se conocerá como "la isla cobra"). Los nuevos visitantes se hacen llamar el "Imperio Cobra" y pronto logran dominar a todos los pueblos libres de Ceaf, así como asesinar a los viejos dioses, que deben recluirse en sus templos en el cielo (estaciones espaciales muy lejanas).
El Imperio Cobra se vale de los terroríficos "Hombres Cobra" para mantener el orden y siguen sin miramientos los designios de la Cobra de Plata, una figura metálica inmensa con grandes poderes y una profunda voz.
Al fin conocemos a nuestros protagonistas: hablo por supuesto de los héroes de las tres islas, Darius, Aartung y Rilah, que tars visitar al oráculo descubren que deben encontrar, respectivamente, el Hacha de Plomo, la Espada Mágica y el Amuleto de la suerte. Hasta aquí todo es exactamente igual que en el juego lo cual deja una agradable sensación de complicidad. Sin embargo, la película pronto se desmarca con el argumento a continuación. Los tres personajes se conocen en la Ciudad de Cristal (en realidad la Ciudad de Plata, recordemos que el Palacio de Cristal era otra cosa) donde han viajado en busca de respuestas a sus misiones. La ciudad está vacía y todos parecen haber muerto. En ese momento unos se encuentran con otros y están a punto de matarse cuando ataca el Gran Dinosaurio lo cual provoca una emocionante batalla que termina con la alianza indisoluble de los héroes y la muerte del animal que, descubrimos, es un robot fabricado por las cobras. Nuestros protagonistas encuentran a un anciano moribundo que les cuenta que para hallar sus armas deben buscar al gigante Polifemo.
Así comienza el viaje por mar, que dura un huevo. Mientras navegan, resulta que Rilah es una especie de chica-ninja-árabe y esta bastante buena así que claro, se genera un triángulo amoroso en mi opinión algo forzado. En la lejanía ven a los Gigantes del Viento pero estos no les atacan. Llegan hasta polifemo y parece que va a tener lugar otra batalla pero en lugar de eso, Aartung, que sabe su idioma (ya que él es de Khytya), logra convencerle de que les de información sobre las armas para acabar con las malvadas cobras. Efectivamente, hallarán lo que buscan en el Templo de las Mil Puertas. Tras esta demostración de inteligencia. la relación de Aartung y Rilah se refuerza mientras que Darius queda en un segundo plano lo cual le cabrea bastante.
En ese momento descubrimos que los espías robot del Imperio Cobra han averiguado la situación e intenciones de los héroes y por tanto, La Cobra de Plata envía una nave con varios Hombres Cobra para detenerlos.
Tras superar las pruebas, trampas y laberintos del Templo de las Mil Puertas, al fin aparecen las míticas armas... ¡¡Que resultan ser armamento de ultimísima tecnología!! Este, sin duda, me parece el peor cambio de todos. El "Hacha de Plomo" es una especie de mazo con poderes eléctricos, la "Espada Mágica" una ametralladora láser y el "Amuleto de la Suerte" una extraña caja con un gran botón.
Inmediatamente hallan los artefactos, la Nave Cobra aparece y tiene lugar una escaramuza que parece imposible de ganar ¡Los Hombres Cobra son demasiados! Aun con todo, las armas dan buena cuenta de muchos enemigos. Finalmente, Rilah pulsa el botón del Amuleto de la suerte... ¡Y aparece la nave de los buenos dioses! ¡Y es EXACTAMENTE IGUAL que la que aparece en la carta del juego!
Por desgracia Darius es captuado y enviado a presencia de La Cobra de Plata. Allí descubrimos que La Cobra de Plata es en realidad un ordenador que sigue las instrucciones de Ordaait, una hermosa bruja alienígena con aspecto de diva de los 50 que logra tentar a Darius...
Mientras tanto, Rilah y Aartung hablan con el líder de los extraterrestres "Zeus-6" (un nombre no muy original, la verdad) que les dice que deben tener confianza en sí mismos y bla, bla, bla. Finalmente, los alienígenas dejan a los protagonistas en la Isla Cobra.
Rilah y Aartung tratan de infiltrarse en la fortaleza pero se encuentran con Darius que quiere indicarle sun "camino secreto". Por supuesto les lleva hasta la mazmorra ¡Traición! Por supuesto, el trato consistía en firmar la paz o algo así, pero claro, es todo una engañifa ¡Quien iba a decirlo! Darius también acaba en el calabozo, desolado y de esta forma los tres personajes se encuentran reunidos nuevamente y nuevamente desarmados. Mientras, resulta que la Cobra de Plata se revela ante Ordaait y la mata, tomando el control de la situación. Y harta de este mundo, se dispone a mandar un ataque masivo contra las tres grandes islas para borrar toda forma de vida inferior y fundar un nuevo y mejorado Imperio Cobra.
Darius, para redimirse, busca una forma de que todos escapen, por un pasadizo especial. Tras esto mata a los guardias y encuentra las armas. Le da a Rilah el Hacha de Plomo ya que él ya no se considera digno. Y tras desenfundar su vieja espada, se lanza contra los Hombres Cobra, muriendo heroicamente para que Rilah y Aartung puedan ir hasta la Cobra de Plata. Efectivamente llegan, pero la batalla no será tan fácil, ya que la Cobra dispara rayos por los ojos, tiene un aliento helado y emite ondas sonoras terribles. Pero Aartung logra debilitar su "escudo de fuerza" haciendo uso de la Espada Mágica y Rilah le da el golpe de gracia con el "Hacha de Plomo". La Cobra estalla y la isla empieza a hundirse.
Los protagonistas están convencidos de que ha llegado su final pero, lejos de ser así, aparece el Nautilus, que les saca de ahí.
La película termina con la boda de Aartung y Rilah en Hyrca, la Tierra de Hielo, donde a la vez homenajean a su compañero caído. Todo narrado otra vez por Constantino Romero que termina diciendo algo así como "Los Héroes nunca mueren".

La distribución de la película fue espantosa. Apenas se proyectó en ocho cines en toda la península e inmediatamente después salió una cutre edición en dvd sin extras que se vendió con velocidad. Hoy día dicho dvd esta descatalogado y he sido incapaz de encontrar la peli en internet. Yo por suerte la vi en el Renoir el mismo día del estreno. La sala estaba vacía a excepción de un tipo con una camiseta de Iron Maiden. Quise volver la semana siguiente, pero ya la habían quitado.
A pesar de sus muchos fallos (sobre todo visuales ya que los efectos especiales dejan bastante que desear) "En busca del Imperio Cobra" es una divertidísima epopeya de aventuras para todos los públicos que debería ser más conocida. Uno de los mejores ejemplos del fantástico español.
De aquí a unos pocos años me aventuraría a decir que se convertirá en una "película de culto", de obligada proyección en expo-mangas y festivales como el de Sitges.

Pues esto es todo. Espero que la peli os haya gustado ¡Yo me lo he pasado pipa escribiéndola! De momento habrá que conformarse con la imaginación de cada uno. Si queréis ver más "películas que nunca fueron" podéis pinchar en cualquiera de los enlaces siguientes.

ENTREGAS ANTERIORES:

Mistery of the Bat-Man

Dungeons & Dragons: La Gran Aventura

La Leyenda de Sigfrido

El Hobbit

Ghouls & Goblins

6 comentarios:

Ryben dijo...

Magnifico, muy divertido, como todas las "peliculas que nunca fueron" anteriores.

No se como lo haces pero tus resúmenes son perfectamente coherentes y parece que esas peliculas existieron en realidad...lo cual da un poco de rabia a veces.

copepodo dijo...

Joooooo qué grande elimperio Cobra. ¡Viva CEFA! Si encuentro en el rastro el DVD con los extras te lo dejo a buen precio.

Juls dijo...

El Imperio Cobra, un juegazo, yo todavía lo tengo.
Y como no, merecedor de una gran película.

El Guardián dijo...

Hola Kike!

Si siempre me ha gustado esta sección (mi favorita de esta cojonudísima página), con esta película que no fue has tocado a fondo mi corazoncito, no solo por el juego del Imperio Cobra, sino sobre todo por nombrar a mi querido Piquer Simón. Me imagino perfectamente la película hecha por él. Un peliculón digno del juego original, sin duda. :)

Por otro lado quería felicitarte en general por el blog, al que soy asiduo aunque éste sea el primer comentario que haga; cosa que prometo cambiar.

Muchos ánimos y no abandones esta magnífica sección!!!

Kike dijo...

¡Muchas gracias a tí por seguir el blog!
¡Y gracias por apoyar esta sección tan minoritaria!

Mudanzas London dijo...

Como se llama la película y como la consigo no la encuentro.
Gracias.