(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 30 de marzo de 2008

LOS MONSTRUOS MOLAN


Se puede decir que la figura del monstruo es utilizada como un elemento mnemotécnico, ya que advierte de los peligros del mal y sus consecuencias, su poder está asentado en la fuerza de la imagen y el impacto que produce en la mente del hombre.

En este sentido lo que sale de normalidad deja una huella muy profunda en el aparato psíquico [...] De esta forma, el impacto psicológico de lo monstruoso esta basado en la anormalidad, pero también en torno al discurso que en torno a la figura del monstruo se ha creado, es decir, la apariencia en la mente humana evoca necesariamente la formulación de conceptos e ideas, de esta manera la forma amenazante, anormal y esporádica va a tener un significado fuera de la razón.

El monstruo produce en el hombre dos sentimientos encontrados: repulsión y fascinación, hay épocas que favorecen la propagación de mitos en torno a la figura monstruosa; mientras que en otras se repudia la misma figura; pero aún, atacada o desprestigiada la idea del monstruo continua a pesar de todo hasta el presente.

Fragmento de "Monstruos, anormalidad y exclusión", de Juan Carlos González Cruz.

No hay comentarios: